Bruselas somete a revisión las relaciones con Marruecos tras el incidente de Ceuta

La Comisión Europea considera que el Gobierno marroquí parece haber puesto en duda su deseo de mantener una relación privilegiada con la UE

El Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, este viernes en su oficina en Bruselas.
El Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, este viernes en su oficina en Bruselas.OLIVIER HOSLET (EFE)

La Unión Europea va a someter a revisión su relación con Rabat tras la repentina crisis migratoria en Ceuta, presuntamente provocada de manera deliberada por las autoridades marroquíes. Bruselas considera que el Gobierno de Marruecos parece haber puesto en duda su deseo de mantener una relación privilegiada con la UE, tal y como la que se venía desarrollando desde hace años.

Bruselas advierte a Marruecos de que bajar la guardia en el Estrecho pone en cuestión las ayudas europeas

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, se entrevistó el jueves con el ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, y mantuvieron “una discusión honesta”, según indicó este viernes una portavoz de la Comisión. La misma fuente señaló que “ahora la idea es debatir el partenariado con Marruecos”, aunque precisó que Borrell no abordó con el ministro una posible congelación de los fondos europeos.

“Hace falta que Rabat valore una relación tan rica y necesaria para la modernización y el desarrollo de Marruecos”, apunta una fuente diplomática en la capital comunitaria. “Veremos si el incidente de Ceuta tiene un impacto negativo en un camino que iba muy bien”, añade esa fuente.

La Comisión Europea, de momento, ha llamado al orden a Marruecos y ha advertido que “las fronteras españolas son las fronteras europeas”. Fuentes comunitarias han indicado, además, que ya se ha advertido a Rabat de que la repetición de incidentes como el de Ceuta puede poner en peligro la multimillonaria asistencia financiera que la UE ofrece al país.

“España no está sola, España forma parte de una Unión y esta Unión se moviliza para ayudar a España igual que hizo con Grecia hace unos meses”, ha señalado Borrell este viernes en una entrevista en RTVE. Borrell ha recordado que Marruecos recibe cuantiosos fondos europeos para financiar, entre otras cosas, el control de fronteras y que esa ayuda llega, en parte, gracias a la mediación española.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes comunitarias precisan que “no se trata de hacer ninguna acción punitiva contra Marruecos”. Pero recuerdan que la relación bilateral de la UE con Marruecos, como con cualquier otro socio o vecino, está supeditada a una cooperación leal por ambas partes. “El coste político de lo ocurrido para Marruecos es evidente”, apunta una fuente diplomática.

Aun así, España prefiere evitar la tensión entre Bruselas y Rabat. Fuentes españolas abogan por “no entrar en una espiral de acción y reacción”. España considera que la reacción de las instituciones europeas, con un apoyo cerrado frente a Marruecos, ha sido muy positiva, “pero el mensaje ya ha quedado claro y no pensamos que haga falta nada más”.

Bruselas, en cambio, parece decidida a explotar la crisis para impulsar sus planes a favor de una política migratoria común y de un control de fronteras compartido entre las autoridades nacionales y los efectivos de Frontex, la agencia europea de fronteras. El vicepresidente de la Comisión, Margaritis Schinas, insiste en que el incidente de Ceuta muestra la urgencia de aprobar el pacto migratorio planteado por la Comisión y rechazado por España y los países del mediterráneo por considerarlo insuficiente. Frontex, por su parte, se ofreció desde el primer momento a acudir en ayuda de las fuerzas españolas para reforzar el control de fronteras con Marruecos, una oferta que España ha ignorado hasta ahora.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS