Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Los mejores focos para el móvil con los que perfeccionar fotografías y vídeos

Aportan una luz más uniforme para realizar selfies, vídeos o retransmisiones en directo

Estos focos consiguen enfocar mejor las formas y equilibrar la exposición con la temperatura de color. GETTY IMAGES.
Estos focos consiguen enfocar mejor las formas y equilibrar la exposición con la temperatura de color. GETTY IMAGES.

La luz es un elemento esencial para conseguir buenas imágenes con independencia del dispositivo que se emplee para capturarlas. Y más todavía en el caso de los smartphones, que no siempre tienen sensores con una apertura del objetivo óptima (y tampoco suele serlo la luz del entorno); algo que se nota mucho en los retratos, en los selfies e, incluso, en las videollamadas.

Para todos ellos son ideales los focos protagonistas de esta comparativa. Estos accesorios, que se acoplan al smartphone (también son compatibles con cámaras réflex y soportes como trípodes con distintos adaptadores), emiten una luz uniforme sobre las personas u objetos, lo que mejora la definición, la nitidez y equilibra la exposición con la temperatura del color.

¿Qué focos para el móvil hemos elegido?

Los cuatro modelos participantes en esta comparativa son: ESMART (con una puntuación media de 8), Moman ML8 (9,3), NinkBox (9), VIJIM 81 (7,5). Todos ellos son adecuados para usuarios amateur, pueden usarse tanto en interiores como en exteriores y están equipados con tecnología LED. Al analizarlos, estos son los aspectos que se han tenido en cuenta:

  • Tipo de luz. Hace referencia a la calidez o frialdad de la luz emitida y se mide en Kelvin (K). A mayor cifra de K, la temperatura será más fría y la imagen más blanca; a menor temperatura, el tipo de luz emitida será más cálida y anaranjada.
  • Portabilidad. El diseño y la facilidad para llevarlos de un sitio a otro en un bolso o mochila. Aquí entran en juego aspectos como el peso o las dimensiones del dispositivo.
  • Batería. Capacidad de la batería, su autonomía y el tiempo de recarga.
  • Compatibilidad. ¿Con qué dispositivos son compatibles? ¿Cómo se conectan a distintos equipos? ¿Traen todos los adaptadores necesarios?
  • Otros. Material con el que están diseñados, botones o accesorios adicionales, entre otros.

Así los hemos probado

Para poner a prueba estos focos para el móvil hemos realizado fotografías, selfies y videollamadas tanto en espacios interiores como en el exterior. Su instalación en un iPhone 11 y en un Oppo Reno 7 nos ha permitido valorar cómo se adaptan a las diferentes condiciones ambientales. Por otro lado, para testar su batería mantuvimos los cuatro focos encendidos anotando la hora de encendido y la de apagado en cada uno de ellos.

Tras, aproximadamente, 20 horas de pruebas, el foco que ha obtenido mayor valoración es el Moman ML8 Antorcha LED. Ha sido seleccionado como el mejor de los cuatro por varios aspectos, entre los que destacan su facilidad de uso, su diseño compacto, un amplio rango de temperatura de luz y una gran autonomía.

Foco para el móvil Moman ML8 Antorcha LED: nuestra elección

Es perfecto para llevar siempre encima porque ¡cabe en el bolsillo! Cuenta con un botón de encendido y otro de control muy intuitivos y una pequeña pantalla LED (situada en la parte trasera) que muestra claramente la duración de la batería o el brillo seleccionado, entre otros aspectos. Con respecto a otros modelos de la competencia igualmente compactos, el foco de Moman proporciona un mayor rango de temperatura de color (2500K-9000K), que también es ajustable –junto con la intensidad de la luz– desde una app instalada en el smartphone y muy fácil de utilizar.

Ficha técnica

  • Material: aleación de aluminio
  • Número de LEDs: 60 pcs
  • Brillo: regulable del 0% al 100%
  • Temperatura de color: de 2500K a 9000K
  • Dimensiones: 125 x 75 x 17 miímetros
  • Peso: 178 gramos
  • Accesorios: difusor, cable de carga tipo C, accesorio tipo ‘cold shoe’ para colocarlo, placa metálica magnética y bolsa para transportarlo

Viene acompañado de un conector fijo compatible con todos los modelos de cámaras réflex o sin espejo (Canon, Nikon, Sony, Panasonic) y varios accesorios fotográficos, como un difusor para crear una luz suave y una placa magnética con la que se adhiere a cualquier superficie metálica. Es el indicado para fijarlo a la parte trasera del smartphone y, aunque pueda parecer un tanto inestable, lo cierto es que el foco se ‘pega’ con fuerza al móvil y a cualquier otra superficie de metal (aguanta como un imán en la nevera).

Es posible montarlo en horizontal (perfecto para iluminar zonas más amplias) o en vertical (para proporcionar una luz principal en objetos pequeños). En ambas posiciones, lo hemos encontrado especialmente efectivo para retratos: tanto fotografía como vídeos en los que queremos aparecer en primer plano. Por otro lado, su batería interna (5000 mAh) lo dota de una gran autonomía, pudiendo usarlo durante más de hora y media seguida. Se carga a través del puerto USB tipo C.

  • Lo mejor: muy compacto, permite seleccionar la temperatura de la luz y se controla fácilmente desde una app.
  • Lo peor: al utilizar el brillo máximo, la autonomía de la batería desciende ligeramente.
  • Conclusión: este pequeño pero potente foco es realmente fácil de acoplar al smartphone y muy sencillo de utilizar y controlar.

Foco para el móvil NinkBox Cámara Luz LED: la alternativa

Destaca por su facilidad de uso: cuenta con cuatro botones situados en un lateral (encendido, menú, más brillo y menos brillo) y una pantalla LED, muy parecida a la del modelo Moman y cómoda de leer en ambientes oscuros, que muestra el porcentaje de brillo y el estado de la batería.

Resulta práctico para utilizarlo con cámaras DSLR y, sobre todo, con trípodes: tiene roscas en la zona lateral e inferior, lo que nos ha permitido probarlo tanto a un lado de nuestra cámara y móvil, como encima de los mismos. A diferencia del modelo Moman, para usarlo con el smartphone basta con colocarlo encima y acoplarlo al dispositivo mediante su ‘clip’.

Su rango de temperatura de color está entre los 3000K y 6500K y es ajustable. Asimismo, resalta por su CRI (índice de reproducción cromática), que es superior a 95, gracias a lo que consigue que se tomen fotos con colores más realistas; algo que nos sorprendió gratamente en ambientes naturales. Como los otros modelos, es de tamaño reducido y puede ser un complemento ideal para llevarlo como ‘luz de emergencia’ en la mochila. Además, tiene una potente batería interna de 4000 mAh (2 horas y 15 minutos de autonomía con brillo máximo y temperatura de color de 6500K) que se carga mediante un cable USB C.

Foco para el móvil ESMART Luz LED: mejor relación calidad-precio

Viene con un pequeño soporte para la cámara y dos tipos de ajustes, un clip y una ventosa, que permiten colocarlo en otras zonas como la ventana. En este sentido, hay que tener cierto cuidado y apretar bien la ventosa para evitar que el foco se caiga, ya que su peso es superior al de otros modelos. Sin embargo, la ventosa es una característica que no incluye ninguno de los otros focos y puede ser interesante para conseguir iluminaciones originales.

Resulta especialmente útil para crear contenido en redes sociales: su pantalla LED de 32 luces blancas y 32 amarillas mejoran el tono de piel sin necesidad de aplicar ningún filtro a la grabación. Por eso, es muy recomendable para usuarios que no tienen acceso a luz natural y realizan vídeos o fotografías diariamente.

Igual que el resto, cuenta con una batería interna que se carga mediante USB, en este caso de 2000 mAh. Por otro lado, el manejo no puede ser más sencillo: en la parte posterior tiene el botón de encendido y apagado y el puerto de carga USB C y, en las dos esquinas superiores, dos ruedecillas como las del volumen de la radio para ajustar el brillo y la temperatura (2500K-6500K).

Foco para el móvil VIJIM 81

Aunque la velocidad de carga no es muy rápida, su autonomía es una de sus principales ventajas: es capaz de aguantar casi dos horas con una intensidad de brillo total y hasta 480 minutos de tiempo de trabajo con bajo brillo. Por otro lado, es compatible con todo tipo de cámaras y móviles y cuenta con la opción de añadir un micro en la parte superior del foco, lo que aumenta la calidad del audio de cualquier grabación.

Es bastante manejable por su tamaño y tiene la capacidad de regular la temperatura de color entre 3200K y 5600K, mediante dos discos giratorios en la parte posterior. Aunque su distancia de iluminación es de hasta 6 metros, se trata de una luz más suave que otras propuestas, y puede que no sea suficiente para según qué contenidos quiera grabar el usuario. Las grabaciones de prueba en el exterior mostraban un tono más apagado en comparación con la de otros modelos.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 1 de noviembre de 2022.

[Recuerda que si eres usuario de Amazon Prime, todas las compras tienen gastos de envío gratuitos. Amazon ofrece un período de prueba gratuito y sin compromiso durante 30 días.]

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS