Sánchez acusa a Casado de desleal por el bloqueo de las instituciones

El presidente del Gobierno insiste en el Senado en que los Presupuestos son el único modo de encauzar los 140.000 millones de los fondos europeos

Pedro Sánchez, en su comparecencia en el Senado.FOTO: Jesús Hellín / Europa Press | VÍDEO: EPV

Pedro Sánchez ha acusado al PP de desleal por el bloqueo a la renovación de órganos como el Consejo General del Poder Judicial, pendiente desde hace casi dos años, al tiempo que ha hecho un llamamiento continuo a la unidad y al respaldo del mayor número de fuerzas posibles a los Presupuestos. “Ese comportamiento no es útil para la gobernabilidad. Y diría más: no es leal. No es democrático porque no reconoce el resultado electoral del año pasado”, ha reprochado el presidente del Gobierno este martes en la comparecencia a petición propia en el Senado con la que ha arrancado el curso político. El PP mantiene una representación en instituciones como el CGPJ que no se corresponde con su derrota en las generales de 2019, sino con las victorias de Mariano Rajoy.

El Gobierno y el PP han pasado de tantearse con discreción durante el verano, bajo el radar de la polarización política, a una ruptura total justo cuando la pandemia vuelve a golpear con fuerza. Las relaciones están rotas y no parece que vayan a reconducirse a corto plazo. La consecuencia es que la renovación de algunos de los órganos más relevantes del Estado seguirá en barbecho. Además de al Poder Judicial, la parálisis afecta al Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el consejo de RTVE. “El bloqueo a nuestras instituciones de quienes se dicen constitucionalistas es inaceptable”, ha sentenciado Sánchez, que se ha referido, además de al órgano de los jueces, al Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y al consejo de RTVE. “A ustedes les gusta la Constitución según cuándo y cómo. Y en lo que se refiere a las instituciones solo cuando ustedes sacan ventaja. Y si no les conviene, pues pisotean la Constitución y tan tranquilos”, ha proseguido Sánchez, que entiende que el PP es un partido constitucionalista “a tiempo parcial”. La unidad y unas instituciones sólidas serían los requisitos previos para el “nuevo clima político” que ha demandado en la Cámara alta. “El PP no va a renovar el CGPJ si dentro van a meter a Podemos”, ha zanjado Javier Maroto. El portavoz popular ha acusado al Gobierno de filtrar el mensaje por el que Pablo Casado accedía a renovar ese y otros órganos. “Si su portavoz en el Senado, Ander Gil, me envía un mensaje y lo filtro, yo no podría volver a mirarle a la cara. Me moriría de vergüenza. Pero para eso hay que tenerla primero”.

En su comparecencia a petición propia, Sánchez ha apelado medio centenar de veces a la “unidad” para conseguir “el mayor apoyo posible” a los Presupuestos. El Gobierno los quiere presentar este mes. “Solo podremos salir de este desafío colosal y sin precedentes con unidad”, ha sido uno de sus mensajes centrales. Los vigentes, de 2018, los diseñó Cristóbal Montoro en un contexto totalmente diferente al actual, con una caída del PIB de dos dígitos. El presidente, que ha insistido que serían unas cuentas “progresistas” y “de país”, pese a la “autoexclusión” de fuerzas como el PP, ha incidido en que de lo contrario no se podrán empezar a inyectar los 140.000 millones de euros para España que el Consejo Europeo aprobó en julio. “Este fondo no se puede abordar sin unos Presupuestos con carácter inmediato. Los Presupuestos son el tronco que permite canalizar los recursos procedentes de la Unión Europea. Desvincularlos sería una grave irresponsabilidad. Es el método natural, eficiente y eficaz para encauzar y absorber los 140.000 millones”, ha afirmado. Maroto ha justificado la negativa del PP a no “dar un cheque en blanco” al Ejecutivo en que lo desconoce todo de los Presupuestos que está perfilando la ministra de Hacienda, María Jesús Montero: “Solo pide que se le apoye, pero sin decir qué va a hacer o dónde quiere ir”. “Su único programa político es estar en el poder, retenerlo y ocuparlo”, ha concluido el portavoz del PP, que ha cifrado los fallecidos por coronavirus en 50.000. El Ministerio de Sanidad reconoce 29.594 decesos reconocidos por covid en su último parte. Jacobo González-Robatto, de Vox, ha tildado al Gobierno de “criminal" e "incompetente”.

Dentro de su estrategia de resaltar el papel crucial de los fondos de reconstrucción, Sánchez ha destacado cómo, a diferencia de la Gran Recesión de 2008, Bruselas “ha estado a la altura”. “España no estará sola, sí lo estuvo sola tras la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, cuando vimos pasar de largo el Plan Marshall. Y lo volvió a estar hace diez años, cuando la fiebre de la austeridad hizo recaer el coste de la crisis sobre los más débiles”, ha comparado, metiendo así presión sobre los partidos reacios a apoyar los Presupuestos. El Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia que trazará la hoja de ruta para la próxima década impulsará el crecimiento de la economía española por encima del 2% según las estimaciones que el Gobierno presentará a Bruselas.

El presidente ha resaltado en la Cámara territorial el “empuje hacia la cogobernanza real y efectiva” del Estado autonómico que a juicio del Gobierno ha provocado la pandemia. “No hemos inventado nada, la cogobernanza ya estaba recogida en nuestra Constitución. Pero hemos tenido la ocasión de ponerla a prueba en una situación de estrés institucional, y en líneas generales ha funcionado muy bien”, ha valorado. Sánchez ha eludido el choque con algunas de las comunidades que peores cifras de la pandemia presentan, como Madrid: su presidenta, Isabel Díaz Ayuso (PP), ha retomado con ímpetu la confrontación con La Moncloa a la vez que empeoraba la situación en la Comunidad. El presidente ha reconocido el “esfuerzo” de todos los territorios “con independencia del color político”. A lo largo de su intervención inicial de una hora, Sánchez ha apelado a la unidad entre las diferentes Administraciones y entre las fuerzas políticas con presencia parlamentaria. “Examinemos la hoja de cálculo con los números y discutamos los números, no a quienes están a nuestro lado discutiendo. Hagamos unos Presupuestos que no vayan en contra de los principios más esenciales de nadie”, ha enfatizado, poniendo como ejemplo el acuerdo presupuestario comunitario entre liberales, conservadores, socialdemócratas y otras formaciones. “¿Lo que ha sido posible en Europa no va a ser posible en España?”, ha remarcado. Eduardo Fernández Rubiño, senador de Más Madrid, ha aprovechado el hueco: “El Gobierno de Ayuso es incompetente y negligente. Madrid es otra vez el epicentro del virus”.

ERC apremia a elegir entre ellos o Ciudadanos

La mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat de Cataluña “es imprescindible para poder hablar de todo”. ERC ha insistido en su celebración a la espera de que la fijen los Gabinetes de Pedro Sánchez y Quim Torra. La senadora Mirella Cortès ha mantenido el veto a Ciudadanos y ha instado al presidente a elegir entre su partido o el de Inés Arrimadas para aprobar los Presupuestos. “Tienen que decidir con quién van a acordarlos. Las políticas sociales y transformadoras son imposibles con Ciudadanos. Tendrán que asumir los compromisos de principios de legislatura si quieren pactar con ERC”, ha afirmado. “Nunca nos hemos levantado de la mesa de diálogo, a algunos solo les importaba la fecha”, ha intervenido Josep Lluís Cleries (Junts), en una puya implícita a ERC. “Nosotros no queremos escenificaciones, queremos realidades. Exigimos que la mesa de negociación no sea una mesa de mercadeo de votos”, ha apostillado el senador, que ha defendido que a Sánchez “le entran ganas de dialogar cuando necesita apoyos”. “La mesa, para usted, es una mesa con contenidos florales”, ha sentenciado. Sánchez les ha reiterado su compromiso “indeleble” con el diálogo y su empeño en resolver el “desgarro” político en Cataluña. “Usted está dispuesto a contentar sin límites al independentismo, incluso con una mesa de ruptura, con tal de salvar los Presupuestos. Esto es muy grave y es indigno de un presidente del Gobierno”, le ha espetado Maroto.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS