DESPOBLACIÓN

El Plan AVANT busca revertir la despoblación en los 224 municipios valencianos con menos de 1.000 habitantes

Generalitat, universidades y agentes sociales impulsan una estrategia con 250 acciones para plantarle cara al reto demográfico en una década

La directora general Jeannette Segarra, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, este jueves en Castellón.
La directora general Jeannette Segarra, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, este jueves en Castellón.Domenech Castelló (EFE)

Ponerse las gafas de la ruralidad para ver el impacto de las políticas que se llevan a cabo en el territorio. Poner en valor el arraigo y el sentimiento de pertenencia, y la mirada en el mundo rural. Eso es AVANT 20/30, la estrategia que ha impulsado la Generalitat junto a investigadores de las cinco universidades públicas valencianas y un amplio elenco de agentes sociales. Se sustenta sobre cinco ejes y más de 250 acciones de dimensión económica, social, cultural, medioambiental, de innovación y de gobernanza política unidas por un reto: revertir la despoblación, y la brecha urbano-rural, en una década.

Más información

“El equilibrio se ha puesto en la agenda política. Nos faltaba un proyecto con grandes líneas para poder evaluar y examinar; un plan donde el factor tiempo fuera determinante”, ha añadido la directora general de la estrategia, Jeannette Segarra.

AVANT ha desvelado este jueves sus bazas durante el transcurso de un acto en Castellón liderado por el presidente del Consell, Ximo Puig, quien ha reclamado una “alianza de alianzas institucional” para superar “la frontera de la desigualdad” del ámbito rural, y que ha reunido a la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, para quien el castellonense es el ejemplo de esa España que encabeza la lista de “desigualdades en términos de cohesión”. “Castellón representa muy bien esa imagen: cómo vivimos con dos Españas, dos provincias, dos realidades, dentro de una misma”, ha dicho.

Un desequilibrio cuyo fin es un reclamo “ya no sólo de quienes vivís en este territorio, sino que es una demanda social”, ha añadido la ministra. Este reformulado punto de partida global dibuja un escenario nuevo para la eficacia de las políticas rurales y quienes habitan el interior. Y sobre este escenario se construye el plan estratégico valenciano, que aporta un diagnóstico abreviado del actual contexto de la despoblación para definir los problemas que de él se derivan y detectar las potencialidades de los pueblos afectados por esta realidad; así como el diseño de políticas concretas para frenar el despoblamiento.

El diagnóstico es claro: en la Comunidad Valenciana hay 224 municipios con menos de 1.000 habitantes, el 40% del total. Se ubican en su mayoría en las comarcas del interior y en ellas la población dependiente supera el 60%. Además, la densidad de algunas de estas comarcas es de entre 4 y 6 habitantes por kilómetro cuadrado en zonas como Els Ports (4 hab/km2), el Rincón de Ademuz (4,5), el Alto Mijares (5,2) o el Valle de Ayora-Cofrentes (6,5); y la tasa de envejecimiento del 55% (297) de los municipios valencianos es superior al 20%.

Son territorios “dependientes”, por la desigualdad de oportunidades respecto a las ciudades. Y territorios “contradictorios”: pues se erigen como “referentes de calidad de vida mientras sufren la precariedad de los servicios públicos y privados”, ha reseñado el catedrático Jorge Hermosilla, director del estudio AVANT 20/30.

Frenar esta realidad es el objetivo que se marcan las 250 acciones que nutren las políticas estratégicas a implementar en la presente década. Entre ellas figuran las encaminadas a facilitar la fiscalidad diferenciada para favorecer el emprendedurismo, programas de fomento del empleo y de implantación y consolidación de las nuevas tecnologías, el estudio de una futura Ley de Equilibrio Territorial, el acceso a unos servicios sociales de calidad, la puesta en valor de la dimensión cultural como factor contra la despoblación o un plan de trabajo para mejorar la coordinación entre administraciones.

También la apuesta por las energías renovables. En este sentido, Teresa Ribera ha anunciado que en línea con la Estrategia AVANT 20/30 y la acción sobre el territorio de la Secretaría General para el Reto Demográfico, su ministerio ha dado los primeros pasos para impulsar el lanzamiento de un proyecto para la generación y autosuficiencia de energía renovable en Aras de los Olmos (Valencia), de 369 habitantes, que se convertirá en el primer municipio de España capaz de autoabastecerse energéticamente gracias a la instalación de paneles solares fotovoltaicos.

La visita de Ribera se ha saldado con más anuncios, como el del acuerdo con la Diputación de Castellón para poner en marcha en la provincia el primer Centro de Innovación Territorial en el que administraciones, empresas y emprendedores puedan activar proyectos que impulsen el desarrollo de zonas afectadas por las urgencias del reto demográfico.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción