“Montaña rusa” en el tiempo del fin de semana: comienza veraniego y acabará casi invernal

Las temperaturas pasarán de superar el sábado hasta en 10 grados los registros normales a quedarse el lunes 10 grados por debajo, a causa de la cercanía de una borrasca que dejará chubascos generalizados

Mapa de anomalías de las máximas del sábado y del lunes, en los que se aprecia el tobogán térmico.
Mapa de anomalías de las máximas del sábado y del lunes, en los que se aprecia el tobogán térmico.CÉSAR RODRÍGUEZ BALLESTEROS / AEMET

Menú para todos los gustos en el tiempo de este fin de semana, ya que el viernes y el sábado disfrutarán los amantes del calor y, a partir del domingo, los del fresco. “Las temperaturas serán al principio muy altas para la época y más propias de comienzos de verano, con 30º en los valles de los grandes ríos y 34º en Andalucía oriental, pero el domingo caerán y el lunes y el martes serán más bajas de lo habitual, típicas incluso de finales del invierno o del comienzo de la primavera”, explica Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que precisa que el cambio brusco, que llegará acompañado de chubascos generalizados, se debe a la cercanía de una borrasca. Serán días de tobogán térmico o, más bien, de “montaña rusa”, en palabras del meteorólogo, porque a mediados de semana volverán a subir las temperaturas. “Es normal que los termómetros vayan al parque de atracciones en primavera”, ilustra Del Campo.

La escalada en los termómetros ya se ha hecho notar en los últimos días. El jueves se registraron 32º en el interior de la Comunidad Valenciana y más de 30º en el valle del Guadalquivir, un ambiente cálido que irá a más el sábado. Este viernes y el sábado predominarán los cielos poco nubosos, con precipitaciones acotadas al extremo norte de la Península y alguna tormenta aislada en zonas de montaña. A última hora puede llover con algo más de intensidad en el oeste de Galicia.

Las temperaturas subirán notablemente en el alto Ebro y el Cantábrico oriental, un ascenso que puede ser extraordinario ―de más de 10 grados―, en el litoral y prelitoral vasco, con 31º o 32º en San Sebastián y Bilbao. “Vientos del sur y del sureste, sumados a las altas temperaturas, harán que se dispare el riesgo de incendios en la cornisa cantábrica, especialmente en el Cantábrico oriental, donde puede ser muy alto o extremo”, advierte el portavoz de Aemet. También señala que se superarán los 30º o 32º en los valles del Ebro, del Tajo, del Guadiana y del Guadalquivir y en algunas zonas de la parte oriental de Andalucía, donde podrían rondar los 34º. En suma, unos termómetros “más propios de comienzos de verano”, con valores entre 5 y 10 grados por encima de los habituales en la mayor parte de España e incluso de más de 10 por encima de lo normal en el Cantábrico oriental, en especial en el litoral del País Vasco.

Con el domingo llegará un cambio radical de escenario: el paso de un frente asociado a una borrasca profunda situada en el entorno de las islas británicas traerá precipitaciones, que pueden ser tormentosas y localmente intensas, de oeste a este casi de forma general en toda la Península, aunque menos probables en el sureste y prácticamente nulas en Baleares. Las lluvias más intensas se esperan en Galicia, oeste de Castilla y León, norte de Extremadura, en torno al sistema Ibérico y Pirineos, donde pueden ser fuertes y persistentes. No se descartan nevadas en las montañas de centro y de la mitad norte a partir de los 1.500 metros.

Las temperaturas bajarán de forma general y muy acusada: las máximas estarán hasta 10 grados por debajo de las del día anterior en el valle del Ebro y oeste de ambas mesetas, mientras en el litoral del sureste y Baleares subirán un poco hasta superar los 30º en puntos de Alicante, Almería, Murcia y Mallorca, pero en el oeste de Castilla y León a duras penas alcanzarán los 15º y tendrán un ambiente propio de comienzos de marzo. El viento del sur y del suroeste soplará con rachas fuertes en buena parte de España hasta superar los 70 u 80 kilómetros por hora en alta montaña.

El lunes continuará el tiempo revuelto, con posibilidad de chubascos tormentosos en buena parte de la Península y Baleares, donde las precipitaciones irán acompañadas de barro por la presencia de polvo en suspensión. Lloverá con mayor intensidad en Galicia, comunidades cantábricas, Pirineos y sistemas Central e Ibérico, mientras que será poco probable que vean agua en el sureste.

La cota de nieve se situará en 1.500 metros en el centro y norte, aunque en puntos de la cordillera Cantábrica y del sistema Central puede bajar a 1.200. Las temperaturas seguirán cayendo en todo el país, sobre todo en el interior del cuadrante sureste peninsular y en Mallorca. Estarán entre 5º y 10º por debajo de lo normal en el oeste y centro, excepto a orillas del Mediterráneo, donde los valores serán los habituales o incluso algo más altos en la Comunidad Valenciana. Los vientos seguirán soplando con rachas fuertes en buena parte de la Península y muy fuertes en cotas altas de los Pirineos.

A partir del martes, el tiempo tenderá a estabilizarse y los cielos estarán poco nubosos, con precipitaciones solo en el extremo norte. Esta estabilidad se mantendrá el miércoles y los días siguientes, con un tiempo anticiclónico que dará lugar a cielos poco nubosos en la mayor parte de España, aunque el paso de sistemas frontales afectará al tercio norte con unas precipitaciones que pueden extenderse algo al sur a finales de la semana. Las temperaturas bajarán más por el norte y el ambiente allí seguirá siendo fresco, mientras que subirán por el sur. El miércoles, la subida ya será general y acusada en muchas zonas y, de nuevo, se registrarán valores más acordes a la fecha, aunque se atisba una nueva bajada a partir de ahí.




Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS