Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

El compresor de aire para el coche con el que inflar los neumáticos en menos de cinco minutos y sin pasar por la gasolinera

Olvídate de gastar más dinero cada vez que quieras inflar las ruedas del vehículo. Viaja más seguro con la presión correcta de tus neumáticos este verano

Así ha sido mi experiencia con el compresor de aire portátil para el coche Akface: liviano, compacto y con un sistema de inflado rápido.
Así ha sido mi experiencia con el compresor de aire portátil para el coche Akface: liviano, compacto y con un sistema de inflado rápido.
Más información

Las vacaciones de verano son, para muchos, una época de viajes de largo recorrido. Y el coche es una de las formas más habituales de viajar. Por ello, la seguridad siempre debe estar presente en este tipo de rutas al volante. Teniendo esto en cuenta, un servidor optó hace unos meses por hacerse con un buen compresor de aire portátil para el coche en Amazon. Una inversión de la que no te arrepentirás, tendrás tus neumáticos listos y con la presión correcta, y no necesitarás echar mano de una gasolinera.

El producto, ahora con más de 6.000 valoraciones, sigue en los primeros puestos del ránking de la plataforma desde que lo adquirí en enero. Fue un regalo para mi hermano, ya que él conduce 80 kilómetros diarios para ir y volver del trabajo. Aunque también lo hemos usado en escapadas y viajes extensos a la playa.

Y es que, al igual que muchos usuarios que ya lo han probado, suscribimos las cuatro características principales que lo convierten en uno de los mejores compresores de aire pequeños del mercado: la comodidad, la facilidad de uso, la precisión en el inflado y la longitud de su cable. ¿Queréis saber más de él? Os cuento todos sus detalles.

Un inflador liviano, portátil y fácil de transportar

Lo primero que llama la atención tras sacarlo de la caja es su espíritu portátil. Como indica el fabricante, las dimensiones de este inflador de ruedas de coche son muy pequeñas: 21 x 10 x 15 cm. Algo imprescindible cuando llevamos el maletero hasta los topes y apenas queda hueco libre entre maleta y maleta. “Lo acabo de recibir y probar, va bastante rápido y eficaz, muy sencillo de utilizar. Para el precio que tiene, lo veo muy bien”, afirma un usuario.

Otra de sus ventajas es lo fácil que resulta manipularlo. Solo pesa un kilogramo, aunque no lo parezca. Esto es así gracias al armazón que envuelve el compresor, diseñado en plástico duro pero resistente a los golpes. El asa que va colocada en su parte superior hará más difícil que se nos caiga de las manos al usarlo, y sus cuatro pequeñas bases colocadas en las esquinas evitarán el contacto directo con el suelo.

Apagado automático y sistema de inflado en seis pasos

Si nos centramos en su modo de uso, este no supone ningún misterio. El inflador de ruedas Akface cuenta con un botón de gran tamaño de encendido/apagado, una botonera de tres pulsadores y una pequeña pantalla LED. Esta nos informará de la medición en cada neumático y la presión que desearemos colocar una vez estén inflados (subiendo o bajando 0,05 bares cada vez que pulsemos los botones + y -).

Además, apretando el botón R optaremos por varias medidas de presión certificadas por la UE, a saber: KPA, PSI, BAR, KG/CM. Es decir, este compresor de aire para el coche está pensado para un inflado rápido y seguro, sin miedo a equivocarnos en las unidades de medida: ya sea en las ruedas de un patinete, una bicicleta, un coche o al inflar un balón.

Su sistema de inflado se completa en seis cómodos pasos y, si deseamos hinchar las cuatro ruedas del coche a la vez, no nos llevará más de cinco minutos. Solo necesitamos poner el contacto, enganchar el compresor al puerto del mechero, colocar el extremo en la válvula, poner la presión deseada, apretar el botón de encendido y esperar a que se infle. Cuando termine todo el proceso, el propio aparato se apaga. ¡Fácil y sencillo!

Incluye luz led, cable extenso y un nivel de ruido aceptable

De entre todo lo bueno que ofrece este inflador, también destacamos la pequeña luz led adosada en uno de sus laterales. Tiene la suficiente potencia para alumbrarnos si nos vemos en la tesitura de llenar algún neumático al caer la noche. Tampoco nos debe preocupar la extensión del cable que conecta el mechero del vehículo con el inflador. Da de sobra para las cuatro ruedas en coches como un Renault Laguna, de más de 4,5 metros de longitud. Ni mi hermano ni yo hemos tenido problema alguno.

Y, si el aparato es tan pequeño, ¿qué ruido emite?, se preguntarán algunos lectores. El fabricante insiste en que no supera los 50 decibelios. Yo no lo he medido, pero no es un sonido nada ensordecedor. Ni siquiera se calienta en exceso gracias, en parte, a los huecos de ventilación que incorpora tanto en su parte delantera como trasera.

Eso sí, no es conveniente tenerlo trabajando más de 10 minutos seguidos. El lote también incluye una bolsa de almacenamiento, un fusible de repuesto y tres boquillas. Y todo ello, por solo 32,99 euros. Si haces muchos kilómetros al año con el coche, la inversión está más que amortizada.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 6 de julio de 2021.

Sobre la firma

Daniel Muela

Es redactor de Escaparate. Está especializado en temas de tecnología y dispositivos electrónicos y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en el gabinete de prensa de Ifema y El Mundo. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción