Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores calientacamas eléctricos

Seleccionamos cinco mantas calefactoras disponibles en Amazon para mantener el interior de la cama caliente en los días fríos

Tienen desconexión automática y ayudan a crear un ambiente relajante para dormir.
Tienen desconexión automática y ayudan a crear un ambiente relajante para dormir.

Una cama caliente puede acortar el tiempo necesario para conciliar el sueño y además permite aumentar el factor relajante y de bienestar corporal. Ahora bien, ¿cómo se puede conseguir esta sensación en las épocas más frías? Una alternativa muy eficaz a la calefacción y a las bolsas de agua caliente son los calientacamas eléctricos: ofrecen una gran versatilidad, se ajustan al colchón con flexibilidad y distribuyen el calor de manera uniforme por toda la cama.

Además, se puede elegir entre diferentes niveles de temperatura con un mando sencillo e intuitivo que se conecta a la corriente y cuentan con un sistema de autoapagado automático, para poder dormirse sin la preocupación de tener que apagarla de manera manual. Descubre algunos de los mejores calientacamas en esta selección, prácticos y a precios muy asequibles.

Calientacamas Pekatherm

Calientacamas eléctrico de tamaño individual compatible con unas medidas de 150 x 80 centímetros. También se encuentra disponible en las medidas de 150 x 70 centímetros y 160 x 40 centímetros, con variaciones en el precio y el color.

Tiene 50 vatios de potencia y su temperatura se puede regular en tres niveles diferentes de intensidad a través del mando que lleva incorporado (no separable). Se recomienda lavar a mano, ya que no no es apto para lavadora.

Muy resistente

Se ha fabricado con poliéster, un tejido compuesto por fibras muy fuertes, lo que garantiza que este calientacamas sea duradero y resistente a la mayoría de productos químicos, al estiramiento, a las arrugas, al moho y a la abrasión.

Calientacamas Solac

Norway es el calientacamas perfecto para evitar el frío en una cama individual y conseguir un ambiente agradable, gracias a su tejido suave y flexible. Incluye un regulador electrónico con iluminación de tres temperaturas.

Se pue es el calientacamas perfecto para evitar el frío en una cama individual y conseguir un ambiente agradable, Destaca su sistema de autoapagado pasados 180 minutos de uso y su protección contra sobrecalentamientos, para una seguridad total.

Incorpora la tecnología Sensfort

El calientacamas de Solac se ha diseñado con una tecnología que garantiza un calentamiento ultrarrápido y una distribución uniforme del calor, funcionando con un bajo consumo eléctrico.

Calientacamas Medisana

Se trata de una opción ideal para calentar camas de un tamaño de 150 x 80 centímetros. Un calientacamas práctico y perfecto para evitar el frío en todo el cuerpo, sobre todo en la zona de los pies, ya que se ha diseñado con dos zonas de calentamiento proporcionando un extra de calor en la parte inferior del calientacamas.

El producto integra un sistema de seguridad contra sobrecalentamientos y se apaga de manera automática después de 180 minutos, garantizando una sensación de seguridad en su uso. Su mando y su cable son extraíbles, por lo que el calientacamas se puede limpiar en la lavadora

Seis modos de temperatura

El calientacamas permite elegir entre seis niveles de temperatura diferentes en función de la sensación térmica que se desee obtener. Gracias al diseño práctico e intuitivo de su mando es muy fácil de manejar y seleccionar la intensidad de calor ideal.

Calientacamas Beurer

El calientacamas eléctrico de Beurer tiene un calentamiento rápido, para poder disfrutar plenamente del calor relajante en solo 15 minutos, con unas medidas de 150 x 80 centímetros. Además, cuenta con seis niveles de temperatura diferentes intercambiables a través del interruptor manual que incluye (con iluminación).

Garantiza un uso totalmente seguro gracias a su función de retroceso y desconexión automática después de tres horas encendido, para conseguir un sueño tranquilo sin tener que apagarlo manualmente. Se puede lavar a máquina a una temperatura de hasta 30 grados (extrayendo el mando y el cable), lo que facilita su cuidado y limpieza.

Diseñado con tejido reversible

La parte superior del calientacamas eléctrico es de algodón (suave, transpirable y duradero) y la parte inferior es de vellón (un tejido que proporciona una gran cantidad de abrigo, calor y un extra de suavidad aterciopelada).

Calientacamas Medisana HU 665

Con el calientacamas de Medisana se puede conseguir un calor confortable en camas con un tamaño de 150 x 80 centímetros. Tiene una textura suave, agradable y acolchada, para ofrecer un descanso extra.

Cuenta con tres niveles diferentes de temperatura que se pueden seleccionar de manera sencilla gracias a su mando, compacto y fácil de manejar. Además, es extraíble, lo que permite la posibilidad de limpiar el calientacamas en la lavadora.

Protección contra sobrecalentamiento

Para garantizar un uso seguro del calientacamas, este lleva integrado un sistema de protección contra sobrecalentamientos que hace que el dispositivo se apague automáticamente en caso de que detecte un problema. También se apaga después de mantenerse encendido durante 180 minutos.

Sobre la firma

Paula Pérez Miranda

Redactora en la sección Escaparate. Antes trabajó gestionando las redes sociales en el ámbito turístico y cultural en lugares como el Instituto Cervantes de Utrecht (Países Bajos). Graduada en Periodismo por la Universidad de Zaragoza, está especializada en el área audiovisual y ha colaborado en numerosos proyectos sociales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS