Los socialistas homenajean a Ernest Lluch: “Gracias por tu gran labor política, tu ejemplo y valentía”

El PSOE honra la memoria del exministro que impulsó la sanidad pública en el vigésimo aniversario de su asesinato por ETA

Ernest Lluch, exministro de Sanidad y diputado del PSC, en una entrevista en 1999.
Ernest Lluch, exministro de Sanidad y diputado del PSC, en una entrevista en 1999.CARLES RIBAS

El vacío que dejó Ernest Lluch el 21 de noviembre de 2000, asesinado a los 63 años por ETA en el aparcamiento de su domicilio en Barcelona, perdura. Lo mismo que su legado. Los socialistas se han volcado este sábado en el recuerdo del exministro de Sanidad y ferviente defensor del diálogo en el País Vasco. Una bandera que hizo que la banda terrorista le pusiera en su punto de mira. “Hace 20 años el terrorismo asesinó a Ernest Lluch. Hoy honramos tu memoria. Gracias por tu gran labor política, tu ejemplo y valentía. Gracias por hacer de todos la sanidad pública. Con ella, hoy se combate la pandemia y se salvan miles de vidas. Gràcies, Ernest”, le ha reconocido Pedro Sánchez en un mensaje en redes sociales. Igual que ha hecho el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, todo el socialismo ha honrado a Lluch. El 20º aniversario de su muerte ha coincidido con las críticas fuera y dentro del PSOE por el apoyo de EH Bildu a la tramitación de los Presupuestos.

“Como él, perseguimos sueños, con persistencia vamos avanzando cada día un poco más. Hoy estamos aquí porque otros como Ernest estuvieron antes y nos abrieron el camino de la justicia social, sus ideas son ya un estandarte de convicción y de paz. Nuestro mejor legado, nunca le vamos a olvidar”, ha remarcado Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, en un acto en Ferraz. El PSC ha organizado un acto específico para conmemorar a Lluch. El primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha incidido en que se trataba de una persona “de valores profundos” con una “fortaleza interior bestial” que le llevó a fomentar el entendimiento y la búsqueda de consenso incluso con quienes amenazaban a la democracia. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha ensalzado los “principios rectores” del sistema sanitario que Lluch, asesinado por la “intolerancia”, impulsó en el primer Gobierno de Felipe González. Su legado está vigente “en todo su esplendor”, ha remarcado Illa. “Hay que hacer presente a las demás generaciones su legado inmenso”, ha concluido. La presidenta del Congreso y también referente del PSC, Meritxell Batet, ha reivindicado la “defensa de los valores democráticos y de la capacidad integradora del diálogo” que representó Lluch. “Son hoy un legado a la altura de su tarea como ministro”, ha defendido en el acto telemático organizado por el PSC en memoria de Lluch.

Eduardo Madina también ha recordado el vacío que dejó Lluch publicando en su cuenta de Twitter la portada de EL PAÍS hace dos décadas. “ETA asesina a tiros en Barcelona el exministro socialista Ernest Lluch”, era el titular a cinco columnas. El político vasco también fue víctima de un atentado: ETA puso una bomba en su vehículo en 2002, cuando era secretario de Política Institucional de las Juventudes del PSE. Le tuvieron que amputar una pierna. Numerosos cargos socialistas han movido en redes sociales un vídeo resaltando la decidida apuesta por el diálogo de Lluch, aparte de su desempeño crucial en el desarrollo de la sanidad pública. “Gracias Ernest por tu forma de entender la política, tu incansable apuesta por el diálogo y tu aportación el Estado del bienestar”, agradece el PSOE en el vídeo. En el montaje realizado aparece la intervención de Lluch en un mitin en San Sebastián en la campaña electoral de las municipales de 1999. “¡Gritad más, que gritáis poco. Gritad, porque mientras gritáis no mataréis!”, le dijo a un grupo de radicales que intentó boicotear el acto. Un año más tarde sería asesinado.

“La democracia era para él una sociedad que conversa, que alimenta el debate y la ilusión. Siempre desde la razón y atreviéndose a pensar. La palabra era la vía Lluch. La vía LLuch era el diálogo”, ha afirmado el presidente de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig. Su herencia “continúa ahora más presente que nunca”, ha enfatizado.

“Su memoria vive entre nosotros. Y su mayor legado: una sanidad pública y universal. La que siempre nos protege, como en esta pandemia”, ha destacado Susana Díaz, secretaria general de los socialistas andaluces. El presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, del PP, también le ha recordado: “En Andalucía o en Cataluña, el terror de ETA no ha hecho distinciones”. “Le debemos a todas sus víctimas la dignidad, la memoria y la justicia que merecen”, ha subrayado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS