CRISIS MIGRATORIA

Al menos 40 personas entran en Melilla tras forzar parte del vallado fronterizo

Desde el martes, 115 migrantes han logrado entrar en ocho intentos, cinco de ellos solo en la noche del jueves al viernes

Un grupo de jóvenes marroquíes saltan la valla marroquí que separa Marruecos de la valla española en Melilla, este viernes.
Un grupo de jóvenes marroquíes saltan la valla marroquí que separa Marruecos de la valla española en Melilla, este viernes.Antonio Ruiz

Al menos 40 personas han logrado acceder a Melilla la tarde del viernes tras forzar el enrejado que soporta la valla fronteriza con Marruecos por el cauce del río de Oro, según ha confirmado la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma. La entrada se ha producido en torno a las seis de la tarde, cuando un grupo de entre 250 y 300 han conseguido romper los candados que mantenían cerradas los portones que permiten el paso del agua. Es el octavo episodio que se produce desde que se desatase la crisis fronteriza en Ceuta, donde consiguieron acceder a la ciudad entre 8.000 y 9.000 personas, la mayoría marroquíes y a nado, a través de los espigones fronterizos y la valla. A última hora de la tarde, la policía de Marruecos ha dispersado a grupos de concentrados usando material antidisturbios, según ha publicado Cadena SER y ha confirmado este diario.

Desde el pasado lunes y aunque en mucha menor medida que Ceuta, Melilla también sufre una presión extraordinaria en su perímetro fronterizo, donde permanece desplegado el Ejército desde la noche del miércoles en apoyo de la Guardia Civil. La actividad al otro lado de la valla es inusual, también porque una mayoría de quienes han intentado atravesar el vallado son marroquíes, según la Delegación del Gobierno. Solo la noche del jueves al viernes se produjeron cinco intentos en distintos puntos. Dos consiguieron ser abortados y 30 personas de al menos un grupo de 100 consiguieron entrar en las primeras ocasiones.

“No vamos a permitir ataques, vamos a responder con toda la contundencia que nos otorga nuestro Estado de Derecho y vamos a seguir defendiendo la integridad de nuestras fronteras”, ha declarado la Delegada del Gobierno, Sabrina Moh, esta misma mañana, tras valorar los sucesos de la madrugada. El pasado martes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, viajaron a Melilla, tras encontrarse primero en Ceuta, para lanzar un mensaje de tranquilidad y asegurar que se haría frente a “todos los desafíos con los medios necesarios”.

La misma madrugada del martes, hasta 85 personas lograron entrar en Melilla a través del dique que marca el límite entre la playa sur de la ciudad y el puerto marroquí de Beni Enzar. Se trata, quizás, del punto más débil del vallado, como ocurre en Ceuta tanto en los espigones de Benzú como de El Tarajal, pero es también uno de los accesos más difíciles, especialmente en grupo, ya que exige atravesar todo el puerto, vigilado por las fuerzas de seguridad marroquíes. En ese primer intento participaron hasta 300 personas que se lanzaron a la carrera de forma violenta, pues arrojaron piedras a los efectivos de la Guardia Civil desplegados. Al día siguiente, otras 40 personas intentaron acceder por el mismo punto, mientras que la madrugada del jueves, un nuevo intento fue abortado cuando las fuerzas de seguridad lograron detectar a un grupo de unas 100 personas aproximándose al vallado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50