Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores jardines inteligentes para cultivar tu huerto en casa

Analizamos cuatro modelos que sustituyen el abono por un sistema de luces led para que crezcan las plantas

Ponemos a prueba los mejores jardines inteligentes para cultivar tu huerto en casa.
Ponemos a prueba los mejores jardines inteligentes para cultivar tu huerto en casa.

¿Has oído hablar de los cultivos hidropónicos? En ellos se aplica un método de cultivo que prescinde de la tierra. En su lugar, los agricultores que lo practican sustituyen el suelo agrícola por disoluciones minerales provistas de todos los elementos necesarios para que crezcan las plantas: lo pueden hacer en un medio inerte como la grava o con una solución basada solo en agua.

La hidroponía se plantea así como una opción que promueve cultivos más sostenibles y ecológicos. ¿Sabías que puedes practicarla en tu propia casa? Solo necesitas adquirir un jardín inteligente como cualquiera de las propuestas de esta comparativa.

Junto al agua y las semillas, emplean una solución especial que ayudan al crecimiento de la planta (esta dependerá de cada fabricante) y recurren a un sistema de iluminación LED; aunque van conectados al suministro eléctrico, su consumo energético es bajo. Una de sus ventajas es que la iluminación y el riego son automáticos.

¿Qué jardines inteligentes hemos seleccionado?

Los smart gardens elegidos son los siguientes: amzWOW Clizia (8,25), Click and Grow Smart Garden 3 (8,75), iDoo ID-IG201 (9) y Prêt à Pousser Lilo Connect (8,75). De cada uno de ellos se han valorado los siguientes aspectos:

- Diseño: la calidad de fabricación del jardín inteligente, materiales empleados, resistencia y durabilidad.

- Montaje: si su puesta en marcha resulta fácil o no, qué componentes hay que ensamblar y si las instrucciones son detalladas.

- Modos de uso: algunos de estos jardines inteligentes permiten elegir entre varios tipos de luces LED que ayudan a que crezcan antes las plantas. Valoramos las distintas opciones y la variedad de cultivos que facilitan.

- Experiencia: si el smart garden cumple con nuestras expectativas, ¿los cultivos se desarrollan bien o, por el contrario, dan problemas?

Comparativa de jardines inteligentes: así los hemos probado

A lo largo de un mes hemos utilizado estos cuatro modelos de jardín inteligente. Hemos podido comparar cómo es el proceso de montaje y puesta en marcha de cada uno. Además, una vez todo listo, ha sido posible comprobar su funcionamiento y, en último término, si las semillas plantadas (albahaca, cilantro, romero, menta y cebollino) germinan o no y cómo se desarrollan las plantas.

El jardín inteligente iDoo ID-IG201 ha resultado el modelo ganador de la comparativa, demostrando un rendimiento superior al de la competencia. La principal razón es su combinación de tres modos de luz, lo que favorece de manera positiva el desarrollo de las plantas.

Jardín inteligente iDoo ID-IG201: nuestra elección

Disponible en dos colores (rojo y negro), la calidad de sus acabados y materiales de fabricación (predomina un plástico resistente) nos parecen acordes a su precio. Viene con todos los elementos necesarios para ponerlo en marcha salvo las semillas.

Además, incluye dos botes con nutrientes que hay que mezclar con el agua del tanque cuya capacidad máxima es de 5 litros. En este caso, lo recomendable es añadir 25 ml de nutrientes de cada uno de estos botes. Como el indicador de nivel del agua se sitúa en la parte exterior, de un simple vistazo sabremos si es necesario añadir más cantidad. No obstante, cuando el nivel está bajo se nos avisa a través de una alarma.

Ficha técnica

  • Colores disponibles: negro y rojo
  • LEDs: azules, blancos y rojos: sistema de iluminación ajustable en altura
  • Número de vainas: 7
  • Capacidad del tanque de agua: 5 litros
  • Modos de cultivo: tres para las distintas etapas de cultivo que incluye la germinación, la floración y la visualización
    Otros: alarma cuando el nivel de agua está bajo, dos modos de bomba de agua para el día y la noche, dos botes de nutrientes

Al incluir siete vainas, el jardín inteligente iDoo ID-IG201 permite que cultivemos una mayor cantidad de hierbas o plantas aromáticas (entre otros ejemplos) que otros modelos. Durante las pruebas, con el romero y la menta obtuvimos muy buenos resultados desde el principio, mientras que la germinación de las semillas de cilantro o albahaca nos costó un poco más.

Uno de sus puntos más destacados es que podemos elegir el tiempo que queremos que permanezca encendido y apagado para, de este modo, seleccionar uno de los siguientes modos de uso: Normal, Cultivo o Disfrute. Combina luces LED de color azul, blanco y rojo, y su bomba de agua cuenta con dos modos de circulación.

Lo mejor, lo peor y conclusiones

  • Lo mejor: es el único que combina tres modos de luz y dos modos de bombeo.
  • Lo peor: se echa en falta una aplicación como la disponible en otros jardines de la competencia.
  • Conclusiones: no solo ofrece un montaje sencillo y uno de los mejores acabados. Se trata de un jardín inteligente que, gracias a la combinación de sus tres modos de luz y la posibilidad de elegir entre dos modos de bombeo, cumple con lo que promete.

Jardín inteligente Click and Grow Smart Garden 3: la alternativa

Este huerto doméstico viene con tres cápsulas de albahaca para empezar a utilizarlo nada más sacarlo de su caja, aunque si lo preferimos es posible adquirir por separado otras semillas: su fabricante cuenta con una amplia oferta que incluye menta, romero, tomates pequeños, cilantro…

Basta con seguir las sencillas indicaciones de su manual de instrucciones para ponerlo en marcha. Así, posee tres recipientes en los que hay que depositar una vaina, la cual además de contener la semilla correspondiente añade una estructura especial o smart soil que se encarga de liberar los nutrientes que necesita la planta para crecer. En este primer paso, es importante no olvidarse de cubrir cada una de estas tres tazas con las cúpulas de germinación incluidas, para que el proceso se acelere lo máximo posible.

A continuación, hay que llevar el tanque de agua (su capacidad es de 1,2 litros) por uno de los laterales hasta donde marque el indicador y luego enchufarlo a la corriente eléctrica para que el sistema de iluminación LED se active a través de una lámpara regulable en altura.

Que el jardín inteligente Click and Grow Smart Garden 3 sea capaz de configurar el tiempo de encendido y apagado de manera automática es una opción de gran utilidad. Podemos descargarnos, por otro lado, la app Click & Grow (tanto para Android como iOS) con consejos y recomendaciones. Este smart garden funciona bastante bien en líneas generales y en nuestras pruebas la albahaca empezó a crecer al cabo de una semana y media aproximadamente.

Jardín inteligente Prêt à Pousser Lilo Connect

El pequeño huerto urbano e inteligente Prêt à Pousser Lilo Connect tiene un diseño ligeramente diferente al resto. En vez de optar por el clásico formato rectangular o de jardinera, incluye tres macetas (cada una con una capacidad de 75 cl) que hay que rellenar de manera individual. En nuestras pruebas utilizamos semillas de cebollino, menta y albahaca (venían junto al smart garden). Las depositamos una vez vertido el agua para, a continuación, conectarlo a la toma de la corriente eléctrica y que las luces LED se encendieran.

Lo que le da un valor especial es que, gracias a la conectividad Bluetooth, este mini huerto puede comunicarse con nuestro teléfono móvil a través de la aplicación Prêt à Pousser, disponible tanto para el sistema operativo Android como iOS. Aunque algunos detalles y aspectos de la aplicación son mejorables, permite gestionar la cantidad de luz que reciben las plantas.

En caso de duda, eso sí, lo aconsejable es optar por el modo automático. Asimismo, la app sugiere recomendaciones para los cultivos y otras informaciones de interés con las que aprender acerca del mundo de las plantas.

Jardín inteligente amzWOW Clizia: mejor relación calidad-precio

Si tu presupuesto es ajustado, tienes opciones económicas como este smart garden de amzWOW, disponible en dos colores: blanco o gris espacial. En esta ocasión, la tierra que normalmente necesitaríamos para cultivar nuestras semillas (escogimos rúcula y albahaca) se sustituye por un mineral llamado vermiculita (viene ya en la caja). Lo que hicimos fue verterlo en las dos jarras de plástico que van dentro de la jardinera y que, a su vez, están divididas para que en cada una puedan colocarse hasta nueve semillas.

Con un tanque de 1,5 litros de capacidad (como el jardín inteligente iDoo ID-IG201 que dispone de una alarma que avisa cuando es necesario regarlo), nos costó un poco más que el resto enderezar el brazo de extensión de la lámpara donde van colocados los LEDs.

A su favor tiene, sin embargo, destacar que puede ajustarse cómodamente hasta 135 grados, y dispone de tres modos de uso: se incluye un sistema de iluminación automático a través de un temporizador que hace que la iluminación LED permanezca encendida 16 horas. De este modo, reproduce el espectro de la luz solar.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 29 de noviembre de 2021.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS