CRIMEN DE PATRAIX

”Me considera de su propiedad, quiero que se muera”, afirma Maje de su esposo a uno de sus amantes

Cuarta sesión del juicio que sigue contra María Jesús Moreno y su amante, Salvador Rodrigo por el asesinato del marido de ella

Cuarta sesión del juicio a Maje y Salva por el crimen de Patraix
Cuarta sesión del juicio a Maje y Salva por el crimen de PatraixEUROPA PRESS (Europa Press)

María Jesús, conocida como Maje, se ha enfrentado este martes en una nueva sesión del juicio que se sigue contra ella por el asesinato de su marido en agosto de 2017 en un garaje de Patraix, a los testimonios de sus amantes, con quien mantenía una relación paralela a la conyugal. Con uno de ellos chateó el mismo día en que se enteró de la muerte de su esposo para verse esa misma noche. A otro le confiesa [tras una discusión] que su marido la satura, la agobia lo odia e incluso ha pensado en matarlo.

Hoy se ha celebrado la cuarta sesión del juicio por el crimen de Patraix, donde María Jesús Moreno, Maje, y Salvador Rodrigo, se sientan en el banquillo de los acusados por su presunta participación en el asesinato del ingeniero Antonio Navarro, esposo de Maje, el 16 de agosto de 2017 en un garaje del distrito de Patraix en València. Por el estrado de los testigos han pasado los que fueran amantes de Maje, también su hermana, compañeras de trabajo, un amigo de Salva, el otro acusado, y su exesposa.

José, que entabló relación con Maje en mayo de 2017, poco antes de que se produjera el crimen de su esposo, ha asegurado que algunas noches se quedaba en su casa, y fue donde la acusada pasó la del 15 al 16 de agosto, día en que se cometió el asesinato. Pensaba que estaba soltera y no supo la verdad de su matrimonio hasta después del suceso, ha contado hoy en la vista.

José es con el que Maje chatea tras reunirse con Salva horas después del crimen para contarle que lo ha matado. La conversación de la acusada con Salva se produjo sobre la una de la tarde del 16 de agosto y poco después Maje chatea con Jose y le propone verse esa noche para “hacer un amorcete”, aunque horas después le escribe que le duele la cabeza. “Llevo mucho tute, nene”, le dijo en torno a las diez de la noche.

Con Tomás, con el que Maje mantuvo otra relación entre mayo de 2016 y octubre de 2017, tiene una conversación en junio de 2017, en la que le cuenta que había tenido “un follón” con Antonio porque iban a operarle —a Tomás, Maje le cuenta que su marido tiene un cáncer, tiene que cuidarlo y la familia de ambos la obligan— y muestra su hartazgo. “Me satura, me agobia, lo odio. Me considera de su propiedad, quiero que se muera. No le aguanto”, se desahoga Maje con su amante. Tomás la escucha e incluso le sugiere si ha pensado en denunciarlo “porque te apoyaría al 200%”. Y más tarde cuando ella le escribe que ha pensado en acabar con su vida [la de su marido], el joven le contesta: “Yo también pero no destroces tu vida por una rata como esa”.

Rocío, amiga de Maje desde la infancia y con la que salía de fiesta, ha reconocido que estaba juntas cuando conoció a José durante una noche de fiesta. Maje le hablaba mal de Antonio, que era muy controlador, que bebía y que la maltrataba psicológicamente. “Se que ella quería separarse porque me decía que no era feliz. Discutían de dinero”, ha explicado hoy a preguntas de las partes. Rocío es la persona a la que Maje acude después de la muerte de Antonio y la que asegura que al principio la veía mal, “no podía dormir y tomaba pastillas” pero luego "fue mejorando progresivamente”, ha dicho.

La hermana de Maje ha descrito la relación entre el matrimonio, que vivió unos meses en su casa por las obras de reforma que se llevaban a cabo en su piso, que vio que la relación era normal y, a preguntas del fiscal, reconoce que su hermana y Antonio se pelearon antes de la boda por un desliz con un chico llamado Tomás. También explica, a demanda del abogado que defiende a su hermana, el dinero que Maje y su familia desembolsa por la compra del piso de la calle Calamocha: fueron 30.000 euros más otros 15.000 o 20.000 euros para una casa que costó 100.000 euros y que, según Natalia, se escritura un 80% a nombre de Antonio y un 20% a nombre de Maje.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS