Illa justifica su salida en plena tercera ola: “Voy donde puedo ser más útil. En Sanidad queda un gran equipo”

El Gobierno arropa al candidato del PSC en su despedida y Pedro Sánchez nombra a Darias titular de Sanidad y a Miquel Iceta, ministro de Política Territorial

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, entra en la sala de prensa de La Moncloa donde se ha despedido como ministro de Sanidad este martes 26 de enero. En vídeo, la despedida de Illa.FOTO: DANI DUCH/POOL / VÍDEO: EPV

Salvador Illa deja el Ministerio de Sanidad en el peor momento de la tercera ola, con los contagios disparados en varias comunidades, para participar como candidato del PSC a la Generalitat en la campaña electoral a las elecciones autonómicas del 14 de febrero. Esta decisión, que ha generado una intensa polémica con la oposición e incluso dentro del Gobierno, porque ha sido criticada por Unidas Podemos, ha monopolizado la última rueda de prensa de Illa como ministro, en la que ha estado arropado por la portavoz, María Jesús Montero, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. La Moncloa había diseñado una despedida de Illa para mostrar el respaldo del Ejecutivo a su candidato en un momento de intensas críticas. Montero ha dejado muy claro que estas tensiones con Unidas Podemos previas a la campaña no ponen en riesgo ni la coalición ni la estabilidad del Gobierno, mientras Illa ha justificado su decisión de preferir la candidatura al ministerio en este momento.

“Yo no me he movido nunca por conveniencias y por comodidades personales. Me siento con toda humildad un servidor público y estoy donde creo que puedo ser más útil y donde me piden mis compañeros que esté. Eso he hecho en estos meses que han sido apasionantes, he sentido que es un honor servir a mi país, pero no han sido cómodos. Y me voy a otra responsabilidad que también anticipo que no va a ser cómoda. Me he movido siempre así, buscando aquello que mis compañeros y yo consideramos que puede ser más útil”, ha sentenciado ante la pregunta de si en un momento así es más útil como candidato que como ministro. Illa cree que su relevo (Carolina Darias ha sido nombrada ministra de Sanidad y Miquel Iceta asume la cartera de Política Territorial, como estaba previsto) no cambiará nada en la gestión de la crisis. “Siempre he creído en los trabajos de equipo. En el Ministerio de Sanidad hay un gran equipo de servidores públicos que van a seguir haciendo un trabajo magnífico. Yo dije que me centraría al 101% en el ministerio hasta que empezara la campaña y lo he hecho. No me arrepiento de nada de lo que he hecho. Lo dejo cuando lo tengo que hacer”, ha señalado cuando le han preguntado si se le pesaba no haber dejado el ministerio el día que se anunció su candidatura.

Illa, en su estilo, ha evitado todas las polémicas y reproches de la oposición y ha tenido palabras amables para todos, incluidos los que más le atacan, en su despedida. El ministro, eso sí, ha reconocido que ha cometido errores en estos meses y que ha vivido situaciones muy duras al frente de la pandemia. “Uno de los momentos más complicados fue cuando tuve que proponer la restricción para acompañar a los seres queridos en los últimos momentos. Me llevo conmigo todos los que han perdido a un ser querido. No tengo duda de que vamos a lograr erradicar este virus. Dejo Madrid, una ciudad fantástica donde tengo grandes amigos. Siempre estaré como servidor público donde creo que pueda ser más útil”, ha insistido.

Esta tarde, el presidente, Pedro Sánchez, ha acudido a La Zarzuela para comunicar al Rey los nuevos nombramientos, que ha anunciado en una comparecencia desde La Moncloa poco después. Los nombramientos de Darias e Iceta han sido los únicos cambios en el Ejecutivo, pese a que hay varios ministros que han sufrido desgaste en este tiempo. El otro sector del Gobierno, el de Unidas Podemos, no tiene intenciones de cambiar a ninguno de sus cinco ministros, por tanto sería aún menos justificable que el sector socialista sí lo haga, pero en este asunto Sánchez tiene la última y casi la única palabra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS