Colas de coches en las carreteras valencianas para ver la nieve: “Por favor, no vengáis”

El Centro de Emergencias de la Generalitat, Guardia Civil y policías locales intentan detener la avalancha de excursionistas a las localidades nevadas del interior

Cola de coches en el entorno del municipio de Dos Aguas, en Valencia. Guardia Civil / Delegación del Gobierno.
Cola de coches en el entorno del municipio de Dos Aguas, en Valencia. Guardia Civil / Delegación del Gobierno.Guardia Civil

“Por favor, pedimos a la gente que no venga a ver la nieve ahora porque crea colas y hace imposible la limpieza de las carreteras”, advertía este domingo el alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés después de una larga noche donde la nieve ha cubierto de blanco las calles de este municipio del interior de Castellón, donde sigue activa la alerta roja por la borrasca Filomena. Desde primera hora de la mañana se repiten las colas de coches que se dirigen a las poblaciones nevadas del interior.

“Tenemos medio metro de nieve en Morella”, explica su alcalde. “Va a haber tiempo de sobra para disfrutar de la nieve en los próximos días. Pero ahora hay que extremar la precaución”, repite. El Ayuntamiento ha suspendido —como otros municipios valencianos— las clases este lunes por seguridad y los servicios de mantenimiento están limpiando las carreteras de acceso al municipio pero hacen falta cadenas para circular por la inmensa mayoría de ellas. La temperatura está un grado bajo cero en estos momentos y la previsión es que baje todavía más.

Las fuertes nevadas durante el fin de semana han animado a muchas personas a salir en coche en busca de montañas de nieve que tocar y fotografiar pese a las recomendaciones del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat y de la Delegación del Gobierno de que no lo hicieran para no dificultar las tareas de limpieza de las carreteras. Ayer, sábado, las patrullas de la Guardia Civil y los bomberos tuvieron que rescatar a 14 personas que se dirigían a la sierra de Aitana, en Alicante, donde llegaron a concentrarse 300 vehículos dirigiéndose a la zona montañosa.

Hoy se repite la estampa en otras localidades como en Catí, El Rebollar o Alcoi. Las patrullas no dan abasto. El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat no para de insistir en las redes sociales a la población para que no coja el coche para hacer excursiones a la nieve: “Por favor, no es día para ir a ver la nieve. Las colas de coches obstaculizan los trabajos de las quitanieves y del resto de servicios de emergencias. Puede haber alguien en peligro que necesite de estos servicios”, subraya el 112 en un tuit con imágenes de caravanas de vehículos en la N-232 a la altura de la localidad castellonense de Catí.

Lo peor de la borrasca Filomena ha pasado, si bien todavía se esperan dificultades en las comarcas del norte de Castellón. Unos 200 camiones permanecen bloqueados en la autovía A-23 y la carretera N-232, ambas en la provincia de Castellón, como consecuencia del paso de la borrasca, y siguen cortadas 30 carreteras pero sólo una de ellas en la red principal, en el eje Vinaròs-Aragón, según datos facilitados por la Delegación del Gobierno y la Consejería de política Territorial.

De los camiones embolsados, 175 se encuentran en la autovía A-23 en el polígono industrial La Esperanza de Segorbe, 30 en el polígono La Olivera de Altura en la misma autovía y los otros dos en la carretera N-232 en el término de Morella. Los dos camiones bloqueados en la carretera N-232 en el término municipal de Morella están atendidos y disponen de víveres, líquidos y estación de servicio (gasolinera) en la misma población de Morella.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La mayoría de las carreteras cortadas están en la provincia de Castellón en las comarcas de Els Ports (Morella, Forcall, Zorita y Olocau del Rey), El Maestrat (accesos a El Boixar, de Catí a Villar de Canes, Ares del Maestrat, Villar de Canes y Bennassal), L’Alcalatén (Benafigos y Vistabella), Alto Mijares (Lucena y Puebla de Arenoso), Alto Palancia (Sacañet, Altura y Navajas) y la Plana Alta (Torre Endomenech y Benlloch).

Además de las 30 carreteras de la red secundaria cortadas, en otras 61 carreteras es obligatorio el uso de cadenas, en 81 la circulación está condicionada a adversidades puntuales y otras tres presentan incidencias de diversa índole, han indicado las mismas fuentes.

Según la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, los esfuerzos están centrados este domingo en reabrir las carreteras cortadas en la provincia de Castellón y en intensificar la limpieza con sal de las calzadas para evitar que se forman placas de sal por las bajas temperaturas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS