Dos años de cárcel para un yihadista español que detonó un explosivo en casa de sus padres

El condenado, de perfil “extremadamente violento”, experimentó un proceso de autoadoctrinamiento por internet

Fotograma de un vídeo de propaganda difundido por el ISIS.
Fotograma de un vídeo de propaganda difundido por el ISIS.REUTERS

Las búsquedas en internet de Enmanuel M. C. no dejaron dudas a los investigadores: “cachorros del califato”, “Estado Islámico vídeos completos”, “ejecuciones Estado Islámico sin censura”, “convertirse al Islam”, “corazón humano en una caja”, “perfil de un psicópata” o “conquista musulmana en España” fueron algunos de los términos que este treintañero de Santa Cruz de Tenerife tecleó de forma insistente entre febrero y julio de 2017. Había emprendido un proceso de autoadoctrinamiento yihadista que le llevó a fabricar en casa de sus padres un artefacto explosivo que llegó a probar, según considera probado la Audiencia Nacional, que lo acaba de condenar.

El tribunal le ha impuesto una pena de dos años y dos días de cárcel, y tres años de libertad vigilada, después de que la defensa alcanzara un pacto con la Fiscalía. Con un “perfil extremadamente violento” ya de por sí, los jueces describen en su fallo cómo comenzó a consumir una enorme cantidad de material fundamentalista. “Experimentó un rápido y profundo proceso de autorradicalización”, explicaron los agentes de la Guardia Civil cuando lo arrestaron en febrero de 2019. Entonces, lo describieron como un hombre “violento e irascible”, que “presenta rasgos antisociales” y “amenaza continuamente con la comisión de acciones violentas, que justifica en los preceptos de su religión”.

Los efectivos del instituto armado habían puesto sus ojos en Enmanuel M. tras comprobar que había comenzado a “visitar páginas relacionadas con la fabricación de artefactos explosivos caseros, armas de fuego y cartuchería”. Y que, “animado” por la propaganda yihadista, había “anunciando a las personas de su entorno que algún día se haría famoso, no temiendo a las posibles consecuencias”. De hecho, según recoge la sentencia, llegó a confesar a un agente encubierto que había fabricado un artefacto explosivo en casa de sus padres y que lo había probado. “La detonación produjo un daño considerable en el techo de la vivienda al incidir el proyectil sobre el mismo con una elevada energía cinética”, resalta el fallo de la Audiencia Nacional, que subraya que los investigadores encontraron los desperfectos ocasionados.

“Justifica las acciones violentas de estos grupos basándose en la supuesta ocupación del territorio musulmán por los infieles, recurriendo frecuentemente a este y a otros términos despectivos para referirse a aquellas personas de su entorno con las que tiene algún tipo de diferencia, contra las que profiere todo tipo de amenazas de muerte”, apostilló la Guardia Civil en un comunicado, donde añadía que tenía antecedentes por violencia machista. En ese sentido, la resolución del tribunal también destaca que “instrumentaliza su radicalismo yihadista como justificación para infligir un trato degradante hacia las mujeres que han sido sus parejas”.

Sobre la firma

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción