Ana Botín ganó 8,1 millones en 2020, un 18,7% menos que el ejercicio anterior

El salario fijo y bonus de la presidenta del Santander sufrió un recorte del 50% como se anunció por la covid

Ana Botín, presidenta de Santander en una imagen de archivo.
Ana Botín, presidenta de Santander en una imagen de archivo.EFE

Ana Botín, presidenta del Santander, obtuvo un salario, por todos los conceptos, de 8,09 millones de euros, lo que supone un 1,86 millones menos que el ejercicio anterior, es decir, un 18,7% de descenso. Esta caída se debe a que su salario fijo y bonus sufrió un recorte del 50% respecto a 2019, como anunció en marzo, al inicio de la pandemia. Los ingresos de la presidenta del Santander se desglosan en una retribución en metálico de 5,35 millones, un beneficio bruto por acciones (procedentes de un plan de ejercicios anteriores) de 979.000 euros, una aportación al sistema de pensiones de 1,115 millones y otra remuneración por “otros conceptos” de 606.000 euros, según la documentación de la entidad. En total, 8,09 millones.

Por otra parte, el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, asumió el mismo compromiso que Botín de reducir al 50% su salario de 2020. La remuneración fija se mantuvo en 2,5 millones y el bonus fue de 906.000 euros (frente al de 4,3 millones de 2019), lo que suma una retribución de 3,4 millones de euros, frente a los 6,8 millones de 2019 (-50%).

Al sumar todos los conceptos citados en el caso de Botín, como las aportaciones a planes de pensiones y otras estipuladas en ejercicios anteriores, la remuneración total percibida por Álvarez en 2020 asciende a 6,877 millones de euros, un 16,84% por debajo de los 8,27 millones de 2019.

El Banco Santander perdió 8.771 millones de euros en 2020, frente a los 6.515 millones que ganó en 2019, tras aumentar las dotaciones hasta los 12.173 millones para hacer frente a la crisis del coronavirus y además asumir un deterioro contable del valor de sus filiales en el Reino Unido, Estados Unidos y Polonia por valor de 12.600 millones que no afecta a la solvencia. La entidad cerró el ejercicio con las mayores pérdidas de su historia. Excluyendo los ajustes contables, el beneficio ordinario se situó en 5.081 millones en 2020, un 38% menos que hace un año.

Echenique deja el banco con 1,8 millones de indemnización

Al margen del recorte de Botín y Álvarez, el resto de consejeros del Santander decidieron que su sueldo se vería reducido en un 20% en 2020. Entre los mejores pagados destaca Rodrigo Echenique, que dejó el consejo en diciembre de 2019, con una retribución de 2,37 millones, un 46,7% menos que en 2019. Este cobro incluye una indemnización de 1,8 millones, según los documentos del banco. Ligado al banco desde 1988, Echenique ha dejado el consejo y la presidencia del Santander España, tras la integración jurídica del Banco Popular. Desde entonces, era consejero externo y miembro de la comisión de nombramientos.

El cuarto mejor pagado ha sido Luis Isasi, sustituto de Echenique, con una remuneración de 943.000 euros. No hay comparación porque no estaba en el Santander en 2019, ya que fue fichado de Morgan Stanley. El quinto puesto por salario es el consejero es Bruce Carnegie-Brown, vicepresidente y consejero coordinador, con 595.000 euros, un 15% menos.

En total, el consejo de administración de la entidad percibió 19,07 millones de euros en 2020, un 29,8% por debajo de los 27,18 millones del año anterior.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS