Los votantes de Vox prefieren a Ayuso y los de Unidas Podemos puntúan mejor a la candidata de Más Madrid que al suyo

Iglesias solo cumpliría ahora uno de sus tres objetivos al dejar el Gobierno, según la estimación del CIS publicada este lunes

Isabel Díaz Ayuso (derecha) conversa con Rocío Monasterio, en marzo.
Isabel Díaz Ayuso (derecha) conversa con Rocío Monasterio, en marzo.Fernando Alvarado (EFE)

Dos años en política dan para mucho, y un mes, lo que queda para las elecciones madrileñas del 4 de mayo, también. Un 36,5% de los votantes asegura que decide su voto entre la última semana de campaña y la jornada electoral. El estudio preelectoral del CIS publicado este lunes aporta resultados llamativos sobre el recorrido de los votantes de cada partido respecto a los comicios autonómicos de mayo de 2019 y también comparados con los de las generales de aquel año. Por ejemplo, a los votantes de Vox les gusta más la candidata del PP —Isabel Díaz Ayuso— que la suya —Rocío Monasterio— y quienes votaron a Unidas Podemos en las generales de 2019 ponen mejor nota a la de Más Madrid —Mónica García—, que a su propio candidato —Pablo Iglesias—. Estas son algunas claves del informe.

El votante del PP. El riesgo a morir de éxito. En principio, la decisión de adelantar las elecciones favorece al PP, que mejoraría con creces sus resultados y pasaría de 30 a 59 escaños. Isabel Díaz Ayuso aglutina buena parte de los votos de Ciudadanos y también de Vox, pero el bajón de los dos únicos socios con los que podría pactar pone en peligro la mayoría. Preguntada por si formaría Gobierno con el partido de Abascal, la dirigente popular no lo ha descartado esta mañana: “Ya se verá”.

El votante de Vox prefiere a Ayuso. Un 79,8% de los votantes de Vox considera la gestión de la popular Isabel Díaz Ayuso “buena o muy buena”. Es más, cuando se les pregunta en concreto por la gestión de la pandemia, le ponen incluso mejor nota que los votantes del PP: un 41% considera que ha sido “muy buena” frente a un 34,4% que la califica así entre quienes apoyaron al PP. Los votantes de Vox ponen a Ayuso un 7,9 de nota frente al 7,4 de su propia candidata, Rocío Monasterio. Y a la pregunta de quién preferirían que presidiera la Comunidad de Madrid en estos momentos, un 64,6% de los votantes de Vox en las autonómicas de 2019 señalan a Ayuso frente al 25% que apunta a Monasterio.

El votante de Ciudadanos: solo un 13,2% quiere a Bal de presidente. El CIS muestra el desplome del partido de Inés Arrimadas, que ha gobernado en coalición con el PP la Comunidad de Madrid. Edmundo Bal es, con Mónica García, de Más Madrid, el candidato menos conocido. Preguntados por quién querría que fuese presidente en la Comunidad, solo un 13,2% de los que votaron a Cs en las últimas generales señalan a Bal, frente al 61,9% que responde Díaz Ayuso. En el recuerdo de voto de las autonómicas de 2019, los porcentajes son similares: la candidata popular se impone al de Cs (61% a 12,9%).

El votante de Podemos: ¿hasta dónde llega el ‘efecto Iglesias’? El líder de Unidas Podemos anunció el pasado 15 de marzo que dejaba la vicepresidencia del Gobierno para presentarse como candidato a la presidencia en la Comunidad de Madrid. La apuesta tenía tres objetivos. Uno: “frenar al fascismo”, en alusión a la posibilidad de un Gobierno con participación de la extrema derecha. Dos: liderar la llamada “izquierda transformadora”. Y tres: evitar que su partido se quedase fuera de la Asamblea de Madrid. El primero, según las encuestas, no está claro. Acerca del segundo, ahora va ganando Más Madrid. En cambio, el tercero sí lo conseguiría, porque el CIS estima sus votos en el 8,7%, comparado con sondeos anteriores, que situaban a Unidas Podemos por debajo del umbral del 5% de los votos necesarios para entrar en el parlamento regional.

Mónica García, de Más Madrid, mejor valorada por los votantes de Unidas Podemos que Iglesias. Pablo Iglesias es el líder peor valorado, con un 3,2 de media, muy cerca de Rocío Monasterio, de Vox, con un 3,6. También es, después de Edmundo Bal, el candidato peor valorado entre sus propios votantes: quienes apoyaron a Unidas Podemos en las generales de 2019 le ponen un 6,5, por debajo del 6,9 que le dan a la candidata de Más Madrid. La nota media de Mónica García es 5,4 y sube hasta el 7,4 entre los votantes del partido al que representa. Preguntados por quién querría que presidiera la Comunidad de Madrid un 40,6% de los votantes de Podemos señala a Iglesias y un 30% a Mónica García. Los porcentajes entre quienes apoyaron a Más País en las generales de 2019 se invierten de la siguiente manera: un 54,5 preferiría a García y solo un 6,8% a Iglesias.

Los votantes de Más Madrid prefieren a Gabilondo antes que a Iglesias. Ángel Gabilondo, ganador de los comicios de 2019, es el líder mejor valorado, con una nota media de 5,6. Los votantes del PSOE en las autonómicas de 2019 le dan un 7,1 y los de Más Madrid, un 5,9, por encima de la media. La nota baja hasta el 5,5 entre los que apoyaron a Unidos Podemos, con los que el socialista ha dicho que preferiría no pactar. La segunda candidata favorita entre los votantes socialistas es la aspirante de Más Madrid, Mónica García, y sucede lo mismo a la inversa: quienes apoyaron a Más País en las generales prefieren a Gabilondo antes que a Iglesias (25% frente a 6,8%). En el caso de los que apoyaron a Podemos, con los que el PSOE gobierna en coalición en La Moncloa, Gabilondo cae al tercer puesto entre los candidatos preferidos para gobernar Madrid.

Empates inexistentes y otros errores de cálculo

El último estudio del CIS para las elecciones de Madrid habla de “empate” entre la izquierda y la derecha, pero el reparto de escaños, según opinaron expertos de Metroscopia, no es correcto y daría una ventaja al bloque de PSOE, Más Madrid y Podemos de cuatro diputados: 70 frente a 66. En mayo de 2019, el CIS ya otorgó a la izquierda madrileña una ventaja similar. Según sus estimaciones, sumaban el 52% de los apoyos. Pero en la jornada electoral del 26 de mayo se impuso el bloque de la derecha. El PP y Cs han gobernado en coalición con el apoyo externo de Vox hasta que la presidenta Isabel Díaz Ayuso decidió adelantar las elecciones.

El CIS sobreestimó en 2019 el resultado de Podemos (del 13% al 5,56% del voto en urna) e infravaloró la presencia de Vox (de 5,7% al 8,86%) y de Ciudadanos (del 16,4% al 19,42%). Al contrario que ahora, entonces, el Centro de Investigaciones Sociológicas sí había ofrecido horquillas de escaños.

En la votación de 2015, los bloques casi empataron a votos y el gobierno regional acabó siendo del PP porque IU se quedó sin escaños al no alcanzar el 5% del voto necesario —como le ocurre ahora a Ciudadanos, según el CIS—.

La batalla es cada vez más disputada y las victorias, menos contundentes. En 2011, el PP obtuvo 72 diputados en la Asamblea madrileña con 1,54 millones de votos. En 2019, el PSOE ganó las elecciones con 37 diputados y algo más de 880.000 votos.

Los últimos tres comicios autonómicos también señalan el auge y caída de los nuevos partidos. Podemos pasó en cuatro años de 27 a siete escaños en la Asamblea regional. Ciudadanos, que obtuvo 17 diputados en los comicios de 2017 y 26 hace cuatro años puede desaparecer por completo del Parlamento regional tras las elecciones del 4 de mayo pese a haber gobernado la comunidad junto al PP. UPyD, que irrumpió en 2011 con un total de ocho escaños también fue borrado del Legislativo autonómico.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS