El cónsul en Rabat cesa tras unas escandalosas declaraciones

El ‘aznarista’ Fernando Villalonga dimite antes de incorporarse a su puesto en Marruecos

Fernando Villalonga, en su etapa al frente de la Fundación Telefónica, en 2001.
Fernando Villalonga, en su etapa al frente de la Fundación Telefónica, en 2001.Bernardo Pérez

El diplomático Fernando Villalonga (Valencia, 1960) ha cesado como cónsul de España en Rabat (Marruecos) antes de incorporarse al puesto. La Junta de la Carrera Diplomática aprobó la semana pasada su dimisión “por motivos personales”, menos de un mes después de que, el 17 de octubre, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara su nombramiento.

La dimisión de Villalonga es consecuencia, según ha adelantado el digital Vozpópuli, de las escandalosas declaraciones que realizó el pasado 9 de octubre al canal oficioso de Vox en Youtube, “Estado de Alarma”, en las que cargó contra el presidente electo de Estados Unidos Joe Biden (asegurando que Trump era el único defensor de la democracia y las libertades frente a la “amenaza” que suponía el “revolucionario” partido demócrata, dispuesto a instaurar un “régimen autoritario”), la Unión Europea (“controlada por el globalismo”) la política exterior española o el PSOE, del que llegó a asegurar que “su caja B siempre estuvo en Venezuela”.

Estas declaraciones, impropias de un diplomático, causaron malestar en la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. El puesto de cónsul en Rabat es de libre designación, aunque se adjudica teniendo en cuenta los méritos de los aspirantes.

Villalonga es uno de los diplomáticos más veteranos de la carrera. Fue consejero de la Generalitat valenciana con Eduardo Zaplana como presidente (1995-96), secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica en la primera legislatura de José María Aznar (1996-2000), diputado del PP (2000-01), cónsul en Nueva York (2008-12) o embajador en Brasil con Mariano Rajoy (2017-18). Miembro del círculo íntimo de Aznar, dirigió la política cultural del Ayuntamiento de Madrid entre 2011 y 2013, con Ana Botella como alcaldesa. También fue presidente la Fundación Telefónica cuando su primo Juan Villalonga dirigía la compañía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS