En libertad el etarra expulsado de la banda y uno de los negociadores de Argel, Iñaki Arakama Mendia

Makario, al que las fuerzas de seguridad le atribuyen 18 asesinatos, envió en 2004 una carta a la dirección de la banda en la que pedía el fin de la violencia

Los miembros históricos de ETA Eugenio Etxebeste, "Antxon", e Ignacio Arakama, "Makario", a la derecha de la imagen, en el banquillo durante el juicio por el caso Sokoa en la Audiencia Nacional.
Los miembros históricos de ETA Eugenio Etxebeste, "Antxon", e Ignacio Arakama, "Makario", a la derecha de la imagen, en el banquillo durante el juicio por el caso Sokoa en la Audiencia Nacional.RICARDO GUTIERREZ

El ex-preso Iñaki Arakama Mendia, Makario, expulsado de ETA en 2005, y al que la policía atribuye una larga carrera de hasta 18 asesinatos, además de la dirección del secuestro del empresario Diego Prado y Colón de Carvajal, ha abandonado este domingo la cárcel alavesa de Zaballa, tras 24 años de cárcel. Instituciones penitenciarias, que lo trasladó a Vitoria en febrero de 2021, ha confirmado que ha quedado libre esta mañana tras agotar su condena.

Makario, de 69 años, fue uno de los participantes en las conversaciones de Argel entre la banda y el Gobierno español. Un proceso que avalaba el entonces cabecilla de ETA Domingo Iturbe Abásolo, Txomin, que falleció en 1987 al caerse de un tejado. Al romperse las negociaciones Arakama Mendia, junto a González Peñalba y Eugenio Etxebeste, sus compañeros de interlocución con el Gobierno español, fue deportado a Santo Domingo. La República Dominicana lo entregó a la policía española en agosto1997.

Ahí comenzó su periplo judicial. La Audiencia Nacional le condenó a 30 años de prisión en 1998 como autor del asesinato, en 1979, del inspector de Policía Antonio Recio Claver. También fue sentenciado a 28 años de cárcel en calidad de cooperador necesario en el asesinato de Jesús Ignacio Velasco Zuazola, comandante de Caballería y jefe de Miñones de la Diputación de Álava y marido de Ana Vidal, una de las fundadoras de la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Ese mismo año fue sentenciado a 26 años como responsable del atentado que acabó con la vida de Ricardo Tejero Magro, director general del Banco Central. Además, fue condenado a 25 años en 1999 por su participación en el secuestro del financiero Diego Prado y Colón de Carvajal, que se produjo en 1983.

En 1999, la condena a 30 años fue por el asesinato en 1980 de Eugenio Lázaro Valle, jefe de la Policía Municipal de Vitoria. Además, en 2003 fue condenado a una pena de 60 años, 20 por cada uno de los asesinatos de los motoristas de la Guardia Civil —Ángel Prado Mella, José Luis Vázquez Platas y Avelino Palma Brioa— que protegían la Vuelta Ciclista a España a su paso por Salvatierra, Álava. Makario fue miembro de los comandos Araba y Madrid.

Makario firmó en noviembre de 2004, junto a los históricos miembros de ETA Francisco Múgica Garmendia, alias Pakito; Iñaki Bilbao Beaskoetexea, Iñaki de Lemona; Carlos Almorza Arrieta, Pedrito de Andoain; Kepa Solana Arrondo y Koldo Aparicio Benito, una carta dirigida a la dirección de ETA en la que abogaba por el abandono de las armas. En julio de 2005 la dirección de ETA le expulsó de la banda, junto a los otros seis firmantes de la carta crítica con la estrategia terrorista.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción