Doce años y medio de cárcel por apuñalar mortalmente a un compañero de trabajo en un pueblo de Castellón

El condenado cumplió la mayoría de edad el mismo día del homicidio, en el pueblo de Altura

La sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.
La sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Carles Francesc

La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a 12 años y medio de prisión a un joven por matar, el 20 de noviembre de 2018, a un compañero de trabajo con el que había mantenido una fuerte discusión en una empresa del municipio de Altura (3.600 habitantes). El condenado cumplió 18 años el mismo día en que cometió el crimen, por lo que fue juzgado como mayor de edad por un jurado, que lo declaró culpable por unanimidad.

Según la sentencia, el agresor y la víctima, que tenía 28 años, habían mantenido numerosas discusiones por motivos laborales. El último enfrentamiento fue el que desencadenó el crimen. Ese día, el agresor fue amonestado y expulsado del centro de trabajo después de haberse negado a cumplir una orden de la víctima, su superior jerárquico en la empresa.

Acabada la jornada laboral, tras el enfrentamiento, el trabajador sancionado se dirigió al domicilio de su compañero y esperó a que este llegara. Tras una breve conversación en el portal, ambos se trasladaron a un parque, donde volvieron a discutir e incluso a golpearse mutuamente. Fue entonces cuando el procesado, colocándose delante de la víctima “con la intención de causar la muerte”, sacó un cuchillo de 26 centímetros de largo y 14 de hoja que llevaba escondido, y le asestó dos puñaladas en el costado izquierdo a la víctima. “Lo hizo con tal fuerza que una de ellas le rompió la séptima costilla y penetró en órganos vitales, como pulmón y corazón”, indica el escrito. Le seccionó la arteria coronaria izquierda, causándole una hemorragia masiva que provocó el fallecimiento.

Tras el apuñalamiento el acusado abandonó el lugar corriendo, sin auxiliar a la víctima. Se marchó a su casa, también en localidad de Altura, donde escondió el cuchillo utilizado.

La sentencia hecha pública este jueves por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha sido dictada después de que un jurado popular le declarara culpable por unanimidad. Le condena además a indemnizar con 310.000 euros a la esposa, el hijo, el padre y los cuatro hermanos del fallecido, que tenía 28 años en el momento de los hechos, por los daños morales que les generó su muerte. Contra el fallo cabe recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del tribunal superior de justicia.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS