“Optimismo prudente” en el incendio en Tenerife, que alcanza las 3.300 hectáreas

El fuego amplía su perímetro a 27 kilómetros, no amenaza a áreas urbanas y las llamas en el Parque Nacional del Teide han quedado extinguidas con daños “mínimos”, según el portavoz del Gobierno

Imagen tomada este viernes por un satélite de la NASA en la que se observa la extensa columna de humo del incendio de Arico (Tenerife) visible desde el espacio, que pasa por encima de las islas de La Gomera y El Hierro y se adentra en el océano Atlántico.
Imagen tomada este viernes por un satélite de la NASA en la que se observa la extensa columna de humo del incendio de Arico (Tenerife) visible desde el espacio, que pasa por encima de las islas de La Gomera y El Hierro y se adentra en el océano Atlántico.NASA (NASA/EFE)
Guillermo Vega
Las Palmas de Gran Canaria -
Más información
El incendio en Tenerife alcanza las 2.600 hectáreas y entra en el Parque Nacional del Teide

Los equipos de extinción luchan por controlar el incendio forestal declarado el jueves en el suroeste de Tenerife. La zona afectada, sobre todo matorral y pinocha, ha alcanzado ya las 3.300 hectáreas y alcanza un perímetro de 27 kilómetros, según ha informado este sábado el portavoz del Gobierno, Julio Pérez, quien ha expresado su “optimismo prudente” respecto a la situación.

Los equipos de extinción luchan para que el fuego no traspase los límites municipales de Arico y llegue a zonas como el municipio vecino de Granadilla de Abona, que cuenta con un núcleo urbano de 51.200 habitantes. El fuego sí entró ayer por la tarde en el Parque Nacional del Teide, si bien ya ha quedado extinguido con efectos “mínimos” por escasa vegetación.

Unas 200 personas están participando en las labores de extinción este sábado, además de cinco helicópteros y al menos dos hidroaviones. “Los medios son suficientes, en este momento no parece preciso aumentarlos, pero si hubiera necesidad se activarían más”, ha explicado Pérez. “Hay menos focos de fuego en el interior del perímetro que delimita la zona afectada y por eso hay menos humo, ha añadido, y ha subrayado que se trata de fuego “de suelo, no de copa” de los árboles, lo que alivia la situación.

El fuego se declaró a las 11.45 de este jueves en el barranco de Chajaña, en los pinares del Parque Natural de la Corona Forestal en el municipio de Arico, en el suroeste de Tenerife. Se trata de una zona boscosa de mucha pendiente y barrancos profundos y alejada de centros urbanos, lo que ha evitado que fueran necesarias evacuaciones. El responsable del dispositivo, Pedro Martínez, ha resaltado de hecho este sábado las “enormes dificultades” con las que se han encontrado los combatientes del fuego en algunas zonas escarpadas a las que es imposible llegar a pie.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Julio Pérez ha añadido que se ha producido una mejora de la meteorología y que mañana mejorarán aún las condiciones, ya que sube la humedad y bajan las temperaturas y sube la humedad relativa, “aunque la temperatura y el viento están en niveles que hacen complicada la situación”. “Estamos mejor que ayer, pero el peligro no ha desaparecido”, sentenció Pérez.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha señalado que finalmente no ha sido afectada la línea eléctrica de 66 kilovatios cercana a las llamas, una de las preocupaciones que existían el viernes, aunque se estudia una posible afección a una línea de abastecimiento de agua de la parte alta del núcleo poblacional de Arico.

Sobre la firma

Guillermo Vega

Jefe de sección de Tecnología y corresponsal en Canarias. Escribe sobre el impacto de la tecnología y sobre lo que pasa en las islas. Trabajó en la Cadena Ser, Cinco Días y fue jefe de EL PAÍS Retina. Licenciado en Ciencias de la Información, diplomado en Traducción e Interpretación y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS