Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
India

Hijras, un viaje de ida y vuelta: del respeto a la marginación en India

13 fotos

Esta comunidad es una de las más desconocidas y estigmatizadas del mundo. La religión hindú no tiene una definición de géneros clara y desde la antigüedad, el llamado “tercer género”, ha disfrutado de reconocimiento social: se creía que tenían poderes y hasta se les asignaban altos cargos. Con la llegada del imperio mogol y luego el británico, pasaron a ser perseguidas y condenadas al ostracismo. Ahora luchan por recuperar su posición

  • La comunidad hijra es una de las más desconocidas y estigmatizadas del mundo. La religión hindú no tiene una definición de géneros clara y desde la antigüedad, el llamado “tercer género”, ha disfrutado de reconocimiento social: se creía que tenían poderes y hasta se les asignaban altos cargos. Con la llegada del imperio mongol y luego el británico, las hijras pasaron a ser perseguidas y condenadas al ostracismo. Muchas, rechazadas por sus familias, buscan hoy refugio en casas compartidas, donde están protegidas por las más ancianas.   En la imagen, Chitti (25), Sherma (27) y Heena (17) delante de su casa en Bukkaraya Samudram (estado de Andhra Pradesh). Chitti ejerce de gurú de la casa. Es decir, toma decisiones sobre la familia y se considera la más sabia de todas. "Encontrar un alquiler donde nos aceptasen no fue fácil. Compartimos vivienda entre 20  cheelas   (hermanas) y hacemos turnos para dormir, comer y trabajar", apunta.
    1La comunidad hijra es una de las más desconocidas y estigmatizadas del mundo. La religión hindú no tiene una definición de géneros clara y desde la antigüedad, el llamado “tercer género”, ha disfrutado de reconocimiento social: se creía que tenían poderes y hasta se les asignaban altos cargos. Con la llegada del imperio mongol y luego el británico, las hijras pasaron a ser perseguidas y condenadas al ostracismo. Muchas, rechazadas por sus familias, buscan hoy refugio en casas compartidas, donde están protegidas por las más ancianas.

    En la imagen, Chitti (25), Sherma (27) y Heena (17) delante de su casa en Bukkaraya Samudram (estado de Andhra Pradesh). Chitti ejerce de gurú de la casa. Es decir, toma decisiones sobre la familia y se considera la más sabia de todas. "Encontrar un alquiler donde nos aceptasen no fue fácil. Compartimos vivienda entre 20 cheelas (hermanas) y hacemos turnos para dormir, comer y trabajar", apunta.

  • Se están produciendo pequeños avances en políticas contra la discriminación de las hijras con la abolición de la ley 377 -que penalizaba prácticas sexuales “contra el orden de la naturaleza”- y el reconocimiento del  tercer género . Y se las empieza a ver en importantes festivales religiosos hindúes, como el Kumbh Mela y el Kuthandhavar, que concentran cada vez un mayor número de participantes.  Heena, en la imagen, trabaja pidiendo limosna en el mercado de animales de Anantapur (Andhra Pradesh). Entre la sociedad hindú se cree que los hijras tienen el poder de bendecir o maldecir según la cantidad de dinero que reciben. Al ser rechazadas por la mayor parte de los indios, tienen muy pocas oportunidades laborales y se dedican a mendigar o a la prostitución.
    2Se están produciendo pequeños avances en políticas contra la discriminación de las hijras con la abolición de la ley 377 -que penalizaba prácticas sexuales “contra el orden de la naturaleza”- y el reconocimiento del tercer género. Y se las empieza a ver en importantes festivales religiosos hindúes, como el Kumbh Mela y el Kuthandhavar, que concentran cada vez un mayor número de participantes.

    Heena, en la imagen, trabaja pidiendo limosna en el mercado de animales de Anantapur (Andhra Pradesh). Entre la sociedad hindú se cree que los hijras tienen el poder de bendecir o maldecir según la cantidad de dinero que reciben. Al ser rechazadas por la mayor parte de los indios, tienen muy pocas oportunidades laborales y se dedican a mendigar o a la prostitución.

  • Sheerma descansa debajo de la única cama que tienen en la casa donde reside junto a sus otras veinte  cheelas  (hermanas hijra), después de un duro y caluroso día de trabajo. Se refieren entre ellas y a sí mismas en femenino y suelen vestir con prendas tradicionales de mujer.
    3Sheerma descansa debajo de la única cama que tienen en la casa donde reside junto a sus otras veinte cheelas (hermanas hijra), después de un duro y caluroso día de trabajo. Se refieren entre ellas y a sí mismas en femenino y suelen vestir con prendas tradicionales de mujer.
  • A las hijras les encanta bailar y pasarse la noche en vela junto a los vecinos del barrio.
    4A las hijras les encanta bailar y pasarse la noche en vela junto a los vecinos del barrio.
  • En los textos sagrados del hinduismo a las hijras se las denomina  kinnars (Mahabaratha) . Antiguamente eran figuras muy respetadas y con poder. Con las colonizaciones casi desaparecieron de la escena pública, pero en la actualidad luchan por volver a ocupar su lugar social y hacerse respetar.
    5En los textos sagrados del hinduismo a las hijras se las denomina kinnars (Mahabaratha). Antiguamente eran figuras muy respetadas y con poder. Con las colonizaciones casi desaparecieron de la escena pública, pero en la actualidad luchan por volver a ocupar su lugar social y hacerse respetar.
  • Una hijra recibiendo donaciones a cambio de sus bendiciones durante el Kinnar Akhara del festival Kumbh Mela. En el 2019 se aceptó por primera vez en la historia que esta comunidad participara en este famoso y multitudinario evento religioso y cultural, que es, además, un espacio de encuentro entre las figuras más importantes del hinduismo que se celebra cada cuatro años.
    6Una hijra recibiendo donaciones a cambio de sus bendiciones durante el Kinnar Akhara del festival Kumbh Mela. En el 2019 se aceptó por primera vez en la historia que esta comunidad participara en este famoso y multitudinario evento religioso y cultural, que es, además, un espacio de encuentro entre las figuras más importantes del hinduismo que se celebra cada cuatro años.
  • Ritual del festival Kuthandhavar, en Koovagam (estado de Tamil Nadu). Durante su celebración, se realizan diversos rituales siguiendo los textos sagrados del hinduismo. La leyenda de Aravan, en el  Mahabaratha , asegura que el dios Shiva se transformó en mujer (Mohini) para casarse con Aravan, que al día siguiente debía ser sacrificado. La comunidad hijra se identifica con Shiva y durante el festival se sienten como diosas.
    7Ritual del festival Kuthandhavar, en Koovagam (estado de Tamil Nadu). Durante su celebración, se realizan diversos rituales siguiendo los textos sagrados del hinduismo. La leyenda de Aravan, en el Mahabaratha, asegura que el dios Shiva se transformó en mujer (Mohini) para casarse con Aravan, que al día siguiente debía ser sacrificado. La comunidad hijra se identifica con Shiva y durante el festival se sienten como diosas.
  • Las hijras hacen cola durante horas en el templo de Shri Koothandavar para asistir a la ceremonia de boda con el dios Aravan, que se celebra durante la puesta de sol. Este es uno de los días más felices del año para la comunidad.
    8Las hijras hacen cola durante horas en el templo de Shri Koothandavar para asistir a la ceremonia de boda con el dios Aravan, que se celebra durante la puesta de sol. Este es uno de los días más felices del año para la comunidad.
  • Cada año se concentran hijras de toda la India, incluso de otros países vecinos, durante el festival de Koovagam, que se celebra a principios de mayo, y es un lugar de encuentro cultural y religioso imprescindible para esta comunidad. "Estamos muy contentas de poder estar aquí hoy para casarnos con el dios Aravan", afirma la modelo Namitha Ammu, un referente del colectivo y gurú muy importante de la ciudad de Chennai.
    9Cada año se concentran hijras de toda la India, incluso de otros países vecinos, durante el festival de Koovagam, que se celebra a principios de mayo, y es un lugar de encuentro cultural y religioso imprescindible para esta comunidad. "Estamos muy contentas de poder estar aquí hoy para casarnos con el dios Aravan", afirma la modelo Namitha Ammu, un referente del colectivo y gurú muy importante de la ciudad de Chennai.
  • Al amanecer, las hijras participan en el ritual de viudez. Según la religión hindú, con él son obligadas a desprenderse de todo lo que poseen.
    10Al amanecer, las hijras participan en el ritual de viudez. Según la religión hindú, con él son obligadas a desprenderse de todo lo que poseen.
  • Siguiendo el ritual de la desposesión, las hijras se quitan las joyas y las flores que han usado durante la ceremonia del enlace matrimonial y participan en una dramatización en grupos familiares de  cheelas .
    11Siguiendo el ritual de la desposesión, las hijras se quitan las joyas y las flores que han usado durante la ceremonia del enlace matrimonial y participan en una dramatización en grupos familiares de cheelas.
  • Finalmente, la tradición dice que es necesario cambiar la vestimenta de colores por tejidos blancos, que marquen el estado civil de las hijras. En la sociedad hindú, una persona viuda está rodeada de estigmas y es un símbolo de desgracia.
    12Finalmente, la tradición dice que es necesario cambiar la vestimenta de colores por tejidos blancos, que marquen el estado civil de las hijras. En la sociedad hindú, una persona viuda está rodeada de estigmas y es un símbolo de desgracia.
  • Escena de la manifestación del día del orgullo gay en Mumbai celebrada el 2 de enero de 2019. Casi un mes antes, el 6 de diciembre de 2018, la Corte Suprema de la India había despenalizado la homosexualidad derogando la Ley 377 del Código Penal.
    13Escena de la manifestación del día del orgullo gay en Mumbai celebrada el 2 de enero de 2019. Casi un mes antes, el 6 de diciembre de 2018, la Corte Suprema de la India había despenalizado la homosexualidad derogando la Ley 377 del Código Penal.