Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Las mejores freidoras sin aceite para cocinar más saludable en casa a diario

Analizamos cuatro freidoras de aire caliente que se pueden utilizar con distintas clases de alimentos

Patatas, verduras, pescados o carnes: en estas freidoras sin aceite se pueden preparar todo tipo de alimentos.
Patatas, verduras, pescados o carnes: en estas freidoras sin aceite se pueden preparar todo tipo de alimentos.

*

Nuestra experta ha elegido la freidora sin aceite Philips Airflyer XXL HD9762/90 como la mejor de las cuatro analizadas porque su tecnología permite obtener excelentes resultados y disfrutar de alimentos saludables y crujientes.

Todos sabemos lo importante que resulta llevar una dieta sana y equilibrada. Sin embargo, en muchas ocasiones resulta difícil no renunciar a ciertos alimentos aun sabiendo que si los comes la ingesta calórica se dispara. Es lo que sucede, por ejemplo, con las patatas fritas o los rebozados. ¿Qué te parecería disfrutar de ellos reduciendo la ingesta de grasas? Comprar una freidora sin aceite es la solución.

Freidora sin aceite: cómo funciona

Como ya explicamos en esta otra comparativa elaborada hace un tiempo, la tecnología que aplican estos electrodomésticos se caracteriza porque utilizan corrientes de aire a altas temperaturas que cocinan y tuestan los alimentos. ¿La ventaja? El usuario no tiene que utilizar aceite, aunque en algunos casos se recomienda emplear una cantidad mínima para que los resultados sean mucho mejores.

Otra ventaja de las freidoras sin aceite es que incorporan varios programas automáticos adaptados a distintos alimentos, por lo que se pueden emplear con distintas elaboraciones que van más allá de las clásicas patatas, fritos y rebozados. El truco está en seguir las recomendaciones que el fabricante sugiere e ir ‘jugando’ con los tiempos y la temperatura para que el plato quede como a uno le gusta.

Comparativa de freidoras sin aceite: estos son los modelos probados

Los electrodomésticos elegidos son: Create Ikohs Fryer Air Pro (8,5), Moulinex Easy Fry Deluxe EZ401D10 (8,75), Philips Airflyer XXL HD9762/90 (9) y Tefal Actifry Genius Snacking FZ6115 (8,25). Se han valorado estos aspectos:

- Diseño: la calidad de construcción es importante, pero también el tamaño para facilitar su ubicación pues no todas las cocinas tienen las mismas dimensiones).

- Capacidad: cada cestillo posee una determinada capacidad que influye en las raciones a repartir. O visto de otra forma, para cuántas personas está pensada la freidora sin aceite.

- Fritura: lógicamente, el tipo de fritura que se elabora con una máquina de este tipo no es comparable al que se consigue con una freidora de aceite de toda la vida. Hemos comparado texturas, el crujiente de los alimentos, si quedan tiernos...

- Experiencia de uso: cómo se ha comportado la máquina, los programas preestablecidos que sugiere, si los alimentos se preparan de manera homogénea, su adherencia y limpieza (aunque lo habitual es que las piezas no eléctricas se puedan meter en el lavavajillas, es recomendable lavarlas a mano)

Mejor freidora sin aceite. Así las hemos probado

En las últimas semanas hemos utilizado cada una de estas freidoras sin aceite para comprobar cómo funcionan, qué resultados brindan y comparar resultados. Muslos de pollo, congelados y patatas fritas han sido los alimentos elegidos. Como hemos comentado anteriormente, es probable que al principio no consigas los resultados que esperas, por lo que se recomienda ajustar los tiempos de preparación y temperatura hasta dar con lo que te gusta.

La freidora sin aceite que ha conseguido la mejor puntuación es la Philips Airflyer XXL HD9762/90. La tecnología que emplea le permite ofrecer los mejores resultados y disfrutar de los alimentos de forma saludable y crujiente.

Freidora sin aceite Philips Airflyer XXL: nuestra elección

La ‘etiqueta’ XXL que acompaña al nombre de esta freidora hace intuir que se trata de un modelo grande. Y así es: pesa 8,1 kilos y sus dimensiones son de 433 x 321 x 315 milímetros. Disponible en color negro, presenta un excelente acabado, aunque si tienes pensado reservarle un hueco en la encimera de la cocina te recomendamos que la tapes con un trapo porque atrae el polvo fácilmente. Lo más destacable de este diseño es su panel táctil digital que se complementa con un dial de control para interactuar con el electrodoméstico.

*

FICHA TÉCNICA

-Programas de cocción preestablecidos : patatas fritas congeladas, carne, pescado, pollo entero y muslos de pollo

-Control de tiempo : hasta 60 minutos

-Control de temperatura : 40º-200ºC

-Potencia : 2.225 vatios

-Capacidad : 1,4 kg

-Funciones extra : además de freír, hornea, asa, cocina a la parrilla y recalienta

-Dimensiones : 433 x 321 x 315 mm

-Peso : 8,10 kg

-Otros : accesorio divisor sartén, libro de recetas, app NutriU, tecnología Twin TurboStar Rapid Air, display digital, tecnología Twin TurboStar Rapid Air, modo conservación del calor, desconexión automática, señal de listo.

La experiencia resulta agradable y enseguida te familiarizas con su funcionamiento. Así, cuentas con varios preajustes: seleccionarás uno u otro en función del tipo de alimento que prepares (patatas fritas, congelados, pollo, carne…,) aunque cuentas también con un modo manual para determinar los valores de tiempo (hasta 60 minutos) y temperatura (entre 40º y 200º).

Viene con una tabla que incluye los tiempos de cocción que es recomendable utilizar, sobre todo al principio, hasta que le coges el truco. Por ejemplo, los congelados y el pollo quedan con un punto crujiente que nos ha sorprendido (se lo debemos a una tecnología que la holandesa ha bautizado como Rapid Air) y las patatas fritas nos han gustado también. Es posible preparar grandes cantidades gracias a sus 7,3 litros de capacidad y al limpiarla se agradece que el accesorio de malla antiadherente se desmonte. Como extras, destaca un libro de recetas que puedes completar con la app NutriU.

*

Lo mejor: su gran capacidad, las recetas que sugiere y lo crujiente que deja los alimentos.

Lo peor: es la opción más cara y aunque sus cinco preajustes son suficientes, podría haberse añadido alguno más.

Conclusiones: esta freidora sin aceite, de gran capacidad, elabora los alimentos de forma homogénea y crujiente, ofreciendo la mejor experiencia de uso de todas.


Freidora sin aceite Moulinex Easy Fry Deluxe: la alternativa y mejor relación calidad-precio

Disponible en dos acabados (negro y acero inoxidable, nosotros hemos probado esta última versión), se trata de una freidora de aire sin aceite que destaca a primera vista por su tamaño compacto gracias a unas dimensiones de 338 x 333 x 278 milímetros. Mientras, sus 4,5 kilos permiten llevarla de un sitio a otro de la cocina con bastante comodidad. Con cuatro puntos de apoyo que garantizan una óptima adherencia a la superficie donde la colocas, el cesto donde introduces los alimentos tiene 4,2 litros de capacidad equivalentes a 1,2 kilogramos. Para cuatro personas está bien, incluso seis, aunque las raciones en este caso son pequeñas.

Además de freír, el electrodoméstico cuenta con las funciones de hornear, grill y asar. No obstante, nos hemos centrado en sus prestaciones como freidora y, en este caso, cabe decir que la experiencia ha resultado positiva y satisfactoria; uno de sus pocos ‘peros’ lo encontramos en que algunos alimentos, como los rebozados, se quedan ligeramente pegados. En cuanto al resto, la máquina cocina de manera homogénea y ofrece un punto crujiente que está bien conseguido. Nos llamó la atención que si en mitad de una preparación extraes la cesta para remover el interior, la máquina se detiene por completo: cuando vuelves a introducir el cestillo, lo ‘retomará’ donde lo dejaste.

Provisto de una potencia de 1.500 vatios, apagado automático y alarma, todo el display es táctil. Resulta intuitivo y no faltan los clásicos programas automáticos que ofrecen esta clase de productos. Aquí cuentas con estas opciones: patatas fritas, carne, gambas, pastel, pizza, pescado, grill y asar. Se limpia bien.


Freidora sin aceite Create Ikohs Fryer Air Pro

Fabricado en aluminio, acero inoxidable y plástico, este modelo de freidora sin aceite luce unos acabados que son correctos y su diseño de líneas rectas nos parece diferente. También –como en el caso de Moulinex– ofrece cuatro puntos de apoyo sobre los cuales descansa toda la estructura; de este modo, queda ligeramente elevada. Sus dimensiones son de 378 x 265 x 337 milímetros y pesa 5 kilos.

Comparte con sus contrincantes un panel que es sensible al tacto. No tienes ningún problema al interactuar con él. Desde este, tienes acceso al temporizador (seleccionable un tiempo máximo de 30 minutos) y el control de la temperatura (los valores oscilan entre los 80º y los 220º que aumentan o disminuyen de cinco en cinco grados según gires el selector a un lado u otro). Cuenta, además, con un programa manual y otros ochos ajustes que vienen preinstalados por defecto que son los siguientes: patatas fritas, costillar, pescado, gambas, muslos de pollo, pollo, pasteles y pan. Sobre todo, hemos utilizado esta freidora sin aceite para preparar patatas fritas, pescado congelado y muslos de pollo. ¿El resultado? De todos los modelos, ha sido el que más nos ha costado ajustar los tiempos de preparación, pero cuando lo consigues sus resultados son más que aceptables. La adherencia de la cesta es buena.

Aprovecha bien sus 1.500 vatios de potencia y la capacidad de su recipiente es de 3,5 litros que, traducido en raciones, son unas tres o cuatro. Otros datos de interés son: apagado automático y función de horneado.


Freidora sin aceite Tefal Actifry Genius Snacking FZ6115

Además de incluir un libro de recetas, puedes descargarte la aplicación Actifry. En este sentido, es la única junto a la freidora de aire sin aceite de Philips que incluye la opción de una app que, en nuestra opinión, tiene aspectos mejorables. En cuanto a los accesorios que la acompañan, tienes los siguientes: una pala removedora, una pequeña cuchara de plástico dosificadora por si quieres añadir un chorrito de aceite y un cestillo que se agradece para cierto tipo de preparaciones como las croquetas.

Como cabría esperar, no falta el display táctil digital para interactuar con el electrodoméstico y seleccionar de manera manual el tiempo o la temperatura (entre 70º y 220º); aunque siempre queda la opción de que la máquina lo haga por ti gracias a sus nueve programas automáticos: patatas fritas, empanados, rebozados, rollitos, albóndigas y verduras, pollo, postres, wok y cocinas del mundo. Que el electrodoméstico incorpore una tapa transparente es una buena idea, porque te permite controlar mucho mejor las elaboraciones. El otro detalle que nos ha gustado de su diseño es que el mango de la cubeta (con capacidad para 1,2 kilogramos) tiene un diseño retráctil.

Cumple con su función y las elaboraciones son bastante acertadas, aunque en ocasiones no tan homogéneas como a uno le gustaría. No obstante, su tecnología Dual Motion y sus 1.350 vatios de potencias responden, en líneas generales, bastante bien. Como detalles a mejorar: es más ruidosa que sus adversarias y la limpieza a mano cuesta un poco más. Dispone de función de conservación del calor.

*

¿POR QUÉ DEBES CONFIAR EN MÍ?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes... No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 31 de mayo de 2021.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS