Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Las mejores impresoras de fotos portátiles para usar con el móvil

De dimensiones compactas y peso ligero, estas impresoras mini garantizan que tengamos en papel en unos segundos las mejores imágenes que guardamos en el ‘smartphone’

Elegimos y probamos las mejores impresoras fotográficas de bolsillo disponibles en Amazon.
Elegimos y probamos las mejores impresoras fotográficas de bolsillo disponibles en Amazon.

*

Nuestra experta ha elegido el modelo Polaroid Hi-Print como la mejor impresora fotográfica portátil para vincular con el móvil por su diseño elegante, su completa aplicación y la óptima calidad de impresión.

Lo habitual es almacenar en el teléfono móvil un sinfín de fotografías que tienden a caer en el olvido si no disponemos de una copia en papel. Por suerte, esto no tiene por qué suceder si contamos con una impresora fotográfica portátil o de bolsillo: estas mini impresoras se caracterizan porque sus pequeñas dimensiones y peso son aptos para llevar en los desplazamientos. Además, el usuario solo debe descargarse una aplicación gratuita en su teléfono de modo que, en apenas unos instantes, impresora y smartphone se comunicarán gracias a la tecnología Bluetooth.

Otra característica que las distingue es que suelen alimentarse de cartuchos de tinta independientes y preparados para soportar un número concreto de impresiones, o una tecnología conocida como ZINK que prescinde de estos.

En cuanto a este papel, son láminas adhesivas de tamaño reducido, por lo que valdrían también como pegatinas. Un aspecto a considerar son los recambios de este papel: es importante porque, si por ejemplo, estamos indecisos entre dos mini impresoras convendría comprar precios entre recambios. Lo normal es que vengan con un paquete de muestra.

¿Qué impresoras fotográficas portátiles hemos probado?

Los modelos elegidos son los siguientes: Canon Selphy Square QX10 (8,5), HP Sprocket (8,25), Kodak Step (8,25) y Polaroid Hi-Print (9,25). En cada análisis se han valorado los siguientes aspectos.

- Diseño: no solo en cuanto a dimensiones y peso, también la calidad de sus acabados acordes a su precio.

- Aplicación: para utilizar estas impresoras es imprescindible la instalación de una aplicación para vincularla con el teléfono móvil. ¿Cómo es esta aplicación? ¿Qué posibilidades ofrece?

- Calidad de imagen: los resultados que proporcionan no son equiparables a las impresoras de sobremesa con capacidades fotográficas. Esto no impide que a cada una de estas mini impresoras se le haya exigido una mínima calidad. ¿Cómo es la reproducción de los colores? ¿Y el nivel de detalle?

- Experiencia de uso: si la impresora funciona según lo previsto, no se atasca, tiene una velocidad de impresión adecuada… La autonomía hay que tenerla en cuenta también, aunque por norma general su capacidad es bastante limitada, así como el tiempo de recarga.

¿Cuál es la mejor impresora de fotos de bolsillo? Así las hemos probado

Hemos recopilado una colección de fotografías que han sido tomadas en diferentes situaciones para comparar cómo funcionan las aplicaciones vinculadas a cada una de estas impresoras fotográficas portátiles, y también su calidad fotográfica: nivel de detalle, representación de los colores, contrastes…

Todas ellas han dejado una experiencia de uso positiva y, sobre todo, divertida tras haber tenido la oportunidad de utilizar las muchas posibilidades de sus apps. No obstante, la impresora de bolsillo Polaroid Hi-Print ha obtenido la mejor valoración. Aunque todas ofrecen buenos resultados fotográficos, consigue desmarcarse del resto. Además, posee un llamativo diseño y su aplicación resulta muy completa.

Impresora fotográfica portátil Polaroid Hi-Print

Como otros modelos de su clase, se alimenta de un cartucho de tinta instantáneo y, gracias a su sistema, el papel fotográfico adhesivo que usa se adhiere a este cartucho que tiene capacidad para 10 hojas. El caso de Canon resulta, en cambio, diferente porque el cartucho va por un lado y el papel por otro. No obstante, ambas alternativas destacan por su facilidad de uso a la hora de reemplazar un cartucho por otro.

*

FICHA TÉCNICA

Impresión: transferencia térmica por difusión de tinte.

Conectividad inalámbrica: Bluetooth 2.1 + EDR y Bluetooth 5.0.

Tamaño papel: 8,6 x 5,4 cm.

Batería: 620 mAh de capacidad. Hasta 20 imágenes por carga.

Tamaño: 149,8 x 79,5 x 26,9 mm.

Peso: 255 gramos.

Otros: compatible con papeles adhesivos Polaroid Hi-Print 2x3 Paper Cartridge.

Estéticamente, tiene un diseño de líneas rectangulares especialmente llamativo gracias a la combinación de los colores que utiliza: blanco, azul, verde, amarillo, naranja y rojo. Con unas dimensiones de 149,8 x 79,5 x 26,9 mm, pesa 255 gramos (exceptuando su cartucho) y el botón de encendido se sitúa en uno de sus laterales. Ya en la parte trasera, encontramos el puerto microUSB de carga que alimenta la batería y cuya autonomía es de un máximo de 20 fotografías por carga, lo habitual en esta clase de dispositivos.

La mini impresora se conecta al teléfono móvil a través de la tecnología Bluetooth y emplea la aplicación Polaroid Hi-Print. El proceso de instalación resulta prácticamente instantáneo. Al abrirla, la home de la app carga y muestra directamente todas las fotografías guardadas en nuestro dispositivo. Los ajustes aplicables son diversos: brillo, contraste, saturación, aplicación de filtros, añadir un pequeño texto, un divertido marco o pegatinas…

También contamos con un historial que recopila las instantáneas impresas y podemos elegir el número de copias que queremos en el momento de iniciar la impresión. ¿La calidad? La impresora de bolsillo Polaroid Hi-Print es la que más nos ha gustado, sobre todo por el contraste y la viveza de los colores.

Nuestra elección y la de mejor relación calidad-precio

El aparato destaca por el contraste de las imágenes impresas y la viveza de sus colores. Además, cuenta con un historial de fotografías donde elegir las copias que queremos justo antes de iniciar la impresión.

*

Lo mejor: diseño atractivo y calidad de las imágenes.

Lo peor: nada reseñable.

Conclusiones: con un precio de partida atractivo, esta impresora fotográfica portátil puede presumir de un elegante acabado, una aplicación completa y una buena calidad de impresión, con colores vivos.

Impresora fotográfica portátil Canon Selphy Square QX10

Disponible en varios colores (blanco, negro, verde y rosa, que es la versión que hemos probado) y provista de conectividad Wi-Fi, tiene un diseño resistente y compacto que se traduce en las siguientes dimensiones: 143,3 x 102,2 x 31 mm.

Además, pesa 445 gramos y aunque no se siente tan ligera como sus adversarias se puede transportar sin problemas. Hay que instalar en el teléfono móvil la aplicación Selphy Photo Layout. Como el proceso de configuración y puesta en marcha lleva poco más de un minuto gracias a su sencillo asistente, enseguida empiezas a utilizarla.

En la parte delantera, la impresora de bolsillo Canon Selphy Square QX10 incorpora el botón de encendido y dos luces LED: una de ellas informa de que la batería se está cargando y la otra, Status, de que la impresora fotográfica está lista para funcionar. Mientras, en la parte trasera se encuentra la bandeja donde se aloja el papel fotográfico adhesivo (72 x 85 mm) con capacidad para 10 hojas.

La app se muestra ágil y efectiva, no se bloquea y es posible elegir entre un diseño N-up para imprimir dos imágenes en un único papel adhesivo u optar por la opción clásica, es decir, una fotografía por papel. La calidad de las impresiones es buena, los colores se muestran de forma natural y huye de la sobresaturación.

Se pueden aplicar distintos bordes, añadir un marco o un dibujo de fondo (por ejemplo, unas estrellas, una tarta, flores…), incluir un pequeño texto, recurrir a filtros… También se ha añadido un historial que reúne todas las imágenes impresas y es posible consultar el estado de la batería.

La alternativa

La aplicación de la impresora de fotos portátil es intuitiva y da dos opciones de impresión, una más novedosa y otra de tipo clásico. En cuanto a la calidad de las impresiones, los colores lucen naturales y no existe saturación.

Impresora fotográfica portátil HP Sprocket

A diferencia de las impresoras para fotos Canon Selphy Square QX10 y Polaroid Hi-Print, la impresora de bolsillo HP Sprocket no funciona con cartuchos de tinta sino a través de la tecnología de impresión Zink. La bandeja donde hay que depositar el papel fotográfico adhesivo posee capacidad para 10 hojas de 7,6 x 5 cm. Disponible en varios colores como el negro o el morado, sus dimensiones y peso facilitan su traslado.

Como sus adversarias, el diseño es sencillo, pero a la vez llamativo, con unos acabados correctos. El botón de encendido se encuentra en la parte trasera junto al puerto de carga microUSB (el cable se incluye de serie como en el resto de propuestas).

El nombre de la aplicación que hay que utilizar se llama igual que la impresora, la cual se comunica con el teléfono móvil a través de Bluetooth. Se trata de una app con la que te sientes cómodo porque todo resulta intuitivo al interactuar con sus distintas opciones y acceder a las imágenes almacenadas según las hayamos guardado en un lugar u otro.

Al editarlas, las herramientas disponibles son similares a las que podemos encontrar en otras apps de esta clase: añadir stickers, filtros, texto, marcos, existe una opción mosaico… Incluso existe una opción que permite el desbloqueo de contenido donde se aplica tecnología de realidad aumentada que cuando funciona resulta divertida.

Cuando estamos terminando de instalar la aplicación Sprocket tenemos, por otro lado, la opción de personalizar el color de la línea LED situada en la zona frontal. Hasta tres teléfonos móviles pueden vincularse a la impresora.

Conectividad ampliada

El aparato destaca, entre otras ventajas, por la vinculación con hasta tres teléfonos móviles diferentes. Usa la tecnología de impresión Zink en vez de los clásicos cartuchos de tinta.

Impresora fotográfica portátil Kodak Step

Comparte con la impresora de bolsillo HP Sprocket la tecnología Zink, lo que significa que no requiere de ninguna clase de cartuchos de tinta. También un diseño con bastantes similitudes, por lo que enseguida te haces a ella. En blanco o negro, que son los colores en los que está disponible, incluye un paquete de muestra con 10 hojas adhesivas impermeables y a prueba de manchas Kodak Zink de 7,6 x 5 cm.

En este caso, la duración de su batería —recargable a través de microUSB como los otros modelos— se prolonga un poco más, debido a que con una carga es posible obtener hasta 25 imágenes impresas. ¿Qué tal la experiencia de uso? Como el resto de impresoras portátiles fotográficas que participan, la impresora de bolsillo Kodak Step ha cumplido perfectamente con su cometido y la calidad de las impresiones es buena en términos de color, brillo, contrastre…

Quizás, eso sí, es unos segundos más lenta al imprimir y cuando está utilizándose de manera intensiva se caliente un poco más. Por su parte, la aplicación Kodak Step Prints, que es la app que hay que instalarse en los teléfonos Android e iOS, sigue la línea de las opciones propuestas por las herramientas de edición de imágenes del resto de las aplicaciones indicadas. Además, su interfaz está muy depurada e invita a indagar a través de sus menús de manera intuitiva.

La más económica

La duración de la batería de la máquina se prolonga más de lo habitual (con hasta 25 imágenes impresas) y la interfaz de la aplicación que utiliza es depurada junto a unos menús muy navegables.

*

¿POR QUÉ DEBES CONFIAR EN MÍ?

 

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes... No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 29 de julio de 2021.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS