Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores sacos de dormir para niños y niñas

Cinco modelos aislantes, con capucha, bolsillos interiores, tejidos suaves y acompañados de fundas que pueden utilizarse como almohada

El complemento perfecto para las excursiones, campamentos de verano o viajes de camping con los más pequeños. GETTY IMAGES.
El complemento perfecto para las excursiones, campamentos de verano o viajes de camping con los más pequeños. GETTY IMAGES.

Ya sea en campamentos, excursiones en albergues o escapadas a la naturaleza, tanto en la montaña como en campings, el saco de dormir es el complemento ideal tanto para los adultos como para los más pequeños. Y es que funcionan como aislantes contra las variaciones de temperatura al caer la noche, especialmente en altitudes o lugares muy fríos. Además, ocupan poco espacio, se pliegan rápidamente y no es necesario disponer de un juego de sábanas extra en caso de dormir sobre una cama. ¡Cómodo y práctico!

En esta selección puedes encontrar cuatro propuestas de sacos de dormir para niños y niñas, diseñados con estampados y formas infantiles muy divertidas y originales. Todos los modelos están disponibles en Amazon, se venden a precios asequibles y cuentan con un peso muy ligero. ¡Descúbrelos!

Saco de dormir para niños y niñas de Meteor

Se trata de un saco de dormir infantil apto para dos estaciones, ya que soporta un límite inferior de temperaturas a menos cinco grados y un máximo de once grados, ofreciendo un aislamiento de alto rendimiento.

Tiene unas dimensiones totales de 130 x 60 x 40 centímetros e incluye una bolsa de transporte para almacenarlo de manera compacta.

Diferentes colores

Este saco para niños y niñas destaca por su gran abanico de modelos disponibles en multitud de colores. Además, el diseño con capucha permite una mayor comodidad y protección contra el frío.

Saco de dormir infantil de BISINNA, varios colores

Cómodo, agradable al tacto y muy fácil de transportar, así es este saco de dormir, apto para las cuatro estaciones (ideal para temperaturas máximas de 22 grados y mínimas de bajo cero) y para todas las edades, con unas dimensiones totales de 220 x 80 x 5 centímetros.

Se puede lavar a máquina y va acompañado de una funda de compresión con correas, para almacenarlo y llevarlo a todas partes sin apenas ocupar espacio. El saco cuenta con una apertura al final para liberar los pies y dispone de una capucha con un cordón ajustable, para mantener la cabeza caliente en condiciones extremas.

Incluye almohada

Este saco de dormir va acompañado de una almohada ergonómica, ideal para que los más pequeños disfruten de una mayor comodidad. Además, tiene cremalleras en los dos laterales, lo que permite unirlo a otro saco del mismo modelo.

Saco de dormir para niños y niñas de Trespass BUNKA, cuatro modelos

Este saco de dormir para niños y niñas es una opción muy versátil, ya que está relleno de fibra hueca que lo convierte en un saco ideal para diferentes temperaturas. Y es que soporta un límite inferior extremo de menos diez grados y un límite superior de seis grados.

Su diseño de momia se combina con una capucha elástica y con un bolsillo interno secreto con cierre para guardar objetos de valor, asegurando practicidad y comodidad. Tiene un tamaño total de 37 x 24 x 20 centímetros y solo pesa un kilogramo.

Cierre con cremallera y velcro

El modelo BUNKA de Trespass es un saco diseñado con una cremallera bidireccional para poder abrirlo y cerrarlo fácilmente desde dentro y, además, dispone de un cierre extra con velcro para mayor seguridad.

Saco de dormir para niños y niñas de Outdoorer

Este saco de dormir es perfecto para que los niños y niñas duerman en campamentos o excursiones en noches calurosas, ya que es apto para un rango de temperatura entre los cinco grados y los cinco grados bajo cero.

Tiene una forma rectangular (130 x 30 x 60 centímetros), es extremadamente ligero (un kilogramo) y va acompañado de una funda que permite transportarlo fácilmente, de manera segura y sin apenas ocupar espacio.

Se convierte en manta

Este saco de dormir infantil cuenta la opción de convertirse en manta en las situaciones en las que haga mucho calor, puesto que las cremalleras se pueden abrir completamente.

Sobre la firma

Paula Pérez Miranda

Redactora en la sección Escaparate. Antes trabajó gestionando las redes sociales en el ámbito turístico y cultural en lugares como el Instituto Cervantes de Utrecht (Países Bajos). Graduada en Periodismo por la Universidad de Zaragoza, está especializada en el área audiovisual y ha colaborado en numerosos proyectos sociales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS