La oposición y sus barones territoriales exigen más presencia y liderazgo de Sánchez ante la pandemia

Reclaman al jefe del Ejecutivo explicaciones en el Congreso y que trabaje más con los presidentes autonómicos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este martes en un foro de la Organización Mundial del Turismo.FERNANDO CALVO/MONCLOA PALACE HA / EFE

PP, Ciudadanos y sus barones territoriales reclaman ahora al presidente Pedro Sánchez más presencia y liderazgo para coordinar un plan común ante este repunte de la pandemia. El PP exigió y registró este martes una petición para el jefe del Ejecutivo comparezca en el Congreso y deje el “búnker” de La Moncloa. La líder de Cs le tachó de “estatua’ y uno de sus barones, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, le reprochó su sentimiento de “orfandad” en la gestión actual de esta crisis. En el Congreso no hay previsión para ninguna comparecencia en breve del presidente y Sánchez no se cita con los presidentes autonómicos desde el 26 de octubre.

El PP registró este martes en el Congreso una petición de reunión de la Diputación Permanente, el órgano previsto para periodos inhábiles en las Cortes, para que el jefe de Gobierno “rinda cuentas sobre la crítica situación actual de la covid-19 en España, con los peores registros desde enero de 2020” y para que aclare “si tiene previsto llevar a la práctica en algún momento alguna medida de utilidad real para controlar la pandemia”.

El Ministerio de Sanidad ha notificado este martes 34.291 contagios y 404 muertos por la covid-19. La incidencia acumulada sigue al alza y se sitúa en 714 casos por 100.000 habitantes en 14 días. En España hasta el momento se han registrado un total de 2.370.742 casos confirmados de covid-19 y 54.173 fallecidos, según los datos oficiales.

El número dos del PP, Teodoro García Egea, compareció este martes tras el comité de dirección del partido para abundar en críticas frente a la “desaparición” del presidente Sánchez, al que etiquetó como “general” y “comandante escondido en el búnker mientras otros dan la cara y se juegan la vida”. Egea no aclaró qué estaría dispuesto a hacer o apoyar el PP si los presidentes autonómicos piden cambios en el actual decreto de estado de alarma que fija una serie de límites y horarios de toques de queda hasta el 9 de mayo, pero sí repitió sin cesar que los dirigentes territoriales se han quedado “solos y abandonados” y sin “una estrategia nacional” o “un plan de acción y no 17”.

El PP apuntó, a la espera de conocer qué decide este miércoles el Ministerio de Sanidad con los consejeros autonómicos en el Consejo Interterritorial de Salud, que podría haber “instrumentos jurídicos alternativos y paralelos al estado de alarma”, lo que llevó a pensar que no apoyaría la reforma del actual en el Congreso, como se teme el Ejecutivo. El plan b jurídico del PP para no insistir en más estados de alarma consiste en retocar leyes ya existentes, pero recogió un abrumador rechazo en el Congreso, incluso de Vox.

Desde Ciudadanos, su líder, Inés Arrimadas, también demandó una estrategia nacional frente a la pandemia y exigió a Sánchez que deje de hacer la estatua: “Necesitamos un Gobierno que lidere, que no deje tirados a los ciudadanos y a las comunidades autónomas”. El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, de Cs, persistió en esa idea y confesó sentir “orfandad” del presidente, al que reprochó que esté llegando tarde para facilitar actuaciones de las autonomías en esta fase. Igea recordó con malestar que hace meses que los presidentes autonómicos no mantienen una reunión de trabajo con Sánchez.

Durante la primera fase de esta pandemia, el presidente se citaba semanalmente en una conferencia o videoconferencia con los presidentes autonómicos. El 31 de mayo delegó la mayoría de sus competencias en las autonomías y tras el verano se celebró una cita, el 3 de septiembre, para el retorno escolar y otra el 26 de octubre casi monográfica con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre los fondos europeos. No ha habido más. Ni están previstas en breve.

El actual decreto de alarma se aprobó el 29 de octubre por seis meses, para evitar las presiones y discusiones políticas cada 15 días. ERC exigió a cambio que Sánchez compareciese cada dos meses. Su siguiente y única rendición de cuentas se produjo el 19 de diciembre, en un pleno de siete horas mezclado con consejos europeos y hasta con una rutinaria sesión de control.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción