Villarejo, sobre López Madrid: “Le voy a decir ‘Javierito, ponme pasta, que me has metido en un ‘embolao”

El juez imputa al empresario Javier López Madrid por contratar al comisario jubilado para “hostigar” a la doctora Pinto

El empresario Javier López Madrid, en la comisión sobre financiación del PP celebrada en el Congreso en abril de 2018.
El empresario Javier López Madrid, en la comisión sobre financiación del PP celebrada en el Congreso en abril de 2018.claudio álvarez

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha acordado imputar al empresario Javier López Madrid en la pieza separada número 24 del caso Villarejo por contratar al comisario José Manuel Villarejo supuestamente para “hostigar” a la doctora Elisa Pinto, con la que el primero estaba enemistado y había cruzado denuncias de acoso. En el auto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, el magistrado atribuye a López Madrid, al propio Villarejo y al socio de este, el abogado Rafael Redondo, la presunta comisión de un delito de cohecho. El magistrado deja claro que en esta pieza, abierta el pasado enero, no se investiga el apuñalamiento que la víctima sufrió el 10 de abril de 2014 supuestamente a manos del policía ―y por el que un juzgado de Madrid ya ha dado el primer para sentar en el banquillo al empresario y al comisario― sino por la contratación del policía, que entonces aún era un agente en activo, por parte del empresario.

El juez encuadra el encargo de López Madrid al comisario Villarejo “como uno más de los proyectos de ‘gestión de crisis” que el policía realizaba para clientes a cambio de importantes cantidades de dinero. Para realizarlos, el comisario se valía de su capacidad de acceso “a investigaciones e informaciones sensibles” y contaba con la colaboración de otros agentes. En el auto, el juez señala la existencia de abundante documentación sobre este cargo entre el material intervenido al policía, actualmente en prisión, y a su socio tras su detención en noviembre de 2017. Entre ellos, cita dos archivos de audio en los que Villarejo “habla con sus interlocutores acerca de su relación con Elisa Pinto y, más concretamente, algunos aspectos concernientes al episodio del presunto apuñalamiento”.

En dichas conversaciones, el juez destaca que el policía hace “expresas referencias” a que había sido contratado para ello por López Madrid. En uno de esos archivos, grabado el 26 de enero de 2017, el comisario señala a su interlocutor ―que el escrito judicial no identifica― que va a reclamar “un pago por compensación” al empresario tras haberse visto señalado por la doctora Pinto en su denuncia por el apuñalamiento que sufrió: “Yo, cuando termine todo, cuando lo meta la querella a la pava esta y a todos los que le han ayudado y tal y cuál, hablaré con él, con Javierito... ponme un poquito de pasta, porque me has metido en un embolao y ni me has llamado para decirme...”. En otro momento de la misma conversación, el policía insiste en que pedirá más dinero a López Madrid: “Le voy a decir, chiquitín, daños y perjuicios”.

Junto a esta conversación, el juez refleja también la existencia de otros documentos sobre dicho encargo, entre ellos copias de las llamadas “notas informativas” que el policía elaboraba para informar a sus clientes de los avances de sus gestiones, artículos de prensa, documentos del propio procedimiento judicial abierto por el apuñalamiento a la doctora Pinto, y otros archivos de audio en los que intervienen la doctora Pinto y terceras personas, así como López Madrid y el socio de Villarejo.

En este sentido, el auto resalta la existencia de una anotación manuscrita en la agenda intervenida al policía en su domicilio y fechada el 18 de mayo de 2017, en la que este “hacía referencia directa al previsible resultado de una rueda de reconocimiento acordada y luego practicada en los Juzgados de Instrucción de Madrid” en junio de ese año y en la que la doctora Pinto señaló a Villarejo como el presunto autor de su apuñalamiento. Según las investigaciones, el comisario se interesó por las pesquisas que el grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Madrid estaba realizando sobre aquel suceso y, en concreto, por el resultado de la rueda de reconocimiento, cuyo resultado Villarejo había intentado “desvirtuar”, según el escrito del juez con el que abrió la pieza.

La apertura de esta pieza del sumario se produjo después de la doctora Pinto presentase en octubre de 2019 un escrito en el que solicitaba personarse en el caso Villarejo como perjudicada ya que consideraba que el comisario jubilado se estaba sirviendo de una de sus empresas, el Grupo Cenyt, y de su condición de policía “para interferir” en la causa que seguía un juzgado de Madrid por su apuñalamiento. La pretensión de la doctora fue rechazada dos semanas después, pero su abogada recurrió y el juez finalmente no solo admitió su personación, sino que ordenó la apertura de una pieza específica.

Sobre la firma

Óscar López-Fonseca

Redactor especializado en temas del Ministerio del Interior y Tribunales. Llego a EL PAÍS en marzo de 2017 tras una trayectoria profesional de más de 30 años en Ya, OTR/Press, Época, El Confidencial, Público y Vozpópuli. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS