Torra pierde su último recurso para suspender su inhabilitación antes de las elecciones catalanas

El Constitucional razona que “una cosa es evitar la pérdida de un cargo público y otra distinta es obtener la restitución en el cargo”

En primer plano, Quim Torra en una ofrenda floral a Francesc Macià el 25 de diciembre en Barcelona.
En primer plano, Quim Torra en una ofrenda floral a Francesc Macià el 25 de diciembre en Barcelona.Albert Garcia (EL PAÍS)

El Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso de súplica presentado por el expresident de la Generalitat, Quim Torra, para obtener la suspensión de su condena de inhabilitación. Era la última baza que le quedaba a Torra para tratar de dejar en suspenso dicha condena antes de las elecciones catalanas del 14-F y hasta que el tribunal de garantías dicte sentencia sobre el recurso de amparo que presentó contra el fallo del Supremo que le condenó a 18 meses de inhabilitación. Dicha condena fue por un delito de desobediencia, al no haber retirado una pancarta a favor de los presos del procés del balcón del Palau de la Generalitat, desoyendo así las órdenes que le dio la Junta Electoral Central.

La sentencia del Supremo explicaba que Torra desobedeció de forma “contumaz y obstinada” frente a órdenes que en el mencionado sentido le dio del órgano encargado de velar por la limpieza de los procesos electorales, durante la campaña de las elecciones generales de abril de 2019. Torra presentó una solicitud de amparo cuestionando las decisiones de la Junta Electoral y estimando vulnerados sus derechos fundamentales, en especial el de libertad de expresión. Como medida cautelar, pidió que su inhabilitación quedara en suspenso hasta que e Constitucional se pronunciara sobre el fondo de la cuestión.

En una primera resolución, el tribunal denegó la suspensión argumentando que no existían razones de urgencia para acceder a la petición de Torra, quien ya se encontraba cumpliendo la condena que le había impuesto el Supremo. De hecho, esa condena le fue notificada el mismo día en que se hizo público el fallo. Torra, a su vez, presentó entonces un recurso de súplica, que ha sido nuevamente rechazado. El tribunal razona para sostener su decisión que “una cosa es evitar la pérdida de un cargo público y otra distinta es obtener la restitución en el cargo, que no puede acordarse cautelarmente porque implica una resolución sobre el fondo que solo procede adoptar en la sentencia que ponga fin a este procedimiento”.

Ante el fallo del Constitucional, el letrado de Torra, Gonzalo Boyé, ha manifestado a EL PAÍS que recurrirá ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La tesis de Boyé es que la no suspensión de la condena impuesta a Torra supone una vulneración de sus derechos de participación política. El letrado sostendrá que se ha atacado también el mismo derecho de todos los ciudadanos que apoyaron la elección de Torra como diputado del Parlament, condición que le condujo a ser elegido después para presidir la Generalitat.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción