CIS

Iglesias y Monasterio son los responsables de la crispación de la campaña madrileña, según el CIS

El sondeo, realizado la semana antes del 4-M, sostiene que el 14,9% de los ciudadanos decidió su voto en los últimos días

Los candidatos a las pasadas elecciones de la Comunidad de Madrid Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, y Rocío Monasterio, de VOX, antes del debate en la sede de la Cadena SER en Madrid.
Los candidatos a las pasadas elecciones de la Comunidad de Madrid Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, y Rocío Monasterio, de VOX, antes del debate en la sede de la Cadena SER en Madrid.andrea comas

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este jueves las encuestas de la última semana de la campaña de las elecciones en la Comunidad de Madrid, cuando no se podían hacer públicas. El CIS, que pronosticó el 22 de abril una ligera ventaja al bloque de la izquierda con el candidato socialista Ángel Gabilondo a la cabeza, sostiene que los aspirantes de Unidas Podemos y de Vox, Pablo Iglesias y Rocío Monasterio, fueron los responsables de la crispación política de la campaña: un 39,8% y un 31,9% de los electores respectivamente así lo creen. El sondeo realizado la semana antes del 4-M sostiene que el 14,9% de los ciudadanos decidió su voto en los últimos días y que Gabilondo (PSOE) y García (Más Madrid) eran los mejor valorados, por encima de Ayuso. El 45% de los encuestados puntuó a la candidata del PP por debajo del cinco, frente al 30,9% de Gabilondo y el 35,8% de García.

La encuesta, que no podía hacer pública por tratarse de la última semana de campaña, señalaba una importante subida en la intención directa de voto a Más Madrid, pero no auguraba el fuerte aumento del PP ni la histórica caída del PSOE. El voto directo consignado en el muestreo, con opiniones recabadas entre el 27 de abril y el 3 de mayo, daba a los populares el 27,3% de los votos, solo tres décimas más respecto a su anterior estudio, que además calculaba un voto estimado del 36,7% y entre 54 y 56 escaños. Sin embargo, el PP obtuvo una victoria aplastante de 65 diputados en la Asamblea de Madrid. En cuanto al PSOE, sí apreciaba un menor respaldo, pero solo de cuatro décimas, al bajar a un 13,7% de los sufragios. Con el 14,1% de la encuesta flash difundida el 22 de abril, el CIS auguraba que se llevaría en realidad el 23,4% y de 34 a 36 escaños, pero en realidad los socialistas se quedaron en 24, los mismos de Más Madrid, que además le superó en votos obtenidos.

El sondeo refleja que los socialistas perdieron ocho puntos en intención de voto en los últimos cuatro días de campaña: pasaron del 19,5% al 11,6% entre el 27 de abril y el 3 de mayo. Asimismo, la encuesta sostiene que Ciudadanos obtenía en ese momento representación parlamentaria con un 6,3% de los votos, y contemplaba el día antes el adelanto de Más Madrid al PSOE, como finalmente ha sucedido.

En esta formación sí detectaba la encuesta inmediatamente anterior a las elecciones una fuerte tendencia de subida: si en la del 22 de abril Más Madrid tenía un voto directo del 10,2 %, este porcentaje ascendía 2,6 puntos justo antes de los comicios hasta alcanzar el 12,8% de los sufragios. De hecho, el muestreo flash del CIS acertaba en su pronóstico de escaños para Más Madrid, al apuntar que podría alcanzar hasta 24 escaños. Para Unidas Podemos, los datos difundidos este jueves revelan un voto directo en vísperas de las elecciones del 7,8%, cuando en los comicios fue del 7,2% y 10 escaños, uno menos que la parte baja de la horquilla vaticinada por el CIS. En este caso también apreció la segunda encuesta del centro demoscópico público un refuerzo en el respaldo a la candidatura de Pablo Iglesias, que se incrementó del 6,6% a un 7,8%, seis décimas por encima del resultado real. En cuanto a Vox, el CIS había registrado en abril un voto directo del 5,3% y entre 11 y 13 escaños; la última encuesta bajaba este porcentaje a 4,6%, pero las elecciones lo subieron a un 9,1% y 13 escaños, el límite alto de la horquilla. Y para Ciudadanos, que se ha quedado fuera de la Asamblea al no alcanzar el mínimo del 5% de los votos, pasaba de un voto directo del 1,2% al 2,4%; al final logró un 3,5%.

La evaluación de los candidatos que se presentaron a los comicios tampoco daba pistas de grandes cambios. El socialista Ángel Gabilondo, con 5,5 puntos de media, continuaba a la cabeza como el más valorado pese a perder una décima respecto a la anterior encuesta, al igual que la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, cuya nota se quedaba en un 5 raspado. La aspirante de Más Madrid, Mónica García, subía una décima su nota hasta el 5,5, acercándose a la puntuación de Gabilondo. El estudio dado hoy a conocer revela que quedaban muchos indecisos justo antes de los comicios. El 60,7% sabía su voto antes de la campaña, el 22,2% afirmaba que lo decidiría durante la campaña, el 8,8%, en la semana previa a la jornada electoral y el 6,1%, el día de las elecciones.

La profunda tensión de la campaña madrileña se refleja en el sondeo. El 72,4% de las personas consultadas apreciaba “mucha crispación”, un 21,6% decía que había “bastante” y solo un 3% consideraba que había “poca” o “ninguna”. Entre quienes dijeron que había mucha o bastante crispación, un 41,4% señaló a Vox y un 36,5%, a Unidas Podemos. Un 8,6% responsabilizó a “todos por igual”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50