Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El Palancar, el monasterio más pequeño del mundo

El Palancar, el monasterio más pequeño del mundo

11 fotos

El “conventito”, como se le conoce popularmente por los lugareños de la cacereña San Pedro de Acim, la localidad más cercana, fue fundado por San Pedro de Alcántara en el siglo XVI.

  • Arcos de la fachada norte enclaustrada entre la iglesia y el convento construidos ambos a lo largo del siglo XVIII.
    1Arcos de la fachada norte enclaustrada entre la iglesia y el convento construidos ambos a lo largo del siglo XVIII.
  • Interior de la iglesia que se construyo para albergar a los peregrinos que comenzaron a llegar al lugar tras la canonización de San Pedro en 1669.
    2Interior de la iglesia que se construyo para albergar a los peregrinos que comenzaron a llegar al lugar tras la canonización de San Pedro en 1669.
  • Detalle del claustro del convento del siglo XVIII donde residen cinco monjes de la orden de los franciscanos.
    3Detalle del claustro del convento del siglo XVIII donde residen cinco monjes de la orden de los franciscanos.
  • Puerta que da acceso al “conventito”, desde que se construyo la iglesia del siglo XVIII.
    4Puerta que da acceso al “conventito”, desde que se construyo la iglesia del siglo XVIII.
  • Claustro del convento fundado por San Pedro de Alcántara, con unas dimensiones reducidas a un escueto metro cuadrado en su interior.
    5Claustro del convento fundado por San Pedro de Alcántara, con unas dimensiones reducidas a un escueto metro cuadrado en su interior.
  • La pieza más grande del convento es la capilla de 6,25 metros cuadrados y 3,50 m. de altura. La artista Magdalena Leroux decoró sus paredes en 1962 al modo oriental con teselas de vidrio. La talla de San Pedro es del escultor Enrique Pérez.
    6La pieza más grande del convento es la capilla de 6,25 metros cuadrados y 3,50 m. de altura. La artista Magdalena Leroux decoró sus paredes en 1962 al modo oriental con teselas de vidrio. La talla de San Pedro es del escultor Enrique Pérez.
  • Escaleras que dan acceso al piso superior del convento.
    7Escaleras que dan acceso al piso superior del convento.
  • Cocina con enseres que rememora las cocinas del siglo XVII, cuando desarrolló San Pedro de Alcántara su misión pastoral.
    8Cocina con enseres que rememora las cocinas del siglo XVII, cuando desarrolló San Pedro de Alcántara su misión pastoral.
  • El refectorio no tenía ningún tipo de mobiliario. Los monjes comían arrodillados en el suelo y colocaban sus cuencos sobre los asientos corridos a lo largo de ambas paredes labrados en piedra.
    9El refectorio no tenía ningún tipo de mobiliario. Los monjes comían arrodillados en el suelo y colocaban sus cuencos sobre los asientos corridos a lo largo de ambas paredes labrados en piedra.
  • Celda de San Pedro de Alcántara, que dejó honda impresión en Santa Teresa que lo reflejó con estas palabras: "Lo que dormía era sentado y la cabeza arrimada a un maderillo porque su celda, como se sabe, no era más larga de cuatro pies y medio".
    10Celda de San Pedro de Alcántara, que dejó honda impresión en Santa Teresa que lo reflejó con estas palabras: "Lo que dormía era sentado y la cabeza arrimada a un maderillo porque su celda, como se sabe, no era más larga de cuatro pies y medio".
  • El jardín era también lugar de oración y recogimiento, como lo sigue siendo en la actualidad.
    11El jardín era también lugar de oración y recogimiento, como lo sigue siendo en la actualidad.