Varios incendios arrasan casi mil hectáreas en tres días en la provincia de Ourense

El fuego más grave afecta al municipio de Monterrei y amenazó viviendas durante 11 horas

Incendio del ayuntamiento de Monterrei (Ourense) que ha amenazado viviendas. En vídeo, imágenes de las tareas de extinción.Video: Sxenick / EFE | VÍDEO: ATLAS

El viento y las elevadas temperaturas han activado este fin de semana las alarmas por incendios en la provincia de Ourense. Tres fuegos declarados en los últimos tres días han arrasado una superficie que suma casi mil hectáreas.

El municipio de Monterrei ha sufrido el suceso más grave hasta ahora, ya que las llamas se acercaron este sábado de madrugada a la aldea de A Salgueira y obligaron a declarar durante varias horas el nivel 2 de alerta por el riesgo que sufrieron varias viviendas. Los vecinos de este núcleo pasaron la noche en vela y el Gobierno ha enviado a la Unidad Militar de Emergencias (UME) para combatir un incendio que, según las últimas estimaciones, ha arrasado ya 450 hectáreas y en la tarde de este sábado aún no había sido controlado.

El de Monterrei es de momento el fuego más grave de la temporada estival. Comenzó el viernes por la tarde y se han unido a la lucha contra las llamas, además de la UME, 25 brigadas, 20 motobombas, dos palas, siete helicópteros y 12 aviones. El momento más complicado hasta ahora se vivió el viernes al caer la noche, cuando los medios aéreos ya no podían seguir trabajando y el incendio se acercaba a las casas de A Salgueira.

El nivel de alerta se elevó en este núcleo ourensano pasadas las 22.30 del viernes, según información de la Consellería de Medio Rural de la Xunta, y se cortó por precaución la carretera que une Medeiros y O Requeixo. No fue hasta primera hora de la mañana del sábado, 11 horas después, cuando se consideró superado el peligro de que el fuego afectase a las viviendas. Lo que sí han destruido las llamas en A Salgueira son varios campos de cultivo.

Los equipos contraincendios lograron controlar este sábado por la tarde otro incendio declarado en el Ayuntamiento de Viana do Bolo, también en la provincia de Ourense, que ha quemado a su paso unas 250 hectáreas, según estimaciones oficiales. La Xunta considera que este fuego fue provocado porque se inició en cinco puntos distintos de la parroquia de Viladremilo, lo que “refleja una clara intencionalidad”, sostiene el Gobierno gallego.

En la localidad ourensana de Verín, las llamas de otro incendio arrasaron 145 hectáreas de la parroquia de Queirugás. Empezó el pasado miércoles y los efectivos antiincendios no consiguieron controlarlo hasta el viernes al mediodía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS