El PP excluye a afines a Alonso de las listas vascas y recupera a Carlos Urquijo

Las encuestas dan a la coalición con Cs menos escaños de los que obtuvieron los populares en solitario

El expresidente José María Aznar junto a Carlos Urquijo, presidente de la asociación Esteban de Garibay.
El expresidente José María Aznar junto a Carlos Urquijo, presidente de la asociación Esteban de Garibay. Fernando Domingo-Aldama.

La lista de la coalición de PP y Ciudadanos para las elecciones vascas supone una renovación profunda respecto a los últimos comicios a los que los populares se presentaron con Alfonso Alonso como candidato. El PP cede a Cs, actualmente sin representación en Euskadi, el segundo puesto por Bizkaia y el tercero en Álava y Gipuzkoa. Los populares recuperan a Carlos Urquijo, exdelegado del Gobierno considerado del “ala dura” en el PP vasco. Las encuestas otorgan a la coalición menos escaños de los que obtuvo el PP en solitario en 2016.

El PP tiene ahora nueve diputados en el Parlamento vasco, compuesto por un total de 75. De ellos, cinco son por la provincia de Álava, dos por Gipuzkoa y otros dos por Bizkaia. Con las nuevas listas electorales de la coalición con Cs, si lograran conservar esos resultados, solo repetirían tres por Álava: Carmelo Barrio —que fue secretario del PP vasco con Carlos Iturgaiz—, Laura Garrido y Maria del Carmen López de Ocáriz. Las últimas encuestas, no obstante, señalan que yendo en coalición, PP y Cs obtendrían dos puestos menos de los que logró el PP en solitario en 2016.

Los cabezas de lista serán Barrio por Álava, Carlos Iturgaiz, el candidato a lehendakari, por Bizkaia, y Muriel Larrea, concejal en Irún, por Gipuzkoa, en sustitución de Borja Sémper, que dejó la política el pasado enero.

Ciudadanos, ahora sin representación en el territorio —obtuvo el 2% del voto en las últimas autonómicas— ocupa en las listas de la coalición vasca el segundo puesto por Bizkaia (Luis Ignacio Gordillo, líder de la formación en Euskadi), el tercero por Álava (José Manuel Gil), y el tercero por Gipuzkoa (Rocío Galiana). En total, Cs tiene siete puestos en las listas.

Han sido excluidos, por parte del PP, Amaya Fernández, secretaria general del partido en Euskadi y presidenta interina desde la dimisión de Alfonso Alonso, así como el histórico Antón Damborenea, actual parlamentario vasco. Iñaki Oyarzábal, presidente del PP alavés y mano derecha de Alonso, aparece en el puesto 25º de la lista por Álava. En 2016 también ocupó un puesto simbólico, pero entonces era senador.

El PP recupera un nombre de las listas de los años noventa, el de Carlos Urquijo, exdelegado del Gobierno en País Vasco entre 2012 y 2016, hasta que fue cesado por Mariano Rajoy y posteriormente nombrado director general de seguridad de la Comunidad de Madrid. Urquijo, al que fuentes del PP vasco señalan como parte del “ala dura” del partido, ocupa el cuarto puesto en las listas de la coalición por Álava.

Raquel González, presidenta del PP de Bizkaia y miembro de la Ejecutiva de Casado, ocupará el tercer puesto de la lista en esa provincia, en la que el partido solo obtuvo dos diputados en 2016.

“Tanta lucha para esto”

Juan Carlos Cano Aristoy, al que Génova abrió un expediente por equivocarse en una votación a favor de Bildu —su voto no era vinculante—, ocupa el puesto 18º en las listas de Gipuzkoa. El pasado 24 de febrero escribió en su cuenta de Twitter: “Alfonso Alonso dimite al perder la confianza de Génova. Nos imponen candidatos, intervienen el partido y eliminan el proyecto de vascos para vascos. La España de territorios singulares se elimina del proyecto PP. Cayetana [Álvarez de Toledo] y el centralismo se impone. Tanta lucha para esto”. La apertura del expediente a Cano, exconcejal de Andoain amenazado durante años por ETA, indignó a los populares vascos. “Mi partido le abre un expediente. Supongo que para aclarar si es connivente con ETA. A estas alturas. Es descorazonador dedicar una vida a una causa y que esta sea la respuesta”, criticó el entonces presidente de los populares de Gipuzkoa, Borja Sémper.

Preguntado este lunes por si es el responsable de la salida de Alonso, Pablo Casado contestó: “El problema que ha habido es que soy el responsable de cumplir mi mandato con los afiliados que me votaron en primarias, que era volver a reconstruir el espacio constitucionalista para enfrentarnos a la izquierda”. “Para nosotros es fundamental que en las autonomías donde el nacionalismo y la izquierda hacen un cordón sanitario al constitucionalismo, sobre todo País Vasco y Cataluña, podamos ir juntos”, añadió en Telecinco.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción