La base logística de Defensa abre una batalla territorial en Andalucía

El alcalde socialista de Jaén pide que se revoque la elección de Córdoba y acusa de la vicepresidenta Calvo de hacer una “cacicada”

Carmen Calvo y Margarita Robles conversan en el Congreso de los Diputados en agosto de 2019.
Carmen Calvo y Margarita Robles conversan en el Congreso de los Diputados en agosto de 2019.Jaime Villanueva

Una inversión de unos 350 millones, la creación de 1.600 empleos directos e indirectos y un polo de desarrollo de alta tecnología (robótica, inteligencia artificial o impresión 3D) han llevado a una decena de localidades de toda España a pugnar por la nueva base logística del Ejército de Tierra. El Ministerio de Defensa ha tardado una década en elegir la sede del Plan Colce (Concentración de Órganos Logísticos Centrales del Ejército), pero la designación de Córdoba no ha hecho más que reabrir la batalla territorial. Y también la política.

En todas las localidades no agraciadas con este premio gordo del departamento dirigido por Margarita Robles ha sorprendido la elección de Córdoba, que se apuntó a la competición a última hora. Pero ha sido en Jaén, que se sentía favorita, donde han aflorado los sentimientos de “agravio” y “humillación”. En esta provincia consideran la designación como una “cacicada” detrás de la cual apuntan a la vicepresidenta primera del Gobierno, la cordobesa Carmen Calvo.

“Te pido que de forma urgente se corrija esta decisión y esta afrenta a todos los jiennenses”, reclama el alcalde de Jaén, Julio Millán (PSOE), en una dura carta remitida al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El regidor señala en su misiva que el día de Nochebuena recibió una llamada de la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, en la que esta supuestamente le comunicó el “compromiso expreso” del ministerio con la candidatura jiennense; con la condición, eso sí, de presentar un plan de financiación. Una exigencia en la que Jaén (que eligió incluso una mascota para el Colce) empezó a trabajar hace más de un año y que se materializó en el ofrecimiento de 87 hectáreas de suelo.

Jaén, la provincia española con mayor tasa de paro (más del 27% según la última EPA), era también la aspirante con mayor respaldo social y político: tenía el apoyo unánime de todos los grupos del Parlamento andaluz, aunque el gobierno de Juanma Moreno empezó a hacer guiños a Córdoba cuando salió a escena en enero.

Fuentes de Defensa aseguran que, ante la gran cantidad de candidaturas recibidas, el pasado 13 de enero, se seleccionaron las tres finalistas: Córdoba, Jaén y Toledo. Todas ellas, aclaran, recibieron la misma llamada a la que alude el alcalde jiennense, para que presentaran su oferta de financiación. Las tres, aseguran las mismas fuentes, cumplían todos los requisitos exigidos por el Ejército de Tierra, ya que las ventajas de alguna eran compensadas por las otras. Toledo, por ejemplo, era la única con terrenos propiedad del Ministerio de Defensa, pero Córdoba y Jaén ofertaron su cesión gratuita.

Finalmente, concluyen dichas fuentes, Defensa elevó las tres propuestas a La Moncloa, sin decantarse por ninguna, para que se decidiera al máximo nivel. La polémica la encendió la vicepresidenta Carmen Calvo quien, en declaraciones a la Cadena SER, reconoció que ella quería el proyecto para su provincia y agradeció al presidente Sánchez su “sensibilidad” al optar por la oferta cordobesa.

Bajo el Gobierno del PP, con la expresidenta castellano-manchega María Dolores de Cospedal como ministra de Defensa y el exalcalde Agustín Conde como secretario de Estado, se daba por seguro que Toledo sería la agraciada, pero la crisis impidió culminar este proyecto, como tantos otros. Ahora no se ha entendido la “sorprendente velocidad” en la elección de Córdoba, aunque la alcaldesa toledana, Milagros Tolón (PSOE) ha acatado una decisión que, a su juicio, “responde a criterios estratégicos del Ministerio de Defensa”.

Mayor disgusto existe en Segovia, otra de las candidatas. La alcaldesa socialista, Clara Luquero, no ha ocultado su “estupefacción” y asegura “no dar crédito” a la repentina elección de Córdoba; máxime, dice, cuando recientemente se le informó desde Defensa que era un proyecto a medio y largo plazo. Segovia no solo no será sede de Colce, sino que teme perder algunos centros de mantenimiento que se concentrarán en Córdoba. Precisamente, en esta última ciudad se encuentra el parque de mantenimiento de vehículos de rueda número 2, una de las instalaciones que deberían trasladarse a la nueva base logística.

Más allá del malestar institucional, la decisión ha desatado una tormenta política. “La posición del Gobierno de España queda muy cuestionada”, señala el alcalde jiennense en su carta a Sánchez, convencido de que la elección de Córdoba ha sido fruto de la “voluntad expresa de la vicepresidenta [Calvo] basada en su lugar de procedencia”. Millán, que gobierna en coalición con Ciudadanos, se enfrenta a la presión de su socio de gobierno, que ha pedido una junta municipal urgente para analizar el “incumplimiento” del Gobierno con Jaén.

La plataforma ciudadana Jaén Merece Más vincula la elección de Defensa con el “nulo peso político del PSOE de Jaén en Madrid” y ha convocado para el día 14 una manifestación contra el “ninguneo” de las administraciones a la provincia. La agrupación socialista jiennense, una de las más poderosas del PSOE andaluz, se alineó con Susana Díaz contra Sánchez en las primarias para elegir al líder del partido. Sin embargo, ante el próximo congreso regional, los socialistas jiennenses ya se han posicionado por un cambio de liderazgo o, en todo caso, por un entendimiento entre Sánchez y Díaz.

“El PSOE de Jaén va a defender los intereses generales de la provincia, no se va a esconder y va a dar la cara para intentar revertir esta situación”, ha señalado la parlamentaria jiennense Ángeles Férriz, una de las que no ha descartado rivalizar por el liderazgo del PSOE andaluz. Mientras, el secretario provincial del PSOE, Francisco Reyes, no ha ocultado la división interna que el Colce ha generado en el partido: “Esto se ha resuelto por el dedazo de una persona que tiene responsabilidades y que, de manera unilateral, lo ha decidido”, señaló Reyes en alusión a Calvo.

En este ejercicio de equilibrios internos, la todavía secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha vuelto a hacer un guiño a Sánchez. Díaz ha dicho entender la “decepción” de Jaén, pero ha añadido que “lo más importante es que la base logística estará en Andalucía”, ensalzando el “compromiso” del presidente del Gobierno con esta comunidad.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50