CREADO PARA JÄGERMEISTER
Contenido patrocinado por una marca

Los nuevos maestros de la creatividad del presente

La tecnología elevada a arte de Carlos Sáez, y la música electrónica como medio de reivindicación de la DJ y productora Alvva, dos ejemplos de constancia, superación y autoafirmación, valores celebrados en la nueva oleada de la campaña #BETHEMEISTER de Jägermeister.

La DJ y productora Alvva en su estudio.
La DJ y productora Alvva en su estudio.miguelTriano

Donde otros ven aparatos obsoletos, Carlos Sáez (Valencia, 1988) ve información. “Trabajar con desecho tecnológico, incluso digital, es una buena forma de analizar la experiencia humana”, explica este artista que se ha convertido en una referencia para entender nuestro presente. “Mi trabajo nace de reflexionar, y no de dar por hecho, sobre la presencia de la tecnología en nuestras vidas. No me refiero solo a las nuevas tecnologías, sino a todas: nuestra relación con la máquina, y ese impulso que nos hace querer crear algo que no nos ha dado la naturaleza, de ser madres y padres, de crear algo que funcione”, detalla.

Esa perspectiva le ha llevado desde a recuperar imágenes digitales olvidadas en la galería cloaque.org a interesarse por las posibilidades de alterar el cuerpo humano a través de lo tecnológico. “No intento explicar nada a nadie, sino expresar algo que me pasa en este entorno. Es un gesto sincero de alguien que le están ocurriendo cosas en una época muy marcada por la tecnología. Cuando abrimos un perfil en una red social, por ejemplo, ya estás modificando la percepción de otras personas con respecto a ti. Eso ya es un gesto tremendamente transhumanista, existe el deseo por esa naturaleza híbrida y esa libertad morfológica”. Un impulso artístico que no tiene un fin definido. “No quiero encontrarme con esa sensación de satisfacción por haber conseguido lo que buscaba. Un buen porcentaje del motor creativo es esa sensación de querer más. Intento encontrar una dirección más que una meta”.

Si Carlos Sáez se vale de la tecnología para reflexionar, la DJ y productora Laura Fernández, conocida en el mundo de la música electrónica como Alvva, la utiliza para agitar los cuerpos. Para ella, la condición de MEISTER es un reconocimiento a una labor de años. “Es fruto del trabajo que una hace, y una manera de resaltar que alguien trabaja por lo que le gusta”, explica desde Barcelona. “En mi caso, los DJs como yo llevamos un año y medio sin poder trabajar, sin pinchar en clubs, y siempre he tratado de seguir adelante, currando como si no hubiese pandemia o incluso más”.

miguelTriano

Tras hacerse un hueco en la escena electrónica, en clubs o festivales como Sónar, Alvva debutó como productora este año con el EP Ethereal Feelings, una muestra de su carácter ecléctico dentro de la música de baile. “Para mí pinchar y componer son dos placeres completamente distintos pero que tienen algo en común”, aclara. “Cuando estás haciendo música en tu estudio, aunque estés sola estás pensando en la pista, en cómo va a reaccionar la gente a eso que estás haciendo”. Su trayectoria también incluye el ser la impulsora del club Diverso en Barcelona, una apuesta por la mezcla de géneros bailables. “Como DJ dentro de la música de club yo me fijo en muchos géneros. Ha habido épocas en las que me nutro más de uno, otras de otro... Esa apuesta de probar cosas es el origen de Diverso”.

En un mundo tan masculinizado como el de la música electrónica, Alvva también ha querido compartir su conocimiento con otras mujeres. “A medida que iba haciendo cosas me daba cuenta de que en esta escena, como en muchos ámbitos, las chicas somos minoría, y que para que haya una paridad hay que aportar algo”, afirma. “Me pregunté por qué no enseñar lo aprendido hasta ahora para que las futuras DJs puedan tener mayores oportunidades más rápidamente. En 2020 me junté con el colectivo Sin Sync de Barcelona, una escuela para chicas y aliados, y estuve dando mi primer curso durante un mes, y ahora estamos desarrollando el siguiente. Me gusta poder aportar algo”.

Ensanchar los límites

Dominar una disciplina exige constancia, exigencia y personalidad. #BETHEMEISTER es el proyecto con el que Jägermeister nos descubre las historias de profesionales de distintas artes que han empujado los límites establecidos hasta lograr un trabajo único y rompedor, como la DJ y productora Alvva y Carlos Sáez.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS