La Audiencia Nacional deja más cerca del banquillo al PDeCAT, a Convergència y al exconsejero Gordó por el ‘caso 3%’

La Sala de lo Penal confirma el procesamiento al apreciar suficientes indicios contra ellos

El exgerente de CDC y exconsejero de Justicia, Germà Gordó, en una imagen de archivo tomada en el Parlament.
El exgerente de CDC y exconsejero de Justicia, Germà Gordó, en una imagen de archivo tomada en el Parlament.Albert Garcia

La Audiencia Nacional ha infligido un duro revés a la antigua Convergència Democràtica de Cataluña (CDC); a Germà Gordó, uno de sus exgerentes y exconsejero de Justicia del Govern catalán; y al PDeCAT, uno de los partidos herederos de dicha formación política. La Sala de lo Penal ha confirmado sus procesamientos en el caso 3% y los deja más cerca del banquillo para ser juzgados por este caso de corrupción, según consta en varios autos dictados la pasada semana. Los magistrados, que han rechazado los recursos que se presentaron, consideran que existen indicios suficientes contra todos ellos.

Esta decisión respalda la instrucción del magistrado José de la Mata, que el pasado 30 de julio acordó procesar a una treintena de personas por urdir una supuesta red de financiación ilícita en la extinta CDC mediante la adjudicación de contratos públicos a empresarios que devolvían el favor con pagos encubiertos a la formación, que disfrazaban como donaciones. La Sala de lo Penal mantiene ahora esa línea al detallar cómo un grupo de antiguos altos cargos del partido participaron supuestamente “en la alteración” de procedimientos administrativos “a cambio de regalos o de comisiones a las fundaciones dependientes de Convergència, cuyos importes revertían en CDC y servían para financiar sus actividades”.

Según subrayan los autos dictados la pasada semana, existen numerosos indicios contra los procesados que avalan esa presunta “triangulación” de intereses entre los responsables del partido, los empresarios y las autoridades de las Administraciones que autorizaban las licitaciones públicas. No se trata solo de “contadas reuniones y de unas cuantas donaciones”, como alegaba la defensa de CDC, sino de una “operación” puesta en práctica “en numerosas ocasiones” durante años, recalcan los magistrados.

Los jueces señalan, además, la presunta responsabilidad del PDeCAT, a pesar de que se fundara después. En línea con la tesis del juez instructor, la Sala de lo Penal apunta que existen “sólidos indicios” de que esta formación se creó en 2016 con el objetivo de “desvincular a la precedente CDC de las responsabilidades criminales que pesaban sobre ella”. “El PDeCAT guarda una identidad sustancial con la estructura, funcionamiento y recursos humanos y materiales procedentes del partido extinto, que sin embargo subsiste a los efectos de cobro de subvenciones pendientes de recibir”.

El pasado febrero, la Audiencia Nacional ya decidió apartar a la Generalitat como acusación del caso 3% al considerarla también “investigada”. Aunque la institución no está procesada como organismo, los magistrados argumentaron que se encuentra “integrada por partidos políticos diversos, entre los que está la antigua Convergència, formación en torno a la que gira” la presunta trama.

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS