Inés Arrimadas: “Me preocupa que España se quede sin centro, sin esa ancla a la realidad”

“Ayuso hace esta jugada para intentar cambiar a Ciudadanos por Vox”, afirma la líder del partido

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos, en el Congreso de los Diputados. En vídeo, entrevista concedida a EL PAÍS.luis sevillano / olivia l. bueno

Inés Arrimadas (Jerez, 39 años) asumió la presidencia de Ciudadanos tras el desplome del partido en las generales de noviembre de 2019 y la dimisión de Albert Rivera. Desde entonces, trata de conjurar los riesgos para el futuro de Cs en un escenario de mucha dificultad. Arrimadas reconoce que le preocupa que España pierda el espacio del centro político. Sin embargo, asegura que se siente fuerte como líder, y ahuyenta los cantos de sirena de una fusión con el PP. La líder de Cs advierte que Isabel Díaz Ayuso quiere sustituir a su partido como socio por Vox.

Pregunta. Usted conoce bien el proceso político que ha vivido Cataluña en los últimos años. ¿Encuentra paralelismos con el clima en el que se está desarrollando la campaña en Madrid?

Respuesta. Hay que ser prudentes a la hora de hacer estas comparaciones, porque lo que hemos vivido en Cataluña es un Gobierno nacionalista que ha pisoteado nuestros derechos durante muchos años. Pero me preocupa el nivel de tensión que se empieza a ver en Madrid y que aquí antes era impensable. Empieza a haber discursos de determinados líderes políticos que luego se replican en las cenas familiares, en los grupos de amigos. La tensión política se traduce en parálisis económica. Yo no quiero que Madrid pase por esto, insistiendo en que no quiero hacer una comparación.

P. Como corriente de fondo, más allá de la coyuntura de estas elecciones, ¿le preocupa que el espacio de centro pueda sucumbir por la deriva de polarización?

R. Me preocupa España, me preocupa que España se quede sin centro, sin esa fuerza capaz de hacer acuerdos e imprimir sentido común y esa fuerza que se centra en las políticas. Me preocupa que España pierda esa ancla al sentido común y a la realidad que es Ciudadanos. El problema no es lo que le pueda pasar a un partido, sino a nuestro país.

Inés Arrimadas, este viernes en el Congreso.
Inés Arrimadas, este viernes en el Congreso. © Luis Sevillano

P. ¿Cree que Ayuso quiere echarse en brazos de Vox tras las elecciones?

R. Ayuso debe ser sincera y debe decir si quiere cambiar a Ciudadanos por Vox. El milagro económico de la Comunidad de Madrid se llama Cs, la limpieza de los dos últimos años sin corrupción se llama Cs, y la potencia de las políticas sociales que estaban abandonadas en la Comunidad de Madrid se llama Cs.

P. Ella afirma que quiere gobernar sola.

R. Ayuso hace esta jugada para intentar cambiar a Ciudadanos por Vox. Y objetivamente va a ser un peor Gobierno si Cs no sigue llevando las áreas de economía, empleo, políticas sociales, turismo, cultura, innovación… Ayuso hace esta jugada, simplemente, para cambiar de socios.

P. ¿Qué le pedirá a Ayuso para pactar si entran en la Asamblea?

R. Lo que estamos planteando es de sentido común. Desde que se forme este Gobierno hasta que vuelva a haber elecciones queda un año y medio. Lo que tiene sentido es que lo que ya estaba negociado y funcionando, se mantenga. Se trata de seguir trabajando con el acuerdo de Gobierno que había.

P. ¿Cuál es su modelo de gestión de la pandemia? ¿El de Ayuso, con las restricciones más laxas prácticamente de toda Europa, o el de otras autonomías en las que gobiernan, como Andalucía, que acaba de decretar el cierre de bares y comercios no esenciales a las ocho de la tarde?

R. Lo que yo haría es un modelo coordinado en todo el territorio nacional. No puedo creerme todavía la lavada de manos que hizo Sánchez a partir del verano pasado. Los presidentes autonómicos han hecho lo que han podido.

P. ¿Habría actuado distinto de haber presidido la Comunidad? Ignacio Aguado se quejó muchas veces del choque político con el Gobierno de Sánchez, del que también participaba Ayuso. Y un consejero de Ciudadanos, Alberto Reyero, renunció tras denunciar la gestión que el consejero de Sanidad de Madrid hizo de la atención sanitaria a las residencias de ancianos.

R. Yo lo que habría hecho si hubiera estado en la presidencia del Gobierno es hacer un plan sanitario, coordinado, y con un liderazgo de la pandemia que no ha hecho Sánchez y sí [Angela] Merkel. La pandemia es muy difícil de gestionar, todo el mundo ha visto la diferencia de tono y de predisposición del PP y de Cs en la oposición. A nadie se le escapa que hemos sido mucho más responsables y sensatos a nivel nacional.

Me preocupa que España se quede sin el centro de Ciudadanos

P. ¿Edmundo Bal y Ángel Gabilondo no son dos perfiles moderados que podrían gobernar juntos?

R. El problema del señor Gabilondo es que va con Iglesias y va a subir los impuestos y a repetir el Gobierno de Moncloa en la Comunidad de Madrid. Me sabe mal por el señor Gabilondo, porque le han destrozado la mentira desde La Moncloa. Le han dicho que no es verdad que no va a tocar los impuestos y que no es verdad que no va a ir con Iglesias….

P. Sobre Iglesias no han dicho nada.

R. Bueno, un pequeño detalle... El problema con el señor Gabilondo, al que tengo mucho respeto, es que va en un pack con Iglesias y con un modelo de Gobierno que es el de Moncloa.

Inés Arrimadas posa en la azotea del Congreso.
Inés Arrimadas posa en la azotea del Congreso. © Luis Sevillano

P. Cs ha recuperado en Madrid el veto al PSOE que usted había desterrado desde que llegó a la presidencia del partido, porque se presenta diciendo que solo pactará con Ayuso y en ningún caso con Ángel Gabilondo.

R. En primer lugar, a las elecciones del 10 de noviembre nos presentamos diciendo que íbamos a desbloquear España. Por tanto, eso pasó el 10 de noviembre. Y segundo, lo que estamos haciendo en Madrid es ser sinceros: la mejor opción para el año y medio que queda para las próximas elecciones, por el caprichito de la señora Ayuso, es mantener lo que funcionaba.

P. ¿Ustedes nunca entrarían en un Gobierno en el que estuviera Vox?

R. Lo hemos dejado meridianamente claro: vamos a entrar en el Gobierno que funcionaba bien, con las mismas áreas. La garantía de que esté Cs [en la Asamblea] es que Podemos no va a marcar el futuro y Vox no va a estar en el Gobierno con nosotros.

P. En el PP dicen que Madrid será su epitafio.

R. Cuando Edmundo Bal gobierne, Madrid va a seguir siendo la región más competitiva fiscalmente, pero también la más sostenible. Mientras otros partidos se dedican a atacar, nosotros combatimos problemas.

P. Pablo Casado ha contado que le ofreció una convergencia entre los dos partidos y el puesto de portavoz. Usted lo ha negado; ¿Casado miente?

R. No voy a entrar en el barro. Le puedo decir que no hemos hablado de cargos, porque Pablo me respeta mucho y sabe que yo no me vendo por un cargo. Y es poco creíble que tú digas que ofreces todo y te niegas a ir juntos en Cataluña. La realidad está ahí. Creo más en la suma desde la diferencia, desde los Gobiernos, en una coalición como la de Euskadi…

P. Dice que no hablaron de cargos, pero ¿hubo alguna conversación sobre confluir?

R. Insisto, yo le ofrecí ir juntos en Cataluña y tanto PP como PSOE se negaron. A partir de ahí, creo que los españoles se merecen que nos pongamos de acuerdo, que seamos útiles, y yo creo que hemos demostrado capacidad de llegar a acuerdos. No voy a entrar al barro…

P. No se trata de entrar al barro, sino de conocer si se produjeron esas conversaciones.

R. Es poco creíble que tú digas que ofreces todo cuando te niegas a ir juntos en Cataluña. Lo que pasa es que este bipartidismo nos está todo el día obligando a elegir entre bandos. Y la libertad no es tener que elegir entre dos bandos. Hay más libertad cuando uno puede elegir algo más que dos bandos.

Vox no va a estar en el Gobierno con nosotros y el PP

P. ¿Qué pasará en Cs si no entran en la Asamblea de Madrid? ¿Espera alguna petición de responsabilidades interna?

R. Muchos madrileños se están dando cuenta de qué pasaría en mi país si Cs no está. Cómo serían estos dos bandos: vamos a tener a un PP compitiendo por la derecha con Vox, y a un PSOE compitiendo más aún por la extrema izquierda o la izquierda con Podemos. ¿Qué queremos, discursos de los años 30? Nosotros queremos que Madrid sea la región de Europa en la que más fácil sea acceder a tratamientos de fertilidad. ¿Quién está pensando en el futuro de los madrileños? Estamos hablando de que los 11.000 sanitarios que se reforzaron por la covid se queden como personal estable, queremos que los profesores que se han incorporado se puedan quedar. Recuperaremos una deducción por alquiler o compra en el IRPF.

¿Fusión con el PP? Yo quiero seguir defendiendo la eutanasia y no creo en repartir a los jueces

P. Los electorados de PP y Cs son primos hermanos, y muchos de los cargos que se están yendo de CS recalan en el PP. Con posiciones tan próximas, ¿descarta una convergencia con el PP en cualquier escenario futuro?

R. Mire, yo creo en una regulación garantista de la eutanasia. Creo que la tele no te la puedes repartir entre los partidos, que los jueces tienen que ser independientes, que hay que cambiar la ley electoral para que los nacionalistas no tengan esa sobrerrepresentación, que la corrupción hay que combatirla. Creo en el matrimonio del mismo sexo, en la gestación subrogada... En muchas cosas que no veo en otros partidos. Por eso estoy en el partido que defiende lo que pienso. Ahora, ¿podemos llegar a acuerdos? Yo creo que hacen falta más acuerdos en política. Pero Cs representa el espacio liberal, y en Europa se ve claramente que Cs está en los liberales y el PP en los conservadores. Representamos espacios políticos ideológicos diferentes.

Inés Arrimadas, durante la entrevista.
Inés Arrimadas, durante la entrevista. © Luis Sevillano

P. ¿Mientras usted sea presidenta de Ciudadanos, nunca habrá una fusión con el PP?

R. Lo acabo de decir, a mí no me pueden hacer defender de repente que la eutanasia es una barbaridad, una legislación garantista como la que hemos aprobado en España; a mí no me van a convencer de que hay que repartirse la tele con Podemos, y luego no te sientas a negociar los Presupuestos en plena pandemia… Yo aspiro a que la gente que piensa en un espacio de centro y de moderación y liberal de verdad, pueda seguir teniendo…

P. Un partido diferenciado.

R. Bueno, eso es a lo que yo aspiro, pero eso lo decidirán los ciudadanos.

Aspiro a tener un partido diferenciado, pero eso lo decidirán los ciudadanos

P. ¿Echa en falta el apoyo activo de Albert Rivera a Cs en unos momentos decisivos para el partido?

R. Él tomó una decisión y nosotros la respetamos y seguimos trabajando.

P. ¿Le ha pedido a Rivera participar en la campaña madrileña?

R. Es que le vuelvo a decir, Albert dijo que se iba al sector privado y hay que respetar su decisión, que además demuestra que había gente que podía marcharse de la política y vivir del sector privado.

 Inés Arrimadas en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados.
Inés Arrimadas en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados.© Luis Sevillano


P. ¿La sentencia del Tribunal Constitucional sobre Toni Cantó, impidiendo que se presente, es justicia poética?

R. No hago ninguna valoración. Edmundo está centrado en siete millones de madrileños.

P. ¿Tiene que continuar España bajo un estado de alarma después del 9 de mayo? Ustedes defendieron que la restricción de derechos fundamentales como el toque de queda solo se puede hacer con el estado de alarma, y apoyaron las prórrogas anteriores.

R. Nosotros estamos esperando a que Sánchez se siente con las comunidades autónomas para llegar a un acuerdo. Es lamentable que llegue el 9 de mayo y, por una pelea política y por una irresponsabilidad, nos quedemos sin cobertura jurídica. Toda España ha visto nuestra predisposición a hablar, pero quien tiene que dar el primer paso es Sánchez, ya les hemos hecho demasiadas veces los deberes.

Estoy muy fuerte porque estoy convencida de lo necesario que es este proyecto

P. ¿Se ve pactando los próximos Presupuestos generales con el Gobierno de Sánchez?

R. Yo le tendí la mano hasta el último momento y cogió la de [EH] Bildu y ERC. Veo poco probable que decidan cambiar ahora, nosotros estamos siendo la única opción política sensata. Toda España vio que estuvimos hasta el final. Hay muchos votantes socialistas a los que eso no les gustó nada.

P. ¿Qué relación mantiene con Sánchez? ¿Hablaron de la moción de censura en Murcia?

R. No, la verdad es que no, hace tiempo que no he hablado con él por teléfono y durante todo el tema de Murcia no hablé con él.

P. ¿Entiende el temor con las vacunas de una parte de la población? Como mujer joven, ¿se vacunaría con Janssen o AstraZeneca?

R. Creo que hay que hacer un esfuerzo de sensibilización para quitar el miedo a vacunarse. Todas las vacunas están autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento, muchos medicamentos que nos tomamos tienen efectos secundarios… Creo que los riesgos asociados a la covid son infinitamente mayores. Yo, en cuanto me toque, me quiero vacunar, sin ninguna duda.

P. Dos investigadores británicos acuñaron el concepto de “acantilado de cristal” para describir que las mujeres tienen muchas más probabilidades de acceder a puestos de poder cuando las circunstancias son adversas. Se cumple en su caso, asumiendo la gestión de un partido tras un malísimo resultado electoral. ¿Cree que las mujeres en política todavía lo tienen más difícil?

R. Las mujeres en general lo tenemos más difícil, y las mujeres en puestos de responsabilidad en general también. Tenemos que demostrar más cosas, se nos cuestiona más. Pero no solo en política, en el sector privado también lo he visto. Creo que España es un país muy avanzado, de los mejores países para ser mujer, pero eso no quita para que todavía queden muchos pasos por recorrer.

P. Ante la magnitud del desafío que tiene por delante, ¿alguna vez ha pensado en renunciar?

R. Yo ya era consciente de la dificultad antes. El 10 de noviembre [cuando dimite Albert Rivera], la situación era muy complicada. En ese momento no había nadie que quisiera dar el paso, y yo era consciente de lo difícil que era asumir este reto. Como lo fui al significarme políticamente en Cataluña. Estoy muy fuerte porque estoy muy convencida de lo necesario que es este proyecto. Ante la importancia que tiene para nuestro país, para nuestros hijos... Y veo mucha gente a mi lado ilusionada y fuerte. Hay que seguir. El escenario que se nos abre entre dos bandos sin Ciudadanos es catastrófico.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS