Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Despertar en un paraíso ibicenco

Despertar en un paraíso ibicenco

11 fotos

Ubicada en una península de tres hectáreas en Sa Ferradura, Ibiza, es una de las villas más exclusivas del Mediterráneo. Espectacular y un ejemplo de ahorro energético, esta casa está firmada por el arquitecto Jaime Romano, y la historia de su reforma se recoge en el libro 'Romano. Ibiza Summer Houses'

  • Vista de la piscina desbordante en la terraza sur, orientada al puerto de San Miguel.   Para Jaime Romano, reformar Sa Ferradura fue “una aventura”. Ubicada en un islote de tres hectáreas y conectada con tierra por una playa, la construcción con la que se encontró el arquitecto era un pastiche.
    1Vista de la piscina desbordante en la terraza sur, orientada al puerto de San Miguel.

    Para Jaime Romano, reformar Sa Ferradura fue “una aventura”. Ubicada en un islote de tres hectáreas y conectada con tierra por una playa, la construcción con la que se encontró el arquitecto era un pastiche.
  • La cubierta horizontal principal, de 750 metros cuadrados, da al mar y está conectada con la zona de la piscina y la casa a través del patio.  “Proyectada en los setenta, estaba inspirada en una casa que Onassis hizo construir en Grecia. Colocada en el punto más elevado, giraba en torno a un patio central. El diseño de base tenía una coherencia y permitía que las diferentes estancias se abrieran hacia los cuatro puntos cardinales. Con los años sufrió ampliaciones hechas sin mucho criterio”.
    2La cubierta horizontal principal, de 750 metros cuadrados, da al mar y está conectada con la zona de la piscina y la casa a través del patio.

    “Proyectada en los setenta, estaba inspirada en una casa que Onassis hizo construir en Grecia. Colocada en el punto más elevado, giraba en torno a un patio central. El diseño de base tenía una coherencia y permitía que las diferentes estancias se abrieran hacia los cuatro puntos cardinales. Con los años sufrió ampliaciones hechas sin mucho criterio”.
  • Detalle de la cubierta donde se puede apreciar el suelo natural de madera noble y gruesa pensado para que caminar descalzo por la casa se sienta como si se hiciera por la playa.  Romano y su colaborador Manel Landete propusieron recuperar la idea original del atrium, demoler los elementos añadidos y reinterpretar el torreón como nexo entre el jardín y la cubierta panorámica. El otro reto era la sostenibilidad. Romano bromea: “Sería absurdo pretender que una casa encima de un peñasco en pleno Mediterráneo pueda considerarse ecológica. Mi responsabilidad era minimizar su impacto sobre el entorno”.  rn
    3Detalle de la cubierta donde se puede apreciar el suelo natural de madera noble y gruesa pensado para que caminar descalzo por la casa se sienta como si se hiciera por la playa.

    Romano y su colaborador Manel Landete propusieron recuperar la idea original del atrium, demoler los elementos añadidos y reinterpretar el torreón como nexo entre el jardín y la cubierta panorámica. El otro reto era la sostenibilidad. Romano bromea: “Sería absurdo pretender que una casa encima de un peñasco en pleno Mediterráneo pueda considerarse ecológica. Mi responsabilidad era minimizar su impacto sobre el entorno”.
  • Vista de la escalera, muy ligera, de madera, y que conecta la cubierta con el patio central de la vivienda.  Para ello, utilizaron sistemas de iluminación de bajo impacto, instalaciones energéticas eficientes, un sistema de riego soterrado que permitiera reutilizar las aguas negras y rediseñaron el jardín con especies autóctonas. Además, convencieron a su cliente para trabajar con empresas locales. “Quería que la inversión repercutiera en la comunidad”. El resultado es esta villa turística, una de las más destacadas —y más caras— de Europa, que se recoge en el libro Romano. Ibiza Summer Houses (Carafernalia). rn
    4Vista de la escalera, muy ligera, de madera, y que conecta la cubierta con el patio central de la vivienda.

    Para ello, utilizaron sistemas de iluminación de bajo impacto, instalaciones energéticas eficientes, un sistema de riego soterrado que permitiera reutilizar las aguas negras y rediseñaron el jardín con especies autóctonas. Además, convencieron a su cliente para trabajar con empresas locales. “Quería que la inversión repercutiera en la comunidad”. El resultado es esta villa turística, una de las más destacadas —y más caras— de Europa, que se recoge en el libro Romano. Ibiza Summer Houses (Carafernalia).
  • Secuencia de espacios desde la fachada norte hasta la fachada sur a través del patio central.
    5Secuencia de espacios desde la fachada norte hasta la fachada sur a través del patio central.
  • El torreón, uno de los detalles clave de la casa. “Lo utilizamos como un elemento de conexión vertical entre el jardín y la cubierta. Vaciamos el interior y cambiamos la piedra exterior de la torre por una mampostería de piedra marés traída de Mallorca. La escalera es en hélice de acero inoxidable —el único material que protege estando en primera línea de mar— lacado en blanco”.
    6El torreón, uno de los detalles clave de la casa. “Lo utilizamos como un elemento de conexión vertical entre el jardín y la cubierta. Vaciamos el interior y cambiamos la piedra exterior de la torre por una mampostería de piedra marés traída de Mallorca. La escalera es en hélice de acero inoxidable —el único material que protege estando en primera línea de mar— lacado en blanco”.
  • Una de las bazas de Sa Ferradura es su espectacular colección de arte contemporáneo ibicenco. En la imagen, al fondo, la obra Futuros perdidos (azul), de Pedro Asensio.rn
    7Una de las bazas de Sa Ferradura es su espectacular colección de arte contemporáneo ibicenco. En la imagen, al fondo, la obra Futuros perdidos (azul), de Pedro Asensio.
  • Devolver el carácter mediterráneo al jardín fue uno de los grandes retos de la reforma. Hacerlo ornamental pero también funcional, que huyera de toda ostentación y recuperara especies autóctonas como el Pinus halepensis o el tamarindo.
    8Devolver el carácter mediterráneo al jardín fue uno de los grandes retos de la reforma. Hacerlo ornamental pero también funcional, que huyera de toda ostentación y recuperara especies autóctonas como el Pinus halepensis o el tamarindo.
  • Vista de una de las habitaciones de invitados orientada al jardín norte, flanqueada por “costillas” de madera que le dan privacidad.
    9Vista de una de las habitaciones de invitados orientada al jardín norte, flanqueada por “costillas” de madera que le dan privacidad.
  • En el baño destaca el mármol arrugado que juega con la luz que entra por todas partes.
    10En el baño destaca el mármol arrugado que juega con la luz que entra por todas partes.
  • Deck de madera en la terraza norte, ideal para la puesta de sol, con la vista de Cap Gord al fondo.
    11Deck de madera en la terraza norte, ideal para la puesta de sol, con la vista de Cap Gord al fondo.