Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Niños Afganistan

El hambre acecha Afganistán

9 fotos

La población de Afganistán vive en situación crítica, al menos 14 millones de personas se encuentran en lo que se define como "inseguridad alimentaria aguda" o falta de acceso a comida. Las organizaciones humanitarias (Unicef y PMA) estiman que un millón de menores de cinco años corre el riesgo de morir debido a desnutrición aguda severa si no se consiguen recursos para tratamiento inmediato

  • Sin fácil acceso al agua, alimentos y servicios básicos de salud y nutrición, los niños afganos y sus familias están soportando la peor parte de años de conflicto y la actual crisis, con la vuelta al poder de los talibanes. En Afganistán, 14 millones de personas se enfrentan a una inseguridad alimentaria aguda. En la imagen, Zakia, de un mes y medio, que sufre de desnutrición aguda severa con complicaciones, está siendo alimentada por su madre con leche terapéutica a través de una sonda naso gástrica porque está demasiado enferma para amamantar.
    1Sin fácil acceso al agua, alimentos y servicios básicos de salud y nutrición, los niños afganos y sus familias están soportando la peor parte de años de conflicto y la actual crisis, con la vuelta al poder de los talibanes. En Afganistán, 14 millones de personas se enfrentan a una inseguridad alimentaria aguda. En la imagen, Zakia, de un mes y medio, que sufre de desnutrición aguda severa con complicaciones, está siendo alimentada por su madre con leche terapéutica a través de una sonda naso gástrica porque está demasiado enferma para amamantar.
  • Según un último estudio de Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se estima que 3,2 millones de menores de cinco años sufrirán desnutrición aguda en 2021. Al menos, un millón de estos niños corren el riesgo de morir sin tratamiento inmediato. Las gemelas Aisha y Youssef, de cuatro meses, reciben atención médica y alimentos terapéuticos en el Hospital Regional de Herat, que cuenta con el apoyo de Unicef, para bebés que padecen desnutrición aguda grave (SAM) con complicaciones.
    2Según un último estudio de Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se estima que 3,2 millones de menores de cinco años sufrirán desnutrición aguda en 2021. Al menos, un millón de estos niños corren el riesgo de morir sin tratamiento inmediato. Las gemelas Aisha y Youssef, de cuatro meses, reciben atención médica y alimentos terapéuticos en el Hospital Regional de Herat, que cuenta con el apoyo de Unicef, para bebés que padecen desnutrición aguda grave (SAM) con complicaciones.
  • "Los niños están cada vez más enfermos y sus familias son cada vez menos capaces de recibir el tratamiento que necesitan. Los brotes de sarampión y la diarrea acuosa aguda que se propagan rápidamente solo agravarán la situación”, asegura Hervé Ludovic De Lys, representante de Unicef en Afganistán. En la foto, un niño con desnutrición aguda severa en una clínica del Equipo Móvil de Salud apoyado por Unicef y el PMA en el asentamiento de desplazados internos de Sabz-e-Shark, en Herat.
    3"Los niños están cada vez más enfermos y sus familias son cada vez menos capaces de recibir el tratamiento que necesitan. Los brotes de sarampión y la diarrea acuosa aguda que se propagan rápidamente solo agravarán la situación”, asegura Hervé Ludovic De Lys, representante de Unicef en Afganistán. En la foto, un niño con desnutrición aguda severa en una clínica del Equipo Móvil de Salud apoyado por Unicef y el PMA en el asentamiento de desplazados internos de Sabz-e-Shark, en Herat.
  • El 95% de los hogares en Afganistán no consumen suficientes alimentos, los adultos comen menos y se saltan las comidas para que sus hijos puedan comer más, según varias encuestas realizadas por el PMA. En el Centro de Alimentación Terapéutica para Pacientes Internos apoyado por Unicef en el Hospital Regional de Herat, Javid, de 15 meses, que sufre desnutrición aguda severa con complicaciones, recibe alimentos terapéuticos y atención médica.
    4El 95% de los hogares en Afganistán no consumen suficientes alimentos, los adultos comen menos y se saltan las comidas para que sus hijos puedan comer más, según varias encuestas realizadas por el PMA. En el Centro de Alimentación Terapéutica para Pacientes Internos apoyado por Unicef en el Hospital Regional de Herat, Javid, de 15 meses, que sufre desnutrición aguda severa con complicaciones, recibe alimentos terapéuticos y atención médica.
  • “Tenemos una gran preocupación por las decisiones desesperadas que los padres se ven obligadas a tomar”, lamenta Mary-Ellen McGroarty, representante y directora del PMA en Afganistán. “A menos que intervengamos ahora, la desnutrición solo se agravará. La comunidad internacional debe liberar los fondos que prometió hace semanas, o el impacto podría ser irreversible”. Junto al representante de Unicef en Afganistán, Hervé Ludovic De Lys, visitaron un centro de distribución de alimentos en la ciudad de Herat, donde se reunieron con familias que luchan por sobrevivir en medio de la sequía y la falta de trabajo.
    5“Tenemos una gran preocupación por las decisiones desesperadas que los padres se ven obligadas a tomar”, lamenta Mary-Ellen McGroarty, representante y directora del PMA en Afganistán. “A menos que intervengamos ahora, la desnutrición solo se agravará. La comunidad internacional debe liberar los fondos que prometió hace semanas, o el impacto podría ser irreversible”. Junto al representante de Unicef en Afganistán, Hervé Ludovic De Lys, visitaron un centro de distribución de alimentos en la ciudad de Herat, donde se reunieron con familias que luchan por sobrevivir en medio de la sequía y la falta de trabajo.
  • Con el invierno acercándose rápidamente, ahora es una carrera contra el tiempo para ayudar a las familias afganas que también carecen de acceso a agua potable y servicios de salud y nutrición. En la imagen, dos mujeres se registran en un lugar de distribución de alimentos del PMA en la ciudad de Herat. De esta manera podrán recibir raciones de alimentos. Más de 1.000 hogares reciben asistencia alimentaria en este centro.
    6Con el invierno acercándose rápidamente, ahora es una carrera contra el tiempo para ayudar a las familias afganas que también carecen de acceso a agua potable y servicios de salud y nutrición. En la imagen, dos mujeres se registran en un lugar de distribución de alimentos del PMA en la ciudad de Herat. De esta manera podrán recibir raciones de alimentos. Más de 1.000 hogares reciben asistencia alimentaria en este centro.
  • Las dos agencias de la ONU han mandado a Afganistán otros 100 equipos móviles de salud y nutrición más. Ya hay 168 equipos móviles que brindan un salvavidas para niños y madres en áreas de difícil acceso. En la imagen, dos hombres acarrean un saco de comida para sus familias en un puesto de distribución de alimentos de Herat.
    7Las dos agencias de la ONU han mandado a Afganistán otros 100 equipos móviles de salud y nutrición más. Ya hay 168 equipos móviles que brindan un salvavidas para niños y madres en áreas de difícil acceso. En la imagen, dos hombres acarrean un saco de comida para sus familias en un puesto de distribución de alimentos de Herat.
  • En la imagen, Hervé Ludovic De Lys, de Unicef y Mary-Ellen McGroarty, del PMA, visitan un Espacio Amigo de la Infancia, en un asentamiento de desplazados internos en las afueras de Herat. Alrededor de 120 niños y niñas asisten a actividades recreativas, clases de aritmética y alfabetización y reciben información sobre prácticas de higiene. Este es uno de los tres espacios adaptados a los niños en el campamento que ofrece un respiro a los más pequeños.
    8En la imagen, Hervé Ludovic De Lys, de Unicef y Mary-Ellen McGroarty, del PMA, visitan un Espacio Amigo de la Infancia, en un asentamiento de desplazados internos en las afueras de Herat. Alrededor de 120 niños y niñas asisten a actividades recreativas, clases de aritmética y alfabetización y reciben información sobre prácticas de higiene. Este es uno de los tres espacios adaptados a los niños en el campamento que ofrece un respiro a los más pequeños.
  • Alrededor de 14.000 familias se han asentado en el campamento de refugiados de Sabz-e-Shark desde 2018, después de haber sido desplazados debido a la sequía y el conflicto.
    9Alrededor de 14.000 familias se han asentado en el campamento de refugiados de Sabz-e-Shark desde 2018, después de haber sido desplazados debido a la sequía y el conflicto.