Hallan muerto al preso de ETA Igor González Sola en su celda de la prisión de Martutene

El recluso, de 47 años y que cumplió las tres cuartas partes de su condena en marzo, fue trasladado al centro penitenciario de San Sebastián el pasado mes de julio

San Sebastián -
El miembro de ETA Igor González Sola, a la derecha, junto a su compañero en la banda terrorista Carmelo Laucirica Orive, en una imagen de archivo tomada en la Audiencia Nacional.
El miembro de ETA Igor González Sola, a la derecha, junto a su compañero en la banda terrorista Carmelo Laucirica Orive, en una imagen de archivo tomada en la Audiencia Nacional.EFE

El preso de ETA Igor González Sola fue hallado muerto en el interior de su celda individual de la prisión donostiarra de Martutene sobre las 17:00 horas de este viernes. Los responsables del centro penitenciario de Martutene comunicaron el suceso a la familia del recluso y dieron parte al juzgado de guardia, que ahora espera conocer el resultado de la autopsia. González Sola cumplió las tres cuartas partes de su condena el pasado mes de marzo, condenado en 2005 a 20 años por los delitos de colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación de documento oficial. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias aprobó en noviembre de 2018 su traslado de Madrid II al centro penitenciario de Soria, al considerar que el recluso cumplía la “legalidad penitenciaria”. El pasado mes de julio fue trasladado a la prisión de Martutene, en San Sebastián.

Sare, la red de apoyo a presos de ETA, ha denunciado la muerte de González y ha convocado una manifestación que recorrerá las calles de Bilbao este domingo. “La muerte violenta de cualquier preso o presa, supone el fracaso del sistema penitenciario y esto es lo que venimos denunciando desde Sare, desde hace mucho tiempo”, señala la organización en una nota. Sare señala que “la cárcel no puede ser un almacén de personas, donde se apilan hasta finalizar su condena”. Además, la plataforma pide “una reflexión al conjunto de instituciones y partidos”, porque “el caso de Igor se suma a la de otros muchos presos que han perdido la vida como consecuencia de un sistema cruel, al que los y las presas vascas deben hacer frente en condiciones de excepción especialmente duras y con penas de cárcel extraordinarias”. Sare asegura que el miembro de ETA fallecido “sufrió multitud de vulneraciones de derecho y había cumplido las tres cuartas partes de su condena”. “Si se le hubiera aplicado la misma normativa penitenciaria que se aplica a otros presos, hoy estaría en libertad y vivo”, afirma el comunicado. “Los queremos en casa y, sobre todo, los queremos vivos. La ley de excepción trae consigo la muerte, y es responsabilidad de todos y todas ponerle fin para siempre”, concluye.

Más información
GRAFCAV6308. PAMPLONA, 05/06/2020.- Varios cientos de personas, convocadas por el sindicato LAB, han recorrido este viernes el centro de Pamplona para reclamar el acercamiento de los presos de ETA a sus lugares de origen, por entender que con la pandemia del coronavirus han sufrido un "doble confinamiento". EFE/ Jesús Diges
Interior anuncia el traslado de cuatro presos de ETA a cárceles de Madrid y Zaragoza
La Audiencia Nacional normaliza la libertad condicional de los etarras arrepentidos

La asociación de familiares Etxerat también ha denunciado la muerte del preso de ETA y ha animado a participar en la movilización convocada por Sare el domingo, “en contra del alejamiento y la excepcionalidad penitenciaria”. “La política de dispersión, se ha cobrado una nueva víctima. Son ya un total de 22 víctimas mortales en prisión a causa de la desasistencia médica, de las condiciones de vida extremas propiciadas por las políticas penitenciarias de excepción, o de la insostenible presión a la que se ven sometidos las presas y presos políticos vascos”, ha denunciado a través de una nota.

El coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que hoy ha estado presente en la toma de posesión del lehendakari Iñigo Urkullu en Gernika (Bizkaia), se ha referido a la muerte del etarra González Sola: “¿Y ahora quién se hace cargo de esta muerte? ¿Quién se responsabiliza de esta política penitenciaria cruel y basada en la venganza? Se habla mucho de convivencia, pero la convivencia exige otra manera de hacer las cosas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS