Un diputado de EH Bildu en el Congreso se solidariza con un parlamentario de Vox víctima de ETA

Jon Iñarritu dijo a Antonio Salvá, padre de un guardia civil muerto en un atentado en Mallorca en 2009: “Condené ese terrible asesinato y lo sigo sosteniendo”

El diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, en el Congreso, en una imagen del pasado septiembre en el Congreso. En vídeo, Iñarritu se solidariza por el padre de un asesinado por ETA, hoy diputado de Vox. Vídeo: J. Hellín (Europa Press) / EUROPA PRESS

El diputado de EH Bildu Jon Iñarritu expresó este lunes su “solidaridad” con el parlamentario de Vox Antonio Salvá, padre de uno de los dos guardias civiles asesinados por ETA en Calviá (Mallorca), en julio de 2009, en el que fue el último atentado mortal de la organización terrorista en España. “Yo, cuando ocurrió ese terrible asesinato, esa injusticia que el señor Salvá sufrió en su familia y que nunca tenía que haber sufrido, expresé mi condena, mi rechazo con mi partido, y aquello que sostuve hace once años lo sigo sosteniendo igual”, afirmó Iñarritu en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso. Las palabras del diputado abertzale se produjeron como respuesta a las críticas previas de Salvá a EH Bildu por su falta de condena de la violencia.

Las palabras de Iñarritu son una muestra de la heterogénea realidad de la coalición abertzale, donde confluyen Sortu -la formación heredera de la antigua Herri Batasuna (HB)- con otras personas y formaciones de la izquierda soberanista vasca, como Alternatiba y Eusko Alkartasuna (EA). En concreto, el diputado por Gipuzkoa proviene de Aralar, formación fundada por Patxi Zabaleta en 2001, que se desmarcó de HB al no compartir el respaldo a la violencia de sus dirigentes. Aralar fue una de las fuerzas políticas fundadoras de EH Bildu en 2012, tras el fin de la actividad terrorista de ETA, y terminó disolviéndose en diciembre de 2017 al considerar que había finalizado su función.

Iñarritu también hizo referencia en su intervención al asesinato del exministro socialista Ernest Lluch, del que se cumplieron dos décadas el pasado sábado. “Hace 20 años que fue asesinada una persona a la que conocí, un ejemplo en el diálogo, en la política, y también quiero transmitir esa solidaridad a su familia”, señaló. La sala del Congreso en la que se estaba celebrando la comisión llevaba precisamente el nombre del exministro asesinado en Barcelona el 22 de noviembre del año 2000. Además, Iñarritu recordó el atentado que acabó con la vida del diputado de HB Josu Muguruza en noviembre de 1989, justo hace 31 años.

EH Bildu se encuentra en el centro de la polémica desde que su secretario general, Arnaldo Otegi, anunció, el pasado 11 de noviembre, la disposición de su formación de apoyar los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. El líder del Partido Popular, Pablo Casado, tachó de “infame” el apoyo de la izquierda abertzale a las cuentas públicas y acusó al Ejecutivo de Pedro Sánchez de “instalarse en la irresponsabilidad”.

Es precisamente la formación de Otegi, Sortu, la que ha sido más reticente a condenar el pasado violento de ETA de manera explícita, en contraposición al sector al que pertenecen personas como Iñarritu o el también diputado Oskar Matute. Este último, procedente de Alternatiba, siempre se ha mostrado contrario a la violencia y ya en 2004, siendo parlamentario vasco por Ezker Batua (referencia de Izquierda Unida en el País Vasco hasta 2011), realizó un contundente alegato contra la banda terrorista. “Uno de los factores que oprime y que hace que esta sociedad no sea tan libre, tan justa y tan igualitaria es la violencia de ETA”, afirmó desde el estrado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS