El PNV desprecia la “patochada” de Vox y Abascal recita a todas las víctimas de ETA en su réplica a EH Bildu

Abascal acusa a los nacionalistas de “representar la traición como forma de hacer política” y de beneficiarse políticamente de la violencia terrorista

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el portavoz del PNV Aitor Esteban, conversan este miércoles tras la intervención del líder de Vox, Santiago Abascal, en la moción de censura en el Congreso de los Diputados.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el portavoz del PNV Aitor Esteban, conversan este miércoles tras la intervención del líder de Vox, Santiago Abascal, en la moción de censura en el Congreso de los Diputados.Mariscal (EFE)

El PNV y EH Bildu han seguido hoy de forma desigual el guion que se han marcado en el Parlamento vasco, donde han impuesto un veto a Vox durante toda la legislatura. El PNV ha sido muy rotundo ante la moción de censura presentada por la formación ultra y la ha despachado, de forma displicente y en apenas 82 segundos de intervención, de forma despectiva: “No vamos a contribuir a dar propaganda a esta patochada”, ha zanjado su portavoz, Aitor Esteban. EH Bildu ha amagado primero con ignorar a Vox, al dedicarle un minuto de los 30 que ha empleado Mertxe Aizpurua en su turno. Pero acto seguido, su segundo de a bordo, Oskar Matute, ha cargado con un discurso lleno de ironía contra “el fascismo” que ha dicho representar Vox.

Más información
21/10/2020 El presidente de VOX, Santiago Abascal, interviene durante el pleno en el que se debate la moción de censura planteada por Vox, en el Congreso de los Diputados, Madrid (España), a 21 de octubre de 2020. Se trata de la quinta moción de censura que se debate desde la recuperación de la democracia en 1978, una iniciativa con la que Vox busca sustituir a Pedro Sánchez en la Presidencia del Gobierno, pero que nace abocada al fracaso. De hecho, es la que menos apoyos suscita de todas las que se han debatido hasta ahora.
POLITICA 
EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press
Fotogalería: La moción de censura de Vox al Gobierno de Sánchez

Santiago Abascal también ha empleado formas muy distintas para dirigirse a las dos formaciones nacionalistas vascas. Ha empleado prácticamente todo el tiempo de réplica a EH Bildu para recitar el nombre de las más de 800 víctimas asesinadas por la banda terrorista ETA. Ha comenzado con José Pardines y seguido con todos y cada uno de los muertos por la banda terrorista, mientras todos los representantes de su partido permanecían en pie y los de Bildu, sentados en sus escaños. Sólo ha interrumpido la enumeración de los asesinados para realizar algún comentario sobre alguno de ellos, bien para destacar que es amigo de un hijo de la víctima, recordar su filiación política –como en el caso del senador del PSOE Enrique Casas, el exministro Ernest Lluch y algún concejal del PP– o para subrayar que era el cartero de su pueblo (Llodio, Álava).

La moción de censura de Vox no contará este jueves con el apoyo de las formaciones vascas. Estaba cantado que rechazan la moción del candidato Abascal, a quien el PNV ha calificado de “no candidato”. Esteban, muy breve desde la tribuna de oradores, ha dicho que Vox hace “un uso espúreo” de la moción de censura al lanzar “una mezcolanza de ideas para la siembra de cizaña y odio”. Ha reprochado a la ultraderecha preferir el régimen de Franco al actual Gobierno y pretender “ilegalizar” al PNV. “No vamos a contribuir a dar protagonismo a esta patochada”, ha dicho el portavoz peneuvista para cerrar su discurso.

Abascal ha sacado el látigo contra “los niños mimados del bipartidismo”, como ha calificado al PNV, a los que ha tildado de “extorsionadores” que “van bien vestidos con traje y corbata”. “Ustedes juegan con ventaja”, le ha dicho Abascal a Esteban", porque “mientras unos golpeaban el árbol, otros recogían las nueces”, ha comentado en alusión a las ventajas que según él ha obtenido el PNV de la violencia terrorista. “Solo representan la traición como forma de hacer política”, ha afirmado el líder de Vox para referirse a los nacionalistas vascos.

EH Bildu se ha puesto primero de espaldas a Vox para no entrar a “los insultos y las graves acusaciones” de Vox contra la izquierda abertzale y la sociedad vasca, ha dicho Aizpurua al comenzar su intervención. La portavoz soberanista le ha recordado a Abascal que ETA “acabó” hace nueve años y que desde entonces en Euskadi se está “construyendo la paz y la convivencia desde el respeto y el reconocimiento mutuo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

EH Bildu no ha realizado ninguna alusión al cordón sanitario que han impuesto las principales formaciones vascas a Vox en el Parlamento autonómico: han limitado el número de iniciativas que pueden presentar en el pleno, los tiempos de intervención de su única representante, Amaia Martínez, y la reducción del número de asesores de los que dispone. Este acuerdo adoptado en la Mesa del Parlamento ha sido recurrido en amparo esta misma semana ante el Tribunal Constitucional. El PNV y EH Bildu ya han anunciado que no intervendrán nunca en los debates propuestos por Vox en la cámara de Vitoria. “Podían haber hecho hoy lo mismo”, les ha reprochado Abascal.

No ha dejado pasar la ocasión para culpar a EH Bildu de connivencia con ETA. Sin llamarles etarras, como suele hacer en numerosas ocasiones, ha terminado su respuesta a los independentistas con estas palabras: “Hay más de 300 asesinatos que están sin resolver. Los ejecutores, los chivatos, los que dispararon están hoy libres. Y quizá los que señalaron [esos atentados mortales] pueden estar ahora aquí sentados, votando con este Gobierno”.

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS