Tres años de cárcel para el exlíder de las Juventudes Socialistas de Elche por tenencia de pornografía infantil

Alejandro Díaz llega a un acuerdo con la Fiscalía, que retira la acusación inicial de haber difundido vídeos pedófilos por internet

El exsecretario general de las juventudes socialistas de Elche, Alejandro Díaz.
El exsecretario general de las juventudes socialistas de Elche, Alejandro Díaz.

Alejandro Díaz, exsecretario de las Juventudes Socialistas de Elche (Alicante), ha sido condenado a tres años de cárcel por tenencia de material pornográfico en el que aparecían menores de edad, incluso bebés, sometidos a tratos vejatorios y agresiones sexuales. La sentencia de la Audiencia de Alicante llega tras un acuerdo por el que el acusado acepta la pena fijada por la Fiscalía, que en principio solicitaba para Díaz una condena de nueve años de prisión por tenencia y difusión de pornografía infantil.

Díaz, de 30 años, fue detenido en 2017, después de que la policía llegara a un ordenador de propiedad de su padre durante una investigación relacionada con la distribución de material pornográfico a través de Skype. El material con que se encontraron los agentes no dejaba lugar a dudas. En diferentes vídeos, “perfectamente estructurados y ordenados sistemáticamente”, aparecían escenas de “abusos, tratamientos vejatorios y torturas” aplicados a personas que, “sin ningún tipo de duda”, eran menores de edad, según explicaba la fiscal en su escrito de acusación. De hecho, se hallaron grabaciones en las que las víctimas eran “bebés de solo meses de edad”.

Las pesquisas habían determinado que Díaz había podido acceder a este material mediante aplicaciones y archivos procedentes de la red oscura, la conocida como darknet. La fiscal señalaba que el exdirigente socialista se descargaba los vídeos que se compartían en foros sobre pedofilia. Posteriormente, la fiscal aseguraba que Díaz compartía el material por Skype.

Sin embargo, el político ilicitano ha alcanzado un acuerdo con la Fiscalía por el que se conforma con la pena de tres años de cárcel a cambio de que el ministerio público retire la acusación de difusión de material pornográfico con menores. Una vez se ha comunicado al tribunal, la sentencia, dictada de viva voz, ha quedado en tres años de prisión, tres de inhabilitación para trabajar en cualquier profesión relacionada con menores de edad y tres años de libertad vigilada, para el caso de que obtenga permisos durante su estancia penitenciaria.

Este es el tercer caso por el que Díaz ha pasado por los juzgados tras su detención. En el primero de ellos, se le acusaba de haber abusado de unos niños saharauis que visitaban Elche, aunque la denuncia fue desestimada por falta de pruebas. La segunda causa estaba relacionada con un presunto abuso de una menor de su entorno más próximo, delito del que fue finalmente absuelto tras la celebración del juicio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS