La Fiscalía acusa a Vox de “estigmatizar” a los niños y adolescentes migrantes para “deshumanizarlos”

El ministerio público vuelve a pedir al juez la retirada de los carteles del partido de extrema derecha

Santiago Abascal sujeta un cartel de Vox durante un mitin en Hortaleza el 20 de abril.
Santiago Abascal sujeta un cartel de Vox durante un mitin en Hortaleza el 20 de abril.Víctor Sainz

La Fiscalía ha vuelto a solicitar la retirada del cartel electoral colocado por Vox contra los menores de edad migrantes con motivo de los comicios que se celebrarán el próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. El ministerio público, que ha presentado un recurso de apelación contra la decisión judicial que rechazó esta iniciativa, insiste en que la propaganda del partido de extrema derecha implica “una estigmatización negativa, intolerante y prejuiciosa” contra todo un colectivo, además de generar “la hostilidad y el rechazo social hacia estos menores, su cosificación y deshumanización”.

La Fiscalía atribuye a la formación ultra un delito de odio y mantiene que el cartel “traspasa” los límites de la libertad de expresión. Según la acusación pública, la fuerza política liderada por Santiago Abascal presenta la imagen de una “abuela” a la que se imputa como coste económico en concepto de pensión la cantidad de 426 euros; y, en contraposición, se representa a un joven “racializado de piel oscura, con la cabeza tapada con la capucha de la prenda que viste y con la cara igualmente tapada por un amplio pañuelo”, a quien atribuye un falso “coste de mantenimiento” de 4.700 euros al mes. Además, Vox usa la expresión “mena” para referirse a este chico, acrónimo de “menor no acompañado” que la extrema derecha usa de forma despectiva.

En opinión del ministerio público, esta representación de los adolescentes y los niños migrantes constituye “un ataque a la dignidad de todo el colectivo, lo que se ha hecho de manera pública al colocar el cartel en una de las estaciones [de Cercanías] de mayor afluencia”. Es más, apostilla la Fiscalía, tiene como objetivo “ahondar en la idea del coste social que supone un mena, cuestionándose así su carácter ético y legal”. Y “trasladando una imagen totalmente prejuiciosa de un menor extranjero y delincuente, dado que la imagen de una persona joven de piel oscura embozado y encapuchado es un concepto social común y estereotipado”.

“Resulta evidente que lo buscado es la obtención de la predisposición social negativa hacia este colectivo, su deshumanización, basada en la idea prejuiciosa del carácter delincuencial de estos menores que a su vez impide la convivencia normalizada en las zonas en las que se encuentran”, ahonda la Fiscalía.

Este recurso se ha presentado ante el Juzgado de Instrucción número 53 de Madrid, que ha asumido la investigación. El número 48, que se encontraba en funciones de guardia cuando la Fiscalía pidió por primera vez la retirada del cartel como medida cautelar, rechazó quitarlo al considerar que se requería “algo más para hablar de un hecho que merezca reproche penal” al no entrañar la imagen una “incitación dolosa y pública a terceros que genere un riesgo”. Con este cartel y otros ataques contra el resto de partidos, como el constante uso del insulto ‘rata’ para referirse a Pablo Iglesias, Vox ha copiado las técnicas de propaganda usadas por los nazis.

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS