El PP no puede con su okupa

Tras el terremoto del 14-F, Vox intensifica en el Congreso sus ataques a los populares: “Han hecho bueno al PSOE”

El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, este jueves ante el Congreso en una concentración de la Federación Española de Familias Numerosas.
El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, este jueves ante el Congreso en una concentración de la Federación Española de Familias Numerosas.Eduardo Parra (Europa Press)

“Derechita cobarde”, por supuesto, y además “sumisa”, “domesticada” y “complaciente”. Una derecha que actúa como “la voz corrupta de la España oficial” y que está dirigida por un “líder servil” al Gobierno, una suerte de “ministro de la oposición”. Todo este florilegio dedicado al PP se ha escuchado en el Congreso por boca de diputados de Vox desde el pasado octubre, cuando Pablo Casado rompió abruptamente con Santiago Abascal. Pero este martes, en el día de la vuelta a la actividad parlamentaria tras el terremoto de las elecciones catalanas, el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, se mostraba magnánimo ante los periodistas: “No voy a criticar al PP ni a Ciudadanos. No son nuestros enemigos. Ellos llevan meses atacándonos, pero ustedes habrán notado que nosotros no les hemos correspondido”.

A saber qué entiende Vox por “no corresponder a los ataques”. Porque este mismo martes, después de las palabras de Espinosa de los Monteros, no cesaron en el pleno del Congreso los estacazos de la extrema derecha al partido del que provienen buena parte de sus miembros. El PP, en actitud defensiva tras su descalabro catalán, apenas reaccionó ante el chaparrón. Y eso que el orden del día incluía una de esas cuestiones que suelen reconciliar al otrora bloque de Colón: una propuesta de reforma legislativa de los populares para permitir los desahucios exprés, sin autorización judicial, e imponer penas de cárcel a los okupas. Ni así. El debate sirvió más bien para comprobar lo difícil que lo tendrá el PP para librarse de ese partido que está okupando su espacio político.

La diputada de Vox Cristina Esteban se dedicó a culpar a los populares y a su “silencio cómplice” de que, según ella, la ley no permita perseguir a los “delincuentes” que entran en viviendas ajenas. “Lo del Gobierno de Rajoy no tiene nombre. Ustedes no hicieron absolutamente nada”, disparó Esteban. Si hace dos semanas fue Pedro Sánchez quien reprochó a Casado que “incluso Abascal tiene más sentido de Estado que el PP”, la diputada de Vox se acogió este martes a una fórmula similar y afeó a los populares: “Ustedes hasta han hecho bueno al PSOE”. Como remate, Esteban resumió con un lema el plan de su partido para abordar esta cuestión: “Al okupa, patada”.

Luego llegó el turno de Macarena Olona, la número dos del grupo de Vox, sentada toda la tarde al lado de Espinosa de los Monteros, el mismo que por la mañana estaba seguro de que todo el mundo había notado que Vox nunca responde a los ataques del PP. Olona defendía una propuesta con el objetivo de imponer por ley al Tribunal Constitucional un plazo máximo de tres meses para pronunciarse sobre los recursos recibidos. Algo se empezó a notar en la diputada de Vox cuando calificó de “auténtica vergüenza” las enmiendas presentadas al texto por PP y Ciudadanos. Y al final ya se notó del todo, en el momento en que Olona concluyó su intervención dirigiendo una diatriba a los populares: “Nada pueden esperar de ustedes los españoles, porque ustedes son parte del problema. Y créanme, la dimisión de un edificio no va a ser suficiente para que los perdonen”. Entre los que lo debió de notar, el socialista Odón Elorza, quien acusó a Vox de “querer desestabilizar la democracia a costa de los demás partidos de la derecha”.

Sobre la firma

Xosé Hermida

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS