Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores routers Mifi portátiles para disfrutar de conexión a Internet en cualquier lugar

Estos tres dispositivos de pequeño tamaño y peso ligero ‘llevan’ Internet a los lugares donde no hay red

Estos dispositivos son compactos y ligeros para transportarlos fácilmente.
Estos dispositivos son compactos y ligeros para transportarlos fácilmente.

Hoy en día, Internet ya forma parte de nuestras vidas y lo utilizamos para un sinfín de posibilidades y consultas en cualquier momento y lugar. Pensemos, además, que los dispositivos desde los cuales nos conectamos son cada vez mejores y más avanzados. También la calidad y la capacidad de estas conexiones. Sin embargo, hay situaciones en las que esta conexión no es posible o resulta deficiente como, por ejemplo, una zona rural o un lugar apartado. La solución pasa por adquirir un dispositivo que recibe el nombre de router móvil o router Mifi.

Routers MiFi ¿Cómo funciona este Wi-Fi portátil?

Estos accesorios presentan un diseño similar en cuanto a dimensiones y peso que facilitan su cómodo transporte. Construidos en plástico duro, incorporan una batería que proporciona un número determinado de horas de uso. De este modo, cuando la batería se agota, basta con recargarla para que el router Mifi esté disponible de nuevo. Ahora bien, para que la conexión a Internet sea posible necesitamos una tarjeta SIM de datos.

Lo habitual es, por otro lado, que varios dispositivos se puedan conectar simultáneamente y, que además de Wi-Fi, la conexión pueda llegar a través del puerto USB que integran. Mientras, el proceso de configuración y puesta en marcha suele ser intuitivo gracias a sus prácticos asistentes.

¿Cuál es el mejor Mifi del mercado? Estos son los modelos elegidos

Estos son los dispositivos seleccionados: D-Link DWR-932 (8,25), Huawei Mobile WiFi 3s (8) y TP-Link M7000 (8,75). Todos ellos comparten características comunes como que pueden utilizarse tanto en redes 3G y 4G. Por otro lado, operan en la banda de los 2.4 GHz y sus tasas de transferencia se sitúan en los 150 Mbps para la bajada y 50 Mbps para la subida.

Los criterios valorados en sus análisis han sido los siguientes:

- Diseño: desde el punto de vista de la calidad de construcción. Todos utilizan el plástico, pero se aprecian pequeñas diferencias.

- Autonomía: como sucede con los móviles, funcionan con una batería que hay que recargar.

- Configuración: la configuración y puesta en marcha de estos tres routers Mifi se caracteriza por su sencillez.

- Rendimiento: ¿cómo ha respondido cada uno de estos tres routers Mifi?, ¿la navegación a través de Internet es fluida? ¿se cargan rápido las páginas?

Comparativa: ¿cuál es el mejor router móvil Mifi?

Hemos utilizado a lo largo de varios días cada uno de estos tres dispositivos Mifi para comprobar cómo funcionan y qué tal ha resultado la conexión a Internet que proporcionan. Para ello, los hemos configurado siguiendo las indicaciones de sus respectivos manuales. Se han usado con un portátil y el uso que se han hecho de los mismos ha sido principalmente consultas de páginas web, acceso a redes sociales, correo electrónico y visualización de contenidos multimedia.

Todos han demostrado ser una opción a tener en cuenta para los usuarios que barajan la alternativa de un accesorio de este tipo. Sin embargo, el modelo TP-Link M7000 se ha desmarcado del resto, principalmente porque su autonomía es superior y su configuración nos parece la mejor.

Router Mi-Fi TP-Link

Este router portátil posee unas dimensiones de tan solo 94 x 56,7 x 19,8 milímetros. Está fabricado en plástico y se siente muy ligero. En el interior, el fabricante aloja una batería de 2.000 mAh de capacidad que se recarga a través del cable microUSB incluido en la caja. Se accede levantando la tapa posterior y, para ello, hay que ejercer un poco de fuerza. Justo debajo de esta batería, se encuentra la ranura donde introduciremos nuestra tarjeta SIM de datos: sin abandonar esta zona, pero en la parte superior, se indica la contraseña y el código SSID que por defecto van asociados.

*

FICHA TÉCNICA

-Interfaz: puerto microUSB para fuente de alimentación y ranura para tarjetas SIM

-Botones: encendido y reinicio

-Batería: 2.000 mAh

-Redes: 3G y 4G

-Tasas de transferencia: DL: 150 Mbps, UL: 50 Mbps

-LEDs: estado de Wi-Fi, estado de conexión a Internet, estado de la batería

-Dimensiones: 94 × 56,7 × 19,8 mm

-Otros: antenas internas, app tpMiFi, frecuencia 2.4 GHz, frecuencia inalámbrica hasta 300 Mbps, admite WPA-PSK / WPA2-PSK, filtrado inalámbrico de MAC, habilitar / deshabilitar la transmisión SSID y acceso para 10 dispositivos.

El botón de encendido se ubica en la parte delantera. Al pulsarlo, se activan tres indicadores LEDs: uno muestra la capacidad de la batería (promete una autonomía de hasta ocho horas), otro informa acerca de si tenemos acceso a Internet y el último es el indicador de estado de la red Wi-Fi. A este respecto, es compatible con el estándar 802.1 b/g/n y opera en la banda de los 2,4 GHz.

La puesta en marcha es más intuitiva de lo que parece. En nuestro caso, escaneamos el código QR que aparece en la hoja de instrucciones y descargamos la aplicación gratuita tpMiFi (para Android e iOS). Posee un diseño depurado y ofrece cuatro opciones. La primera es ‘Wizard’, el asistente de configuración; la segundo ‘Status’, es útil para conocer (entre otros) información sobre el estado de la conexión o estadísticas relacionadas con consumos; ‘SMS’, el tercero, se utiliza para leer los mensajes de texto que llegan a la tarjeta SIM; y la última, ‘Advanced’, da acceso a otros campos personalizables. ¿Qué tal funciona? Con tasas de transferencia teóricas de hasta 150 Mbps de bajada y 50 Mbps de subida, la calidad de la cobertura, el alcance y la conexión nos parecen adecuadas, garantizando una navegación bastante fluida.

*

Lo mejor: su aplicación tpLink

Lo peor: nada reseñable

Conclusiones: se trata de un router Mifi con muy buen rendimiento que cumple a la perfección con su funcionalidad. Su aplicación tpMifi es muy completa y fácil de entender al configurar el dispositivo.

Nuestra elección y mejor relación calidad-precio

En nuestras pruebas, la señal nunca se cortó. Admite diferentes opciones de seguridad inalámbrica y da la posibilidad de compartir el acceso a Internet para 10 dispositivos a la vez.


Router Mi-Fi D-Link DWR-932

A nivel de seguridad, este módem portátil incorpora las tecnologías WPA y WPA2 para evitar accesos no autorizados, así como un firewall que actúa como escudo en el caso de un hipotético ataque a la conexión a Internet. Una vez encendido, y siguiendo las explicaciones indicadas en su breve guía, iniciamos el proceso de instalación a través del navegador web. No resulta complicado y rápidamente accedes a una pantalla de bienvenida como paso previo al asistente de configuración. Si no queremos complicarnos ‘la vida’, lo mejor es que dentro del menú Connection Settings escojamos la opción Manual del apartado APN Selective Mode para, de este modo, dejarnos guiar hasta el final.

Desde el propio asistente podemos, por otro lado, consultar la red en la que opera (siempre 2.4 GHz) este dispositivo Wi-Fi móvil. También el número de usuarios conectados, ya que este router Mifi -como sucede con el resto- ayuda a crear un punto de acceso inalámbrico para que varios dispositivos (hasta 10) compartan la conexión 4G ofrecida. Para ahorrar batería (su autonomía oscila entre las cuatro y cinco horas) existe una opción que activa un modo suspensión cuando ningún dispositivo se encuentra conectado. Nos ha llamado la atención el alcance de la señal que logra. Mientras, el rendimiento para un uso normal como conectarse para acceder a las redes sociales, actualizar el correo, navegar o visualizar contenidos multimedia logra una buena valoración. Solo en una ocasión, la conexión ‘se cayó’.

Sigue, por otro lado, la estética habitual que encontramos en esta clase de modelos dado su peso (95 gramos) y dimensiones (97 x 60 x 16,47 milímetros). Como ellos, toda la carcasa está bañada en plástico. El botón de encendido se encuentra junto al de WPS, pensado para la sincronización de dispositivos. Viene con dos adaptadores microSIM como los de T-Link M7000.

La alternativa

Los LEDs que incorpora son cuatro: tipo de red, estado de la batería, estado de la conexión Wi-Fi e intensidad de la señal (aparecen representadas a través de unas columnas en posición vertical colocadas en posición ascendente).


Router Mi-Fi Huawei

Aunque el criterio estético no es una cuestión de peso cuando se habla de routers portátiles, en este caso es imposible no fijarse en el diseño que luce la propuesta de Huawei. Está disponible en blanco, un color que aporta minimalismo y que siempre introduce un toque elegante. Con un peso de 72 gramos y unas dimensiones de 100 x 58 x 14 milímetros, está fabricado en plástico y cuenta con dos LEDs de colores: uno que informa acerca de la recepción de la señal y otro para la batería.

Esta última, que tiene una capacidad de 1.500 mAh, alcanza las seis horas de uso (siempre en condiciones normales) que recoge el fabricante en su hoja de características técnicas. Se recarga a través del cable USB a micro USB que viene en su caja. Es el único accesorio incluido, ya que a diferencia de sus contrincantes no incluye ningún adaptador nanoSIM o microSIM. Comentar, por otro lado, que soporta hasta un máximo de 16 dispositivos conectados y que es compatible con la función de repetidor de Wi-Fi, gracias a la cual el dispositivo amplía el alcance de la señal sin cables de por medio.

Como en el caso del modelo TP-Link M7000, la configuración se puede realizar de dos maneras: a través del explorador web de nuestro equipo o descargando la aplicación gratuita Huawei Smart Home que puede utilizarse tanto con plataforma Android como iOS. La experiencia de uso de ambas opciones, comparada con la proporcionada por sus oponentes, es parecida pues el proceso de configuración y puesta en marcha –aún para usuarios no experimentados– no reviste de una dificultad especial y todo resulta intuitivo en líneas generales. Para la navegación a través de Internet, contenidos multimedia o correo electrónico cumple perfectamente, aunque en ciertos momentos la carga de páginas web no es tan rápida como a uno le gustaría.

Otra alternativa económica

¿Qué opciones brinda su software? Podemos guardar en la memoria de este módem portátil Wi-Fi hasta 200 mensajes, configurar un cortafuegos, mostrar el estado de la red, modificar credenciales, gestionar la cantidad de datos consumidos, etc.

*

¿POR QUÉ DEBES CONFIAR EN MÍ?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes... No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 1 de julio de 2021.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción