Correa pide participar en el programa de reinserción de corruptos tras negarle la prisión tres permisos

El cabecilla de la trama Gürtel muestra su arrepentimiento en una carta dirigida al juez de vigilancia penitenciaria que tiene la última palabra sobre su salida

El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, a su llegada al Tribunal Superior de Justicia valenciano en febrero de 2017.
El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, a su llegada al Tribunal Superior de Justicia valenciano en febrero de 2017.Mònica Torres

Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel de corrupción, ha pedido a Instituciones Penitenciarias ser incluido en el programa puesto en marcha por el Ministerio del Interior el pasado enero para reinsertar a condenados por delitos económicos, según lo destaca el propio preso en una carta de “arrepentimiento” que ha dirigido al juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis de Castro. La petición se produce después de que en los últimos meses, los responsables de la cárcel de Valdemoro (Madrid) donde está recluido hayan rechazado en tres ocasiones sus peticiones de permisos de salida, la última recientemente. El juez De Castro ha avalado en dos ocasiones la decisión de los profesionales penitenciarios, pero aún tiene que resolver el recurso presentado por Correa a la última negativa.

En la misma misiva dirigida al juez, el cabecilla de la Gürtel destaca también su colaboración con la justicia en las causas aún abiertas del sumario del caso Gürtel y su reciente ofrecimiento a contribuir a repatriar los 24 millones de euros que tenía en cuentas en Suiza. “Quiero expresarle mi voluntad de seguir colaborando con la Justicia, de involucrarme plenamente en mi rehabilitación mediante el tratamiento penitenciario con el objetivo de reintegrarme en el futuro a la sociedad de forma plena y honesta”, asegura en la carta remitida el pasado 15 de marzo al magistrado y que ha hecho llegar también a los medios.

Correa, que acumula varias condenas por las diferentes piezas del caso Gürtel, entre ellas una de 51 años que le impuso el Tribunal Supremo el pasado octubre por la causa principal, tiene fijado en 18 años el tiempo máximo de cumplimiento, según detallan fuentes de su defensa, que destacan que lleva cerca de ocho años encarcelado. De hecho, el cabecilla de la Gürtel cumplió en abril de 2018 un cuarto de su pena, lo que le ha abierto la posibilidad de pedir permisos penitenciarios. Así lo ha hecho en, al menos, tres ocasiones en los últimos meses, según detallan a EL PAÍS fuentes jurídicas. El rechazo de todas ellas por parte de Instituciones Penitenciarias ha sido recurrida por Correa ante el juez De Castro, que ha confirmado en dos ocasiones la decisión de Interior. Aún no ha resuelto el tercer recurso, confirman estas mismas fuentes. Correa no extinguirá completamente su condena hasta octubre de 2031.

El envío de la carta se conoce un día después de que el juez De Castro haya autorizado 12 días de permiso por buen comportamiento a otro de los principales condenados por la trama de corrupción, el extesorero del PP Luis Bárcenas, que también ha mostrado su disposición a colaborar con la justicia. En su misiva, Correa destaca en mayúsculas su “arrepentimiento” y pide perdón por sus delitos. “En un momento dado de mi vida tuve acceso a formas de ganar dinero ilícita y fácilmente, cuando debía abstenerme de tales prácticas”, señala. Para despejar cualquier sombra de duda sobre su sinceridad, el empresario añade que “no se trata de un arrepentimiento formal sino de una profunda reflexión”. Y añade que, si bien durante año negó reiteradamente los delitos y se escudó en que el “sistema corrupto” estaba “muy generalizado”, ahora admite que fue “una excusa, puesto que mi conducta de entonces no tiene justificación ni siquiera en ese contexto”.

Correa también insiste en que en posteriores causas del sumario ha colaborado con la justicia, como ha quedado constancia en varios escritos que ha remitido a la Fiscalía Anticorrupción, incluido uno remitido recientemente por una de las piezas que aún no ha sido juzgada, la referida al Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid). El líder de la trama de corrupción también incide en que recientemente envió a la Audiencia Nacional otro escrito en el que mostraba su total disposición a ayudar a la justicia para poder repatriar a España los 24 millones de euros que atesoró, a nombre de una empresa pantalla, en cuentas bancarias en Suiza.

Por último, la misiva revela su petición a Instituciones Penitenciarias de ser incluido en el Programa de Intervención en Delitos Económicos (Pideco) puesto en marcha para reinsertar a condenados por corrupción y en el que ya participa, entre otros, Iñaki Urdangarin, que el pasado enero comenzó a disfrutar del tercer grado o semilibertad. Si finalmente es aceptada su solicitud por Prisiones, Correa deberá ser trasladado a otro recinto penitenciario, ya que la cárcel de Valdemoro no está entre las 31 en las que se ha puesto en marcha el programa, según aclaran fuentes penitenciarias.

La duración de este programa es de entre 10 y 11 meses, con un mínimo de 32 sesiones grupales —una a la semana, de tres horas— hasta superar siete unidades terapéuticas. En ellas, los reclusos abordan, con un psicólogo, conceptos como la autoestima, las emociones, el sistema de valores y la responsabilidad para que se responsabilicen del hecho delictivo, reparen el daño y no reincidan. El programa contempla como último paso que los reclusos que superen todas las sesiones participen en un encuentro restaurativo con una de las víctimas directas de su delito para pedirle perdón. No obstante, Interior, que siempre ha insistido en que la participación en este programa no reporta ningún beneficio penitenciario directo a los reclusos que participan, prioriza la entrada en el mismo a aquellos presos que están a dos años o menos de ser excarcelados, para que el trabajo terapéutico esté reciente al ser puestos en libertad.

Sobre la firma

Redactor especializado en temas del Ministerio del Interior y Tribunales. Llego a EL PAÍS en marzo de 2017 tras una trayectoria profesional de más de 30 años en Ya, OTR/Press, Época, El Confidencial, Público y Vozpópuli. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción