El Parlamento andaluz rectifica y devuelve a Teresa Rodríguez al grupo de Adelante Andalucía

La Mesa pide a IU que “acredite” en dos días que los expulsados han causado baja en Podemos

Bancada de Adelante Andalucía en el Parlamento autónomo sin los diputados de Anticapitalistas expulsados.
Bancada de Adelante Andalucía en el Parlamento autónomo sin los diputados de Anticapitalistas expulsados.María José López (Europa Press)

El Parlamento andaluz ha rectificado y frenado la expulsión del grupo Adelante Andalucía de la líder de Anticapitalistas y excandidata a la presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, y de otros siete diputados que concurrieron bajo las siglas de esa coalición. La Mesa ha acordado esta noche, con los votos de PP y Ciudadanos a favor y los contrarios de PSOE y de Vox, admitir parcialmente el recurso presentado por los afectados y “dejar sin efecto” que sean considerados diputados no adscritos, por lo que podrán volver a ser representantes de Adelante.

Ahora bien, esa decisión no es definitiva. La Mesa ha pedido a la portavoz de Adelante, Inma Nieto (IU), que en el plazo de dos días naturales acredite que los ocho diputados afectados han causado baja en el grupo parlamentario como consecuencia de su baja en su formación política (Podemos). La Mesa no ha tomado ninguna decisión sobre otros dos escritos planteados por los partidos de la coalición. Los Anticapitalistas habían pedido cesar como portavoz a Nieto. Y los de IU, cambiar a la representante en el Mesa, Maribel Mora, que es independiente.

Rodríguez y sus compañeros fueron expulsados hace una semana por encontrarse en “una situación de transfuguismo”, según argumentó la portavoz de Adelante a petición de Podemos, ya que abandonaron esta formación por la que lograron sus escaños. La Mesa acordó entonces por mayoría apartarlos del grupo y que pasaran a ser diputados no adscritos. La decisión se tomó en contra de la opinión del letrado mayor, Ángel Marrero, que esta vez se ha empleado a fondo para que la mayoría de la Mesa apoyase la propuesta que finalmente ha sido aprobada.

Los ocho diputados volverán a sus escaños y recuperarán intactos todos sus derechos que, como parlamentarios no adscritos, tenían cercenados. Aunque la convivencia en el grupo era muy difícil desde hace meses, ahora se aventura aún peor. En los días del pleno del Parlamento de esta semana, los expulsados no tenían dependencias propias, deambulaban por los patios del Parlamento y han utilizado el despacho de la secretaria de la Mesa, Maribel Mora, para reunirse. Durante la sesión de control, los diputados afectados que tenían preguntas han aprovechado su turno para denunciar su situación: “El Parlamento está en la UCI democrática”, ha dicho Nacho Molina, uno los expulsados.

La decisión de la Mesa se ha acordado después de casi ocho horas de debate en dos días y ha sido muy tensa. Desde fuera de la sala de reuniones del órgano de gobierno del Parlamento se podían escuchar las voces airadas de sus miembros.

Una vez que la portavoz del grupo “acredite” la baja de los de Teresa Rodríguez del grupo “como consecuencia de su baja en su formación política”, los letrados de la Cámara elaborarán un informe jurídico y se adoptará una decisión definitiva: si tramitan de nuevo la expulsión o se mantienen en Adelante Andalucía.

Contactos de IU con PP y Cs

La decisión ha estado precedida de múltiples contactos de IU, tanto con Ciudadanos como con el PP, en los que han participado el vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs), y el consejero de la Presidencia, portavoz del Gobierno y presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo. El coordinador de IU, Toni Valero, ha mantenido una reunión con Bendodo y el portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, en el Parlamento.

Durante las preguntas al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, la portavoz de Adelante, Inma Nieto, se ha mostrado proclive a alcanzar acuerdos con el Gobierno sobre el Presupuesto de la Junta para 2021, que aún no tiene el visto bueno de Vox, lo que ha avivado las especulaciones de sus excompañeros, que en redes sociales han criticado duramente su actitud. “IU y PSOE se ofrecen a aprobarle los presupuestos al PP de Andalucía y yo me pregunto, ¿será a cambio de rechazar nuestro recurso y no oír a los servicios jurídicos sobre la ilegalidad de nuestra expulsión?”, escribió Teresa Rodríguez en su cuenta en Twitter.

El recurso planteado por los afectados aseguraba que la petición de Nieto ante la Mesa se presentó fuera de plazo y ni siquiera fue accesible a los grupos “al aparecer oculto bajo el epígrafe Anotación Confidencial”. “Hubo una intencionalidad en el ocultamiento del escrito a los diputados firmantes, a fin de dejarnos en situación de indefensión”. Y argumentaron una providencia del Tribunal Constitucional dictada en febrero de 1994 sobre una situación ocurrida en el grupo popular de las Cortes Valencianas, en la que el alto tribunal ratifica la expulsión de un diputado de sus filas al haber sido adoptada por la mayoría del grupo. Ninguna de estas propuestas las recoge el letrado mayor en su propuesta de resolución. En este caso, fueron seis diputados de IU, a instancias de Podemos, los que acordaron la expulsión de ocho pertenecientes a Anticapitalistas Andalucía, el partido que fundó Rodríguez después de acordar de manera teóricamente amistosa con Pablo Iglesias su salida de Podemos.

Entre otras argumentaciones, los expulsados consideran que el pacto contra el transfuguismo actualmente vigente por acuerdo del 23 de mayo de 2006 “no tiene nada que ver con la situación que se da” en el grupo de Adelante Andalucía. Aunque hay acuerdos en la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo que coordina el Ministerio de Política Territorial y Fundación Pública que podrían dar cobertura a la expulsión de Rodríguez, aún no hay nada aprobado.

En este sentido, los partidos firmantes del pacto han acordado considerar tránsfuga a “la persona electa por una candidatura promovida por una coalición, si abandona, se separa de la disciplina o es expulsado del partido político coaligado que propuso su incorporación en la candidatura, aunque recale en otro partido de la coalición sin el consentimiento o tolerancia del partido que originariamente lo propuso”. Esta definición, según IU y Podemos, se ajusta a la situación de los de Rodríguez.

Aunque este acuerdo no se ha votado, los partidos firmantes (un total de 22) están obligados a cumplirlo mientras se adaptan las leyes. “Mientras ello se produce, se comprometen a tener este y los anteriores acuerdos como criterios interpretativos de los órganos competentes de las distintas instituciones”, figura en el documento.

IU y Podemos acusan a los de Rodríguez de “apropiarse” de la marca de la coalición Adelante Andalucía al inscribirla como partido político, de quedarse con el control de las redes sociales y, lo que es más grave, con las asignaciones del grupo parlamentario. Al año, Adelante percibe del Parlamento 1,67 millones de euros, de los que el 65% iba a Podemos y el resto a Izquierda Unida. En agosto pasado, Anticapitalistas revocó el acceso del administrador de IU de la cuenta corriente común, y hace tres semanas, la propia Rodríguez comunicó al Parlamento otro número de cuenta únicamente controlada por su partido.

Las discrepancias sobre la relación política con el PSOE están en el origen de la trifulca interna. Rodríguez se opuso a la coalición de Unidas Podemos con los socialistas y rechaza cualquier alianza con los socialistas andaluces. IU y Podemos, por el contrario, abogan por crear espacios de entendimiento.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción