La juez cita a declarar como imputado a Álvarez-Cascos por un presunto delito de apropiación indebida

Foro Asturias se querelló contra su fundador, al que acusa de firmar "contratos inexistentes" y adquirir zapatos o videojuegos para sus hijos con cargo al partido

Francisco Álvarez-Cascos, en la tribuna del Parlamento asturiano, en 2010.
Francisco Álvarez-Cascos, en la tribuna del Parlamento asturiano, en 2010.

La titular del juzgado de instrucción número dos de Oviedo, Simonet Quelle, ha admitido a trámite la querella presentada por Foro Asturias contra su fundador, Francisco Álvarez-Cascos, vicepresidente del Gobierno con José María Aznar, por los presuntos delitos continuados de apropiación indebida y administración desleal. El veterano político, expulsado la semana pasada del partido, ha sido citado a declarar como imputado el próximo 23 de septiembre.

La querella, registrada el pasado viernes, recoge los polémicos gastos del fundador de Foro Asturias avanzados en EL PAÍS el pasado diciembre y que motivaron que la formación encargara una auditoría externa, incorporada ahora a la querella, de sus facturas y recibos. La formación denuncia que Cascos tomaba “a préstamo dinero del partido”, firmaba “contratos inexistentes” y adquiría “videojuegos para sus vástagos” con cargo a las siglas.

Además de a Cascos, la juez ha citado a declarar, en calidad de querellante, a la actual presidenta de Foro Asturias, Carmen Moriyón, y a Daniel Martínez Fernández, de la entidad Centium Auditores, en calidad de perito.

La querella asegura que, “amparado en la incipiente juventud de la organización de la que fue su inspirador y gran gurú, en la carencia manifiesta de mecanismos de control y ostentando el control absoluto y férreo del partido sirviéndose de la ausencia de nombramiento de la figura de tesorero”, Cascos desarrolló hasta su cese “actos que le generaron pingües beneficios a la par que un manifiesto empobrecimiento de las arcas del partido”. La formación estima en más de 1,8 millones de euros el coste total para sus arcas. Entre 2012, ya fuera de la presidencia del Principado, y 2014 percibió 457.276 euros de sueldo, más 33.076 de gastos de seguridad social y otros 81.946 euros en dietas. El partido tiene actualmente dos diputados en el Parlamento asturiano, de 45 escaños. A preguntas de EL PAÍS sobre las acusaciones lanzadas por su partido, Álvarez-Cascos declaró el pasado viernes que las cuentas de la formación fueron auditadas por el Tribunal de Cuentas, que nadie puso pegas a su sueldo estos años y que se trata de una “campaña goebbelsiana”. “Quieren liquidarme para convertir Foro en un apéndice del PSOE y apostar por la cooficialidad del asturiano”, aseguró.

Arrendador y arrendatario

Entre los polémicos gastos de Cascos figura el alquiler de una sede para la formación en Madrid a una sociedad familiar de la que formaba parte su entonces esposa, María Porto —171.000 euros, según la auditoría externa—. A preguntas de este diario, el vicepresidente del Gobierno con José María Aznar afirma que cedió gratuitamente esa sede al partido en 2011 y 2012 y que después sí pagó un alquiler. Cascos admite que quien cobraba ese arrendamiento era la empresa de su grupo “familiar”.

La querella incluye un capítulo dedicado a lo que denomina “gastos que sencillamente suponían un manifiesto desprecio por las reglas más elementales de respeto a los contribuyentes y a los afiliados”, entre los que cita “la adquisición de zapatos para sus vástagos; billetes de tren para desplazarse aquellos a Córdoba; compra de videojuegos y comida en Madrid, abriendo el abanico familiar, la reparación de un vehículo cuya titularidad correspondía a la que entonces era su esposa o la satisfacción de un hotel en el Principado al padre de aquella”.


Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS