Al menos 500 personas participan en un macrobotellón en Tomelloso, pese a estar en fase 1

“Si tengo que actuar a golpe de policía, lo haré, esto no se puede tolerar”, asegura la alcaldesa de la ciudad manchega, la socialista Inmaculada Jiménez

Un hombre pasa en bici por la calle de Los Olivos en Tomelloso (Ciudad Real). En vídeo, varios vecinos se muestran indignados por la celebración del macrobotellón. ANDREA COMAS | Atlas

Poco ha importado que hasta hace unas semanas la ciudad fuera uno de los principales focos de contagio de la región. Al menos 500 personas acudieron a un macrobotellón convocado en el recinto ferial de Tomelloso (Ciudad Real) la noche del pasado sábado, según calcula el Ayuntamiento. En la reunión, denunciada por vecinos de la localidad con fotografías difundidas a través de redes sociales, se puede apreciar cómo no se respetó la distancia de seguridad entre muchos de los asistentes. El encuentro ocurrió cuando la provincia seguía en la fase 1 del desconfinamiento, una etapa en la que no están permitidas reuniones de más de 10 personas. A partir de este lunes, Ciudad Real, Toledo y Albacete pasan a la fase 2, y se suman a Cuenca y Guadalajara.

Tras conocerse la concentración de este fin de semana, la alcaldesa, la socialista Inmaculada Jiménez, ha criticado la actitud de los asistentes. La regidora ha señalado: “Esto ha sido muy grave. Rechazamos estas actitudes, que no representan a la mayoría del municipio”. Jiménez se ha reunido este lunes con los responsables de la Guardia Civil y la Policía Local. El pasado domingo, la alcaldesa declaró a la cadena SER: “Si tengo que actuar a golpe de policía, lo haré, esto no se puede tolerar”.

Y cumplió su palabra. A través de un bando municipal, el Ayuntamiento ha adoptado medidas como la prohibición de la venta de alcohol en tiendas minoristas entre las 22.00 y las 7.00. La regidora también ha indicado que los agentes utilizarán la Ley de seguridad ciudadana, conocida como ley mordaza.

La zona, conocida popularmente como Los pinos, ha sido un lugar donde los jóvenes de Tomelloso se suelen reunir para hacer botellones desde los años noventa. También es el lugar donde, hasta antes de la pandemia, se solía montar los lunes el mercadillo.

Las imágenes de este fin de semana difícilmente se pueden explicar en una ciudad que ha sido tan azotada por el coronavirus. De acuerdo con el cementerio municipal, al menos 181 personas murieron en Tomelloso durante la pandemia (en torno al 6% del total de fallecimientos en Castilla-La Mancha). Uno de los episodios más dolorosos en la localidad se dio en la residencia de ancianos privada de la Fundación Elder, donde al menos 65 ancianos han perdido la vida. La Junta tomó control del centro el pasado 18 de marzo. En su peor momento —según las autoridades sanitarias, la semana del 27 de marzo— hubo hasta 11 entierros diarios.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS