Belarra presenta su candidatura para hacer “crecer” a Podemos y convertir a Díaz en la “próxima presidenta”

La ministra de Derechos Sociales llama a “tejer alianzas” para “seguir sumando”

Ione Belarra (derecha) e Irene Montero, este sábado durante el acto en Valencia.
Ione Belarra (derecha) e Irene Montero, este sábado durante el acto en Valencia.Kai Försterling (EFE)

Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, ha iniciado este sábado en Valencia su carrera para liderar Podemos tras la salida de la política de Pablo Iglesias por el fiasco en las elecciones madrileñas del 4 de mayo. Belarra, de 33 años, se ha marcado como objetivo hacer “crecer” a la formación para convertirla en la “primera fuerza progresista en España”, y que la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, sea la “próxima presidenta” del Gobierno. “No nos conformamos“, ha señalado Belarra. En su discurso, que ha recordado por momentos a los del fundador de Podemos en la campaña por Madrid, Belarra se ha referido a la influencia de los ministros de Podemos en el Gobierno de coalición y ha agradecido a Iglesias, que no estaba presente, “todo lo que ha dado” al proyecto político. “Sin ti Podemos no se entendería”, ha señalado.

En un mitin celebrado en el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, un guiño al pacto que construyó el Ejecutivo de coalición progresista en la Generalitat en 2015 y puso fin a dos décadas de hegemonía del PP, Belarra ha defendido un proyecto plurinacional, “que hable y escuche todas las lenguas”.

Más información

“No es casualidad que hayamos decidido presentar la candidatura fuera de Madrid y que lo hagamos en el País Valencià”, ha afirmado por su parte la ministra de Igualdad, Irene Montero, una de las piezas fundamentales de la ejecutiva que prepara Belarra. “El mensaje es muy claro. España es un país plurinacional. Queremos tener a una navarra al frente, queremos poner en valor los gobiernos, la sabiduría, los aprendizajes, las lenguas, las culturas que conviven en nuestro país, que nos hacen ser quienes somos”, ha añadido Montero, la número dos de Podemos.

“Os necesito a todos para construir el Podemos más fuerte, feminista, verde, enraizado en nuestro territorio”, ha esbozado Belarra a pleno sol antes de nombrar a los coordinadores autonómicos que la acompañan en la candidatura, la mayoría de ellos presentes este sábado: Martina Velarde (Andalucía), Conchi Abellán (Podem Catalunya), Pablo Fernández (Castilla y León), Antón Gómez-Reino (Galicia), Pilar Lima (Comunidad Valenciana), Jesús Santos (Madrid) o Irene de Miguel (Extremadura).

La Asamblea Ciudadana, el proceso que elegirá al próximo Consejo Ciudadano, culminará el 13 de junio con la publicación del resultado de las votaciones, que se realizarán entre el 6 y el 12 de ese mes. Podemos celebrará el cierre de Vistalegre IV de forma presencial el fin de semana del 12 y 13 de junio. Hasta la fecha, la candidatura de Belarra ha obtenido más de 4.300 avales, la cifra más alta conseguida nunca en una asamblea. Para concurrir son necesarios al menos 500.

En un acto en el que han intervenido brevemente una veintena de integrantes de la lista —y más mujeres que hombres—, Belarra ha mostrado su intención de construir un liderazgo feminista que se ejerza de manera “colectiva” (“cuidándonos, hablando, llegando a acuerdos”). Y ha apuntado, más allá de Montero —a quien ha nombrado en primer lugar— alguno de los nombres “clave” en el futuro: la secretaria de Estado Noelia Vera, la portavoz en la Asamblea de Madrid, Isabel Serra; Sofía Castañón, portavoz adjunta en el Congreso; María Teresa Pérez, directora general del Injuve; Alejandra Jacinto, diputada regional y activista por la vivienda digna; la asesora Lilith Verstrynge, la eurodiputada Idoia Villanueva o la secretaria de Derechos LGTBI del partido, Ángela Rodríguez Pam.

La ministra de Derechos Sociales ha llamado también a “fortalecer las alianzas” con las formaciones “hermanas” y ha defendido una vía en la que Podemos se ”abra a tejer“ otras nuevas para “seguir sumando”, algo que reclaman también voces críticas dentro del partido, pero desde una posición de igual a igual. Pese a tener presencia en el Gobierno central, el apoyo electoral de Podemos dista mucho del de los primeros tiempos (logró 35 diputados en 2019 frente a los 69 de 2015), por lo que Belarra también ha señalado que el partido debe “crecer en votos”. Precisamente crecer es la palabra elegida para bautizar la candidatura de Belarra. Para lograrlo, la titular de Derechos Sociales ha afirmado que “exigirá hasta la última letra” del acuerdo de gobierno con el PSOE y ha colocado como objetivo “más importante” que Yolanda Díaz “llegue a la Moncloa”. “Es un orgullo trabajar contigo para que nos lleves lo más lejos posible”, ha interpelado a una vicepresidenta ausente en Valencia, ya que Díaz no es militante de Podemos.

En el discurso de cierre, Irene Montero se ha referido al partido como “motor de las principales transformaciones democráticas y plurinacionales” en el país. También ha recordado a Iglesias, de quien dijo que había dejado el Gobierno de coalición “protegido, cuidado, unido, para ser capaces, tras su relevo, de crecer y conseguir ganarlo todo”. Pese a que las referencias al legado del exvicepresidente sobrevolaron varias de las intervenciones, Iglesias, apartado de la política y consciente —como él mismo manifestó—de que su figura ya no suma, causó baja en Valencia.

No fue la única. Aunque la lista presentada por Belarra para el Consejo Ciudadano Estatal es continuista con la etapa anterior, de los 20 cargos que actualmente componen el Consejo de Coordinación, órgano de dirección del partido, hay tres nombres que no están incluidos en su candidatura, que cuenta con 97 integrantes, además de la ministra. Alberto Rodríguez, secretario de Organización y número tres del partido, a un paso de sentarse en el banquillo del Tribunal Supremo, ya había trasladado una semana antes que no optaría a la reelección. Su anuncio coincidía en el tiempo con la decisión de la Fiscalía de solicitar seis meses de cárcel para él por un delito de atentado contra la autoridad y un delito leve de lesiones por pegar una patada a un policía en una manifestación en 2014. En el equipo de Belarra tampoco está Manu Levin, uno de los estrategas fundamentales del partido, que ejercía en la última Ejecutiva como secretario de Discurso y Análisis Político, muy vinculado a Iglesias y responsable de su campaña en Madrid. La última ausencia es la de Ana Marcello, secretaria de Círculos, encargada de la relación con las bases, una posición clave en un momento en el que se apuesta también por un crecimiento de la militancia.

Sobre la firma

Paula Chouza

Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción