El PP busca las cloacas del PSOE para tapar el escándalo del ‘caso Kitchen’

Los populares no citan a ninguno de sus cargos y proponen que comparezcan ministros y exministros socialistas de hace 20 años y Pablo Iglesias

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, a la izquierda, habla con Ana Pastor. A la derecha, la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, el pasado día 25.
La portavoz del PP, Cuca Gamarra, a la izquierda, habla con Ana Pastor. A la derecha, la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, el pasado día 25.David Castro / Pool

El PP acusa al PSOE y Unidas Podemos de acudir “con las cartas marcadas y el rodillo” a la comisión de investigación Kitchen sobre el espionaje ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas desde el Ministerio del Interior durante los Gobiernos de Mariano Rajoy. En su lista de comparecientes, el PP no pide a ningún cargo popular de esa etapa y sí a Pablo Iglesias y ministros socialistas o exministros de hace más de 20 años. El PP busca evitar con sus apelaciones a las cloacas del PSOE y a los supuestos trapos sucios internos de Podemos que se les fiscalice ahora desde el Gobierno cuando ya están en la oposición.

PSOE y Podemos han propuesto la comparecencia del expresidente Mariano Rajoy, pero difieren sobre citar al polémico comisario jubilado José Manuel Villarejo, uno de los protagonistas principales de la Operación Kitchen. El PSOE quiere evitarlo por ahora y Podemos, tras unas dudas iniciales, apoya sin embargo que se le cite ya, como otros partidos.

“En las democracias normales lo que sucede es que la oposición fiscaliza al Gobierno desde el Parlamento pero aquí se pretende lo contrario, aquí desde los partidos que están en el Gobierno van a utilizar la comisión Kitchen para fiscalizar al PP, que ya está en la oposición y con las cartas marcadas porque ambos ya están personados en la causa judicial abierta en la Audiencia Nacional”, denuncia Luis Santamaría, portavoz popular.

El diputado del PP insiste mucho en el argumento de que su partido ya no gobierna y por lo tanto entiende que ya pagó con su derrota en las urnas la responsabilidad política de lo que hubiera podido suceder entre 2013 y 2016 en el Ministerio del Interior durante la etapa que lo dirigió el exministro Jorge Fernández Díaz, amigo y uno de los colaboradores más estrechos durante lustros del expresidente Rajoy.

El PP sostiene así que esas responsabilidades políticas están depuradas en las urnas porque recuerda que los afectados “ya no están en primera línea de su partido”. Rajoy dejó la política y volvió a su registro de la propiedad y el PP abandonó y apartó de sus listas al exministro Fernández Díaz y a su ex número dos, Francisco Martínez, ex secretario de Estado de Seguridad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

PSOE y Unidas Podemos, pero también ERC, Más País, Compromís y hasta Ciudadanos no comparten esa visión y entienden que Rajoy deberá comparecer para explicar qué sabe de ese montaje en el que se utilizaron medios y recursos de Interior para intentar tapar sus casos de corrupción y espiar al extesorero nacional de ese partido, Luis Bárcenas.

Las formaciones socias de Gobierno llevan semanas negociando las primeras comparecencias de esta comisión aprobada en octubre, que acaba de comenzar sus trabajos, y este miércoles registraron sus peticiones con algunas notables divergencias. El PSOE cree conveniente que acuda Rajoy, pero no más políticos por ahora que los que estaban esos años a cargo del Ministerio de Interior, como el propio ministro, Jorge Fernández Díaz; los ex secretarios de Estado de Seguridad Francisco Martínez y José Antonio Nieto, y el ex director general de la Policía, Ignacio Cosidó. Los socialistas también quieren llamar a Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP entonces, y a su marido, Ignacio López del Hierro, pero sobre todo a comisarios y mandos policiales que participaron supuestamente en la operación de espionaje ilegal a Bárcenas.

Más información
El Gobierno respira tras superar un intenso otoño en los tribunales

Podemos, al igual que el PSOE quiere escuchar a Rajoy, al extesorero Bárcenas, a su esposa, Rosalía Iglesias, y los otros mandos de Interior, pero también a su exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría —como ha solicitado Vox—, y al general y exdirector del CNI Félix Sanz Roldán. La formación de Iglesias ha incluido en el último punto de su lista al director de OK Diario, Eduardo Inda, una propuesta que no respalda el PSOE, que no quiere incluir tampoco a otros representantes de medios de comunicación que han investigado sobre esa operación.

El PP demanda en su listado, además de Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017, que pasen por la comisión el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias; la dirigente de ese partido y vicepresidenta tercera del Congreso, Gloria Elizo; varios ministros actuales y pasados socialistas —como Fernando Grande Marlaska (Interior), Margarita Robles (Defensa), Juan Alberto Belloch (Interior y Justicia) o Mariano Fernández Bermejo (Justicia)—, pero también la fiscal general del Estado, Dolores Delgado (exministra de Justicia), y el exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, y hasta un exjefe policial nombrado por el PSOE que investigó los atentados del 11-M. Los populares han solicitado también la presencia de Marta Flor Núñez y José Luis Calvente, exabogados de Podemos relacionados con la investigación judicial del caso del robo del móvil de la exasesora de Iglesias Dina Bousselham.

El PP sostiene que no tiene miedo a lo que pueda exponer Villarejo en la comisión. Apunta que ese temor lo deben tener el PSOE y Podemos cuando han tardado casi cinco meses en activar la investigación por discrepancias sobre la citación del comisario y recuerda ahora una frase de Villlarejo, recogida en alguna de sus charlas grabadas, en la que habla de su relación con los dos grandes partidos: “A mí el PSOE me ha hecho ganar pasta, me ha dado honores... y el PP nada más que me ha dado por culo”.

Villarejo apunta arriba

En una entrevista con EL PAÍS, ya en prisión, Villarejo respondió así cuando se le preguntó por quién le ordenó la Operación Kitchen: “Me lo dicen desde la señora Cospedal hasta el ministro, el secretario de Estado... El único con el que no hablo personalmente es con Rajoy, pero sí a través de intermediarios”.

El portavoz del PP, Luis Santamaría, justifica así llamar a antiguos ministros del Interior y Justicia socialistas para hablar del manejo en aquellos tiempos de los fondos reservados: “Las investigaciones sobre Kitchen tienen una trayectoria. Pero hay que saber lo qué pasó antes con el uso de fondos reservados”. Y sobre la citación de Pablo Iglesias señala: “Él siempre ha estado muy interesado sobre las cloacas y por lo que piden se ve que han tenido acceso a documentos, porque están personados en la causa judicial”.

Las comparecencias se votarán este jueves en conjunto, no compareciente a compareciente, y con voto ponderado. Lo más probable es que la lista con más apoyos sea la socialista y que Villarejo no acuda a la comisión en un primer momento.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS